Face
Insta
Youtube
Whats
Miércoles, 21 Octubre 2020
Suscribase aquí

La natividad de María

By Lic. Lisandra Chaves. Septiembre 27, 2020

Al ser la Madre de Dios el modelo para todas las mujeres (y discípulos de Cristo en general) es importante acostumbrarnos a celebrar con la Iglesia todas sus festividades. Por ejemplo, el 8 de setiembre se celebra su natividad. Aprovecho entonces para hacer una propuesta y unirnos a la Madre del Señor en esta ocasión.

Cuando hablamos de María la Madre de Dios nos referimos a la Santa entre los santos y la Iglesia celebra su concepción, su nacimiento y su asunción al cielo. Al nacer María nació nuestra esperanza de la Salvación pues ella sería la puerta que se nos abriría para traernos al Mesías. Solo esto ya es un motivo inmenso para dar gracias a Dios por darnos a María como madre.

El Papa Francisco nos ha dicho tantas veces que no somos huérfanos, que tenemos una Madre, que María Santísima es nuestra Madre. En Gal 4,4-6 se nos habla de la plenitud de los tiempos que nos llega gracias a María e inicia desde su concepción virginal, su venida a este mundo y por supuesto en la Encarnación.

En un tiempo de pandemia con tantas familias marcadas por el dolor, mirar a la Virgen María hoy es recobrar la esperanza y la alegría. Ella está junto a nosotros en estos momentos difíciles de prueba y angustia, ella no nos abandona, acudamos siempre a Ella.

Ella es la Estrella de Mar, que nos ilumina en la noche de nuestra vida. Ella es el auxilio de los cristianos a quien podemos recurrir en este momento. El Papa Francisco ha agregado a las letanías que acompañan el rosario: Madre de Misericordia, Madre de Esperanza y Consuelo de los migrantes. Por eso podemos acudir a ella para pedirle su intercesión por la humanidad necesitada ahora mas que nunca de misericordia y esperanza.

Ya en María se ha cumplido lo que está prometido para todos nosotros. Ella está gloriosa en cuerpo y alma junto a su Hijo y es ahora la Reina de ese reino que Jesús vino a enseñarnos y a predicarnos. Un Reino que inicia en el corazón de todos nosotros.

Celebremos la natividad de María con un rosario meditado y orando a Dios con paciencia y cariño por todos nuestros hermanos que están pasando tantas necesidades de salud, materiales y espirituales. En cada misterio podemos incluir a nuestros enfermos, médicos, enfermeras, familias sin trabajo, personas con depresión y angustia.

El rosario es la oración mariana por excelencia y en Fátima la Virgen María pidió a los niños videntes rezar el rosario diariamente para alcanzar la paz. Los niños hacían caso de las palabras de la Señora vestida de Sol y rezaban el rosario todos los días por los pecadores, por el Papa y por la Iglesia.

Necesitamos una actitud de niños para acercarnos a María con el rosario. Tener el corazón abierto a Ella y a su Hijo pues el Rosario es Cristo céntrico. Los misterios no recorren la vida de María sino la de su Hijo, donde por supuesto Ella está presente y donde todos unidos pedimos a nuestra Madre del cielo su intercesión.

Estoy segura de que no hay mejor regalo que podamos dar a la Madre del Señor que el Rosario diario, orado con amor. Muchas personas me dicen que les cuesta rezarlo completo y que se pasa el día y no lo hacen.

Empiecen poco a poco. Hagan un misterio y luego otros. Si lo rezan de noche y se duermen al menos duermen orando. Hagamos el esfuerzo por amor. Al darnos a María Santísima Dios nos hizo un regalo a todos, es necesario ser agradecidos y regocijarnos por tener a María de Nazareth como nuestra Madre.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad