Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 11 Agosto 2022
Suscribase aquí

Aquella mañana del 2 de agosto…

By Redacción Agosto 02, 2022

Leyenda del hallazgo de la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles

 En Cartago por 1635, los mulatos vivían en la Puebla de los Pardos, barrio al oeste de la ciudad, separada ya entonces o poco después por una cruz de Caravaca que les señalaba el límite hasta donde podían llegar. A poca distancia había un breñal a donde iban los pobres a buscar leña. No lejos del árbol habitaba una pobre y sencilla mujer, cuyo nombre no ha llegado hasta nosotros, mulata según parece.

Era la mañana del 2 de agosto, probablemente del año 1635. No citan las crónicas específicamente el año del suceso que en nuestro caso se sucedió antes de 1639.

Como de costumbre, la mulatilla que hemos dicho habitaba en las cercanías del breñal, se dirigió “esta mañana en busca de su leña”. Al pasar vio una piedra, representando a la Santísima Virgen María, con el niño en brazos. Emocionada, la recogió y se la llevó a su casa, guardándola dentro de un cofre viejo.

A medio día o al día siguiente volvió al breñal y al pasar junto a la piedra miró llena de asombro una imagencita igual a la que había encontrado. Llena de júbilo la recogió y tomó el camino de su casa, pensando que ya tenía dos imágenes.

Llegó a su casa e inmediatamente se dirige al cofre a sacar la otra y compararla con la nueva. Abre el cofre y nota con estupefacción que creció de pronto rayando casi en espanto, que no estaba en el cofre.

Cuando por tercera vez al volver al breñal, al otro sol, encontró la imagencita sobre la misma piedra, la tomó y la estrujó entre sus manos y corrió a su casa volando a abrir el cofre, de donde la otra se había escapado. Alármase la sencilla mujer. ¡Se turba su espíritu! ¡No comprende...! Se va donde el señor cura que según la leyenda era don Alonso Sandoval, a entregar la imagen y a exponerle los extraños casos.

El señor cura no le dio ninguna importancia a la relación de la sencilla mujer y guardó la imagen dentro de una cajita con el fin de examinarla después detenidamente.

Al otro día, cuando la mujer de nuestra historia se encontró en la floresta, en busca de su leña, vuelve a topar con la imagen sobre la misma piedra. No se atrevió a tocarla y corrió a dar parte al señor cura que constató que ya no estaba en la cajita donde la habían guardado la víspera.

El buen sacerdote, acompañado de personas honorables se encaminó al breñal y en la presencia de sus acompañantes tomó la imagen y la condujo en procesión directamente a la Iglesia Parroquial, depositándola dentro del sagrario.

Pasa un día. Quiere examinarla el Padre Sandoval detenidamente y minuciosamente y va en busca del sagrario de donde se había escapado... Se encaminó a la histórica piedra y allí estaba sobre ella. Es la quinta vez en que esa forma se manifiesta la Santísima Virgen María y el señor cura y las personas principales de Cartago, enteradas desde luego de tan extraños sucesos, comprendieron que la Señora quería tener allí mismo su casa.

Le formaron un rancho de hojas de plátano e inmediatamente se dieron a la tarea de levantarle una ermita mientras tanto podrán edificarle un templo digno de la celestial Señora. ¡Hasta aquí la leyenda!

 

Al pasar vio una piedra, representando a la Santísima Virgen María, con el niño en brazos. Emocionada, la recogió y se la llevó a su casa, guardándola dentro de un cofre viejo…

Last modified on Viernes, 05 Agosto 2022 08:43

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad