Face
Insta
Youtube
Whats
Miércoles, 21 Octubre 2020
Suscribase aquí

El sí definitivo…

By Lic. Lisandra Chaves Octubre 08, 2020

Dedico mi columna a una amiga que ha decidido entregar su vida entera a Dios como laica y virgen consagrada, sirviendo a la Iglesia en un sí definitivo. Tiene 33 años, es maestra de religión y se llama María de los Ángeles Quirós.

Dios eligió por ella el 12 de setiembre para su consagración a través de un rito del siglo IV que fue renovado en 1970, acabamos de celebrar los 50 años de renovación de este ritual que abrió la puerta para que mujeres que viven en el mundo entreguen su vida a Dios como verdaderas Esposas de Cristo.

María me cuenta que desde siempre Dios la ha atraído. Al principio quería estudiar francés, pero las circunstancias la llevaron a estudiar para profesora de religión en la Universidad Católica. Luego el Señor le fue aclarando que la quería solo para El, que el matrimonio no era su camino y luego de descartar la vida religiosa se enamoró del Ordo Virginum o el Orden de las Vírgenes Consagradas.

María ama la misión, muchas veces ha ido a Talamanca, pero fue descubriendo que su misión es también su escuela, sus alumnos, su familia y entorno.

La vocación al Ordo Virginum se vive justamente en tres dimensiones, esponsal, maternal y virginal. María ha descubierto la belleza de cada una para vivir su vida a plenitud sirviendo a la Iglesia.

Su formación se extendió a 5 años donde ha perseverado y ha vuelto a empezar siempre con ilusión. Dios la ha querido formar al fuego para que comprenda que su vocación está en sus manos y que todo sucede como El quiere. Ella lo ha comprendido con serenidad y lleva un corazón libre.

Espero que María de los Ángeles inspire a otras mujeres a seguir su camino, que lleve siempre su lámpara encendida a las oscuridades del mundo y que su testimonio y su sí definitivo a la llamada del Señor den muchos frutos y que ella sea muy fecunda.

Recuerdo a una niña tímida que me llamó por teléfono hace varios años para preguntar por esta forma de vida consagrada y cuando la veo tan transformada en una mujer que lleva la fuerza de Dios para encender el mundo solo puedo dar gracias a Dios. La vocación es siempre un misterio y es Dios el único dueño. Eso sí, cuando Él quiere algo nada se opone mientras que la persona esté abierta a ese plan de Dios en su vida. María Quirós es testigo de todo esto.

Espero que pueda compartir su testimonio, sobre cómo ha podido continuar frente a las pruebas y que eso nos motive cuando tenemos obstáculos vocacionales y queremos abandonar el proyecto. Cuando Dios quiere algo sigue abriendo las puertas y nos indica el camino. Cuando vamos en un camino equivocado, en el discernimiento descubrimos que no es por ahí y entonces Dios muestra su voluntad.

Alabo a Dios porque en medio de un mundo materialista y sexualizado, sigue llamando a mujeres que creen en la virginidad, la castidad y el servicio por amor según el Evangelio. María, amiga y hermana, ¡Duc in altum… rema mar adentro y que Dios te lleve a donde El necesite que florezcas!

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad