Face
Insta
Youtube
Whats
Lunes, 23 Mayo 2022
Suscribase aquí

Sagradas Escrituras: Eneas el paralítico

By Pbro. Mario Montes M. Abril 20, 2022

Pedro, en una gira por todas las ciudades, visitó también a los santos que vivían en Lida. Allí encontró a un paralítico llamado Eneas, que estaba postrado en cama desde hacía ocho años. Pedro le dijo: “Eneas, Jesucristo te devuelve la salud: levántate, y arregla tú mismo la cama”. Él se levantó en seguida, y al verlo, todos los habitantes de Lida y de la llanura de Sarón se convirtieron al Señor (Hech 9,31-35).

Seguimos presentando a los protagonistas del libro de los Hechos de los Apóstoles y esta vez le corresponde Eneas de Lida. A lo largo de este libro, escrito por San Lucas, vemos a Pedro evangelizando, organizando a la primera comunidad cristiana y sanando a los enfermos. Desde sus primeros pasos, organiza la elección de Matías, el nuevo apóstol (Hech 1,12-26), anuncia por primera vez a Cristo Resucitado en Hech 2,14-36); probablemente organiza el bautismo de los primeros cristianos (Hech 2,37-41), sana a un paralítico (Hech 3,1-11) y de nuevo proclama el kerigma (Hech 3,12-126).

En todo momento se hace acompañar por Juan y le llama fuertemente la atención al matrimonio de Ananías y Safira (Hech 5,1-11). Se hace presente en Samaria (Hech 8,14-17) y regaña a Simón el Mago, después de conferir el don del Espíritu Santo a los samaritanos recién evangelizados (Hech 8,18-25). Ahora lo vemos encaminándose a Lida, para iniciar su misión entre los paganos recorriendo la costa de Palestina: Lida, Jafa y Cesarea Marítima (Hech 9,32-11,18).

Lo cual no deja de tener un profundo significado, porque indica que el anuncio de la salvación, se abre camino fuera de Jerusalén. No solo por parte de Felipe (Hech 8,4-40), sino teniendo como portador al mismísimo jefe y portavoz de los Doce. Por eso, a todos estos acontecimientos de su vida como apóstol, los podríamos llamar “Hechos de San Pedro”. Su presencia todavía la vemos en medio del pueblo judío.

En este relato de curación, se puede comparar, incluso en los pormenores, la curación del paralítico Eneas con el milagro que ocurrió con el paralítico de nacimiento ante la “puerta del templo llamada Hermosa” (Hech 3,1-11). Las dos historias coinciden en sus líneas esenciales. Pero tampoco hay que pasar por alto ciertas importantes diferencias, que se muestran especialmente en las palabras del apóstol Pedro al paralítico.

En la curación del tullido de nacimiento, le dijo Pedro: “En el nombre de Jesucristo de Nazaret, camina”.  Pero esta vez Pedro sana al paralítico diciendo: “Eneas, Jesucristo te devuelve la salud”.  En estas palabras, la persona humana pasa a un segundo término, con respecto a la fuerza curativa del Señor, presente en el apóstol. Y de nuevo se pone el milagro como señal manifestadora, al servicio del testimonio del mensaje de salvación en Cristo. En este acontecimiento, los seres humanos experimentan la proximidad de un poder superior, y se percatan de la verdad de las palabras, que les anuncia el apóstol, en este caso, Pedro.

Como hemos podido ver, Pedro sana con el poder de Cristo Resucitado y como hizo Jesús, que evangelizaba y sanaba, levanta de su cama a este hombre, con solo su palabra y su fuerza. El paralítico se encontraba postrado, símbolo elocuente de los pobres, los enfermos y los marginados, lejos de las instituciones judías, que no socorrían a sus necesidades (ahora es la comunidad cristiana, la que lo hace con ellos). Y muestra la cercanía y compasión de su Maestro Jesús, al sanar a este enfermo.

 

En la pandemia

 

Si aplicamos este bello pasaje a la situación con la pandemia que nos paraliza y afecta, el texto es una llamada a la solidaridad y a la atención de quienes sufren los estragos de esta enfermedad. Pues bien sabemos que, gracias a Dios, las noticias que llegan diariamente de los cinco continentes, hablan de una Iglesia que se moviliza en cada vez más frentes. Muchos católicos, entre tantos otros, se han “puesto las pilas” como decimos los ticos y no dudan en darlo todo. Muchísimas iniciativas de caridad dan testimonio del amor de Dios que actúa de manera oculta, como la levadura que fermenta toda la masa (Mt 13, 33). Pensemos en las muchas personas que siguen suministrando alimentos, servicios esenciales y seguridad pública.

Pensemos en los muchos médicos y enfermeros, sacerdotes y religiosos que, arriesgando sus vidas, permanecen en primera línea y se mantienen cerca de los enfermos. Dándose a sí mismos "hasta el final" (Jn 13,1), ofrecen un brillante testimonio de las enseñanzas y el ejemplo de Jesús, recordando a todos que el cuidado de los que sufren tiene prioridad. En estos momentos es toda la persona la que sufre y necesita ser curada; y los casos son numerosos. Es por ello que la oración, que todos pueden intentar hacer y ofrecer, también es indispensable.

Un primer camino consiste en permanecer inmóviles, casi como aquel paralítico, esperando que la epidemia siga su curso (pensando que tal vez "tarde o temprano esto pasará") e intentando mantenernos a flote en el “pantano” de los problemas diarios. Esta resignación se alimenta de la necesidad de seguridad; esta regla de "lógica sustitutiva” nos lleva a pensar solo en cómo adaptarnos a las incomodidades actuales, quizás solo para seguir haciendo lo mismo que antes, sin contravenir las restricciones de las autoridades.

El otro camino, en cambio, nos lleva a acoger estos tiempos y a cultivar activamente una relación vital con Cristo, y a salir en la búsqueda de aquellos que necesitan nuestra ayuda, como Jesús y Pedro lo hicieron en su momento. Abrazar la "lógica salvadora" del Evangelio es llegar a través de la incertidumbre y captar una identidad y una misión renovadas, como cristianos bautizados y discípulos misioneros. Podemos ayudar a mostrar (¡y a ser!) el bello rostro de una Iglesia al servicio de nuestros hermanos, solidaria con su sufrimiento y abierta a sus necesidades. Una Iglesia consciente de ser "Pueblo de Dios" en camino (Lumen Gentium, 9), que afronta con valentía los desafíos del presente, poniendo su esperanza en Cristo ahora y en miras hacia el futuro.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad