Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 24 Enero 2021
Suscribase aquí

La belleza de la sororidad

By Lic. Lisandra Chaves Diciembre 18, 2020

Por segundo año, Dios me ha permitido contemplar la sororidad existente entre las vírgenes consagradas de México. Este año, pese a la pandemia, han decidido seguir adelante con su encuentro anual utilizando los formatos digitales y aunque siempre faltan esos espacios personalizados para compartir, yo pienso que lograron su objetivo de mantenerse unidas a la distancia.

Llevan 17 años reuniéndose en diferentes Estados de México y acuden al Encuentro más de 100 consagradas, lo cual es mucho, considerando que algunas por su edad, trabajo o condiciones personales no pueden desplazarse. Recordemos que allá hay que tomar avión dependiendo del Estado e implica también un esfuerzo económico.

Lo que a mi me impresiona es que asisten muchas voluntariamente y hacen cualquier esfuerzo para acudir al Encuentro Nacional. Se le ve una alegría desbordante al congregarse, aún de forma virtual. Cada año eligen una sede distinta y son las hermanas de esa diócesis las encargadas de la logística, la agenda, etc. Lo que me impresiona es la paz con la que eligen la siguiente sede: simplemente piden quien se ofrece y luego todas aprueban sin mayor discusión, sin complicaciones. Me parece sencillamente maravilloso.

Otro aspecto que me llama la atención es lo agradecidas que son todas con cada detalle que les preparan en el Encuentro. Lo que veo es que hay una gran consciencia del esfuerzo que toma realizar un evento y, por tanto, se agradece, se felicita y se motiva. Para mí esto es verdadera sororidad.

Ciertamente quizás por un tema cultural, los mexicanos son muy expresivos, cariñosos y amables, pero más allá de eso, yo veo un camino de madurez donde ciertamente habrá sus dificultades de la vida en fraternidad, pero esto no impide que, a nivel nacional, continúen con sus metas de crecimiento espiritual y personal.

Pude notar también un crecimiento en el tema de reconocer los carismas en las diferentes consagradas y potenciarlos para el bien de todas. No vi competencia sino más bien ese apoyo mutuo donde se sabe que cada carisma es un aporte para todas.

La sororidad no es algo que se logra de un día para el otro. México lleva 17 años trabajando en esto y podemos decir que con la ayuda de Dios y de los Obispos ya tienen una organización nacional que funciona y da frutos. Pienso que en Latinoamérica no hay que quebrarse la cabeza reinventando el agua tibia. Si ya países como México y Argentina han logrado organizar a nivel nacional el Ordo Virginum, hay que tomar las mejores prácticas y avanzar.

Es clave no solo el rol del Obispo Referente sino también de todos los Obispos para que el árbol siga creciendo bien. Las discusiones entre seres humanos son parte de la vida. Es necesaria la madurez para discutir con paz, decir siempre todo de frente y seguir adelante, pero si hay situaciones graves es necesaria la intervención del Obispo que es padre y pastor del Ordo Virginum.

Yo quiero felicitar al Ordo Virginum México por su sororidad y agradecerles por acogerme y permitirme compartirles lo que Dios me ha dado. Allá dijeron que soy “tica con corazón mexicano” y sí, siento que le dejé mi corazón a Nuestra Señora de Guadalupe en México y con Ella a mis queridas amigas y hermanas que Dios me ha regalado.

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes semestrales, es muy fácil, solo ingrese en este enlace.

Last modified on Viernes, 18 Diciembre 2020 08:12

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad