Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 16 Mayo 2021
Suscribase aquí

Volvemos a las ediciones impresas

By Redacción Abril 12, 2021

Hace un año exactamente, con el anuncio del cierre de los templos a causa de la pandemia de Covid-19, detuvimos la impresión del Eco Católico.

Fue un momento muy duro pero necesario que nos permitió dedicar tiempo y esfuerzo para aprovechar todas las oportunidades que el mundo digital tiene para la evangelización.

Fue así como, contando con el visto bueno de la Junta Directiva de Editorial La Asamblea y del pleno de la Conferencia Episcopal ejecutamos el proceso de transformación digital del medio, que estaba a la vuelta de un par de años en el plan de trabajo estratégico, pero que la pandemia obligó a adelantar.

Lo hicimos en tiempo récord, replanteando y redefiniendo cada uno de los procesos de producción, entendiendo que el papel es solo un soporte, y que el verdadero Eco Católico es el espíritu que anima la comunicación para la evangelización, de y desde la Iglesia, para y por ella, en permanente y abierto diálogo con el mundo en todos los campos, en todos los temas y a través de todos los medios.

El trabajo de cada uno de nuestros colaboradores y un grupo de verdaderos ángeles que Dios ha puesto en nuestro camino hicieron posible el lanzamiento de una nueva página web, con un diseño totalmente nuevo junto el sistema de suscripciones digitales, recursos que nos han permitido seguir adelante este año proponiendo, como nuestro lema lo dice, una visión cristiana del mundo, en momentos en los que como sociedad hemos vivido momentos de zozobra e incertidumbre, de soledad, enfermedad y de muerte.

Hoy muchas personas disfrutan de todo el contenido del Eco digital, al que se sumó La Asamblea digital, el contenido exclusivo para suscriptores y un extenso archivo digital de ediciones anteriores. Todo ello en sintonía con el trabajo multiplataforma a través de redes sociales y nuevos canales de comunicación con nuestros diversos públicos.

Ciertamente han sido meses muy duros de desempleo y pobreza, de precarización del trabajo, de preocupación y temor, pero también ha sido un tiempo propicio para la reinvención, para repensarnos y para seguir trabajando convencidos de que esta es una obra del Señor y que Él -y no nosotros- la llevará a buen puerto.

Por eso es una inmensa alegría anunciar que, con el apoyo de todos los obispos del país, volvemos a las ediciones impresas del Eco Católico. Providencialmente la última edición impresa fue dedicada a San José y volvemos con otra dedicada igualmente a San José, patrono y protector de la Iglesia.

Nada ha sido planeado, todo es Providencia del Señor que quiere como decirnos ¡sigan adelante! Así lo vemos desde los ojos de la fe como creyentes que somos, y en cada uno de los pasos seguimos poniendo todo el esfuerzo y la convicción de que sin Dios nada podríamos hacer.

Este volver a las ediciones impresas, que una amplia cantidad de nuestros lectores sigue prefiriendo y buscando, será paulatino, comenzaremos por una edición especial mensual para acompañar a las parroquias que también viven un progresivo proceso de retorno de los fieles a las celebraciones.

Queridas parroquias, párrocos y agentes de pastoral: queremos ser sus aliados, seguir estando cerca y colaborar en todo lo que podamos, creando juntos alianzas que fortalezcan la evangelización y la extensión del Reino de Dios.

Poco a poco, contando también con la ayuda de personas y empresas amigas que nunca, ni en los momentos más difíciles, han retirado su apoyo publicitario a este proyecto de Dios, iremos viendo la posibilidad de tener una mayor periodicidad, pero de nuevo, todo está puesto en oración.

Gracias a quienes a lo largo de este año nos animaron cuando dudamos, nos levantaron y ayudaron cuando nuestras fuerzas humanas se agotaron. Gracias a quienes han creído y siguen creyendo que este proyecto, a sus 138 años de existencia, tiene todavía un futuro y mucho que darle a la Iglesia en Costa Rica. Gracias, de corazón gracias.

Nuestra mirada se dirige al cielo, traemos a la memoria a quienes, antes de nosotros se preocuparon e hicieron todo lo posible por mantener el Eco Católico vigente, y desde ahora ponemos en la presencia de Dios a quienes, después de nosotros, seguirán con esta noble misión.

Gracias Altísimo Dios, Misericordioso, Creador y Comunicador, que seamos siempre dóciles a tu amor y encontremos cada día la alegría en entregarnos por completo a tu voluntad. Amén.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Al comprar en Colono Construcción, podrías ganar bicicletas o combos de hielera y parrilla para salir de la rutina.
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad