Face
Insta
Youtube
Whats
Sábado, 15 Junio 2024
Suscribase aquí

En medio del cáncer surgió un arco iris

By Mayo 15, 2024
Pamela y su familia agradecen a Dios que nunca los soltó de su mano. Pamela y su familia agradecen a Dios que nunca los soltó de su mano.

Luchó contra el cáncer durante 10 años, la enfermedad iba y venía, regresaba cada vez con más fuerza. Tenía el cuerpo con quemaduras y la piel se le arrancaba a causa de las tantas sesiones de radioterapia. Recibió un diagnóstico de infertilidad. Fue desahuciada dos veces.

Hoy Pamela Arguedas tiene 31 años de edad y un hijo, que para ella representa un arco iris tras aquellos largos días de oscuridad. Los últimos exámenes mostraron que ya no hay rastros de células cancerosas en su cuerpo y ella agradece al Señor por esto.

Esta joven contó su testimonio en el Podcast En Libertad, un proyecto creado por jóvenes católicos. Usted puede escuchar los episodios en la plataforma Spotify (/En libertad) o en YouTube (@EnLibertadbyTeAmoDeVerdad).

¿Por qué a mí si yo te ayudé?

El primer episodio de En Libertad se titula “Mi turno de tocar la campana”. Precisamente, es la historia de Pamela, vecina de Atenas. Esta joven sirvió durante mucho tiempo en la Pastoral Juvenil. A partir de sus 20 años de edad, vivió un calvario tras recibir su diagnóstico de cáncer (linfoma de Hodgkin).

Al principio, los médicos le informaron que se trataba de un caso manejable. Recibió tratamiento, pero al poco tiempo el cáncer regresó más violento. Se sometió de nuevo a terapia.

Esta vez comenzó a perder el cabello, las uñas y las pestañas, todo lo que comía lo vomitaba, sentía mucho dolor y gran debilidad. Fue entonces, admite, cuando quiso rendirse. Empezó a pelear con Dios. “¿Yo te ayudé? ¿Por qué a mí? ¿Qué hice?”, preguntaba. “Hubo tres meses que dije: “Salado Dios, Él no quiere que esté con Él, no vuelvo a la Iglesia”.

Era tanto el dolor que le decía al Señor: “O me ayuda  o me lleva, pero no puedo estar así”. No obstante, una noche se sentía muy mal y pensó: “¡Qué tonta! El único que me puede ayudar es Dios”. Pidió perdón. Tiempo después tuvo una mejoría.

Las cosas iban bien hasta que un día tocó su piel y notó unas pelotitas… El tratamiento en realidad no estaba funcionando. Fue sometida a una quimioterapia más fuerte y a un procedimiento con células madre para hacer un trasplante de médula ósea, pero al final tampoco dio resultados.

“Dios no me quiere”, pensaba ante tanta frustración. Aceptó recibir 30 sesiones de radioterapia. No sabían si iba a resistir. “Tenía parchones, se me arrancaba la piel, olía a quemado… vomitaba desde que llegaba a la casa, vomitaba sangre, pasé tres meses y dos días sin comer, me alimentaban por sondas. Deseaba arroz y huevo y no podía comer nada”, relató.

“Usted trata de llevar una actitud positiva pero a usted le dan y le dan… A veces a uno le dicen: “Usted es muy valiente”, pero yo decía: “No es eso, es que no tengo opción”.

Culminó las sesiones de radioterapia, pero tampoco dieron el resultado esperado. “No te podemos curar”, le dijeron los médicos. La enviaron a cuidados paliativos. Como último recurso, estaba la sobreirradiación, algo que podía matarla.

“Si Dios me dejó llegar hasta aquí voy a aceptar”, reflexionó la joven en aquel momento. Con su piel llena de quemaduras recibió el diagnóstico de infertilidad total. Ella y su pareja soñaban con tener hijos, pero ahora aquel sueño no sería posible.

Un arco iris

Para sorpresa de todos, Pamela quedó embarazada. Era un rayo de luz en medio de toda la oscuridad. No obstante, nuevamente, otro golpe. A las 13 semanas sufrió un aborto.

“Después de tanto tiempo de recibir malas noticias, yo pensaba que esta era una señal de Dios y se va… Siempre en esos momentos me sentía culpable, me decía: “Soy yo, es mi cuerpo, es mi culpa”, uno sabe que no es así, pero uno lo piensa. Estaba devastada”, comentó.

Un año después, en 2020, Pamela vuelve a quedar embarazada. Temía que se repitiera la historia. A los 9 meses nació Daniel. “El amor de mi vida, el arco iris en medio de lo que ha pasado”, afirma.

Sin embargo, a pesar de la buena noticia, a los 10 meses la joven madre se contagió de Covid19, fue al hospital, hicieron una radiografía y encontraron un tumor de 13 cm en su pulmón derecho. Debió ser internada y estar lejos de su hijo recién nacido.

De nuevo, los médicos la enviaron a cuidados paliativos. El diagnóstico: “Le quedan 4 meses de vida”. Para Pamela su hijo era el principal motivo para luchar. En cama, en medio del pánico, pidió que llamaran al capellán, el Padre Joaquín, en el Hospital México.

“(El sacerdote) me preguntó si creía en Dios. “Pídale a Dios”, me dijo él, “le voy a dar la unción de los enfermos, pero usted va a salir de aquí, no se va a morir”. “¿Cómo le voy a creer si ya la enfermera me dijo que me iba a morir ?”, me decía en mis adentros".

“En medio de la prueba uno no sabe dónde está Dios, pero yo decidí creerle al padre, si Dios quiere que yo siga aquí es porque necesita que yo haga algo”, agregó Pamela.

Pasaron dos años más. El pasado 8 de noviembre el TAC salió limpio. No había más rastros de cáncer. “Fueron tantas oraciones…. estaba tan desesperada. No sabía que era en el tiempo de Él. Estaba inundada en llanto, pedí perdón a Dios. Fueron momentos tan difíciles, era una noticia tras otra durante 10 años, dos veces desahuciada… Es increíble… Toqué la campana y empecé a llamar a todos”, relató.

Pamela también cuenta que vivió lo que para ella son otros milagros, como cuando tenía insomnio y llevaba tres días sin dormir, rezó la Divina Misericordia. “Le decía: Ayúdame a dormir, solo eso necesito”, respiré y me quedé dormida. “En esos momentos uno empieza a decir, Dios sí me escucha, sí me quiere”, recordó.

Last modified on Lunes, 20 Mayo 2024 08:57
Danny Solano Gómez

Periodista, licenciado en Producción de Medios, especializado en temas de fe católica, trabaja en el Eco Católico desde el año 2009.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Dignitas Infinita
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad