Face
Insta
Youtube
Whats
Sábado, 15 Junio 2024
Suscribase aquí

¿Es realmente la Sábana Santa una reliquia de Jesús?

By Mons. Vittorino Girardi S. Mayo 22, 2024

“Monseñor: he podido enterarme que sigue contestando a las preguntas que le dirigen los lectores del Eco, como lo hacía antes de la pandemia. Hace tiempo que deseaba preguntarle acerca de la Santa Sábana de Turín. ¿Podemos hablar de ella como de una reliquia de Jesús? En su momento, escuché a un sacerdote que, en una homilía, así la presentó. Sin embargo, también escuché que la autoridad de la Iglesia no pretendía asegurar que sea así. Monseñor, ¿con qué conviene quedarnos?”.

María de los Ángeles Vargas Ch. - Cartago

 Estimada María de los Ángeles, he aquí una primera constatación: los estudios y las múltiples investigaciones y desde distintos intereses, siguen sin detenerse acerca de la Santa Sábana o Síndone. Podemos afirmar que se sigue, y muy fecunda, una ciencia llamada precisamente “sindonología”… Ya se van publicando algunos tratados de Cristología que integran en su exposición, no sólo una referencia al “Hombre de la Síndone”, refiriéndose a la imagen que aparece misteriosamente en la Santa Sábana, sino, comentando aspectos e inclusive, detalles de la pasión sufrida por Él, que coinciden con cuanto nos narran los Evangelios.

Cómo haya podido producirse, sobre aquella Sábana, la imagen del Crucificado, sigue siendo objeto de sorpresa y, entonces, de investigación. Hay, sin embargo, un sustancial acuerdo, ahora más que en el pasado (aunque no tan lejano), ya que se tiene presente el modo tradicional con que eran sepultados los judíos que habían muerto con una muerte violenta. Ya que la sangre era considerada la “parte” más importante de un cuerpo humano, no se lavaba su cadáver (como en los otros casos), sino, que se sepultaba como había quedado en el momento de la muerte. Y entonces, con posibles heridas que sangraban.

De acuerdo con este tradicional rito, en el caso de Jesús, cuando se le llevó a la sepultura, primero se extendió sobre la larga tabla de piedra, que era la tabla funeraria, una abundante cantidad de aroma y sal; sobre ella se extendía la larga y amplia Sábana que cubriría completamente el cadáver de Jesús. Una vez cubierto, sobre la Sábana (o larga tela), se repetía el esparcimiento de otra notable cantidad de aromas y sal.

Como conclusión de estudios más recientes, se ha demostrado, más allá de toda duda que las “manchas” sobre la Santa Sábana, son de sangre humana. Y que la coloración del líquido que se fue vertiendo sobre la misma sábana, es la coloración típica, propia, de los glóbulos rojos aplastados en la sangre que salió de heridas.

A pesar de que todo parecía favorecer la convicción de que el “Hombre de la Síndone”, correspondía a la reliquia de la Pasión del Señor, una investigación denominada “datación a base de carbono 14”, cuyos resultados fueron publicados en octubre de 1988, afirmaba que la Sábana Santa de Turín, posiblemente era del siglo XIII, de la época medieval y no del primer siglo de la Era cristiana.

Ha sido como consecuencia de esa supuesta datación, que la autoridad eclesiástica de la Arquidiócesis de Turín se declaró abierta a aceptar lo que la ciencia hubiese afirmado.

Sin embargo, pronto, de parte de expertos en sindonología se hizo notar que esa datación no se había realizado sobre un verdadero fragmento de la Síndone, sino sobre un remiendo añadido a lo largo de su historia por un necesario arreglo y defensa del mismo tejido de la Sábana… Aquella datación resultó falsa y todo cayó en el olvido.

Nuevos estudios fotográficos muy complejos y sofisticados, una vez publicados, causaron sorpresa y asombro. Los resultados quedaban a la vista de todos. Bajo el mentón del rostro del “Hombre de la Síndone”, aparecieron unas letras en caracteres griego-latinos, suficientemente claras para leer Jeshua y a su izquierda otras igualmente suficientemente claras para poder leer Nazarenus… Aparecía del todo evidente que la Autoridad romana (Pilato) quiso certificar la identidad del condenado a muerte, como ya lo había hecho escribiendo sobre la cruz el título del condenado…

Ahora dejaba constancia de que la ejecución había sido llevada a cabo…

No cabe negarlo: las numerosas y últimas investigaciones arqueológicas y fotográficas, nos han llevado a un asombroso descubrimiento, la Santa Síndone (Sábana de Turín) es de hace unos dos mil años y nuevos sofisticados análisis ópticos revelan sobre su tejido dos palabras descoloridas, pero bien legibles, Jesús Nazareno.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Dignitas Infinita
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad