Face
Insta
Youtube
Whats
Sábado, 28 Enero 2023
Suscribase aquí

Una mirada crítica al Ordo Virginum en Costa Rica

By Lisandra Chaves L. / Ordo Virginum San Isidro Diciembre 16, 2022

El Ordo Virginum Argentina cumple, en el 2023, 50 años de haber realizado las primeras consagraciones en Buenos Aires. Las vírgenes consagradas argentinas están celebrando un trienio que culminará el próximo año con el XXI Encuentro Nacional, justamente donde todo comenzó, en Buenos Aires. Es el país, junto con México, con más vírgenes consagradas de América Latina y el Caribe, el número supera las 200 consagradas cada uno.

De nuestros países latinoamericanos y caribeños, México y Argentina destacan por tener una organización nacional impresionante y el más largo camino recorrido. Ambos países con más de 15 años de hacer encuentros nacionales anuales ininterrumpidamente, de apoyarse a nivel interdiocesano y de elegir libremente entre todas la sede de cada encuentro nacional anual. No implica que no haya problemas aislados o situaciones complicadas, pero en general su camino es admirable y se ve en la alegría y fraternidad que todas reflejan cuando están juntas.

Hay que destacar que en ambos países hay obispos que impulsan la vocación y por esto ha logrado despegar de manera correcta. A manera de ejemplo, en México podemos mencionar al Obispo referente Mons. Ruy Rendon Leal quien camina de cerca con ellas, comprendiendo perfectamente la vocación y en Argentina, a Mons. Hugo Santiago quien por años ha impulsado la formación de las candidatas y hasta ha publicado un libro sobre el Ordo.

Costa Rica aun no llega ni a los 20 años de haber tenido las primeras consagraciones y el despegue del avión ha sido complicado y no alcanza todavía la altura de crucero que ya tiene el Ordo Virginum de México y Argentina, países a los que definitivamente hay que mirar si queremos ahorrarnos una buena curva de aprendizaje.

Cuando hablo de un despegue complicado en el país es porque al inicio no hubo una formación inicial adecuada para que la vocación creciera con la identidad apropiada. La instrucción vaticana Ecclesiae Sponsae Imago (ESI) que da las pautas para la vivencia correcta de esta vocación, tanto para Obispos como para las mismas vírgenes consagradas llegó hasta el año 2018, cuando ya aquí se había hecho un camino lleno de errores a corregir. Si hoy no se reconocen los errores jamás se podrán trabajar y mejorar.

Algunos obispos costarricenses han dado el paso de realizar consagraciones, pero tal como ESI lo indica, la vocación requiere mucho más. El pasado mes de julio 2022 se hizo la consagración más numerosa del país hasta el momento, en la Diócesis de San Isidro con la consagración de 6 mujeres, fruto de 4 años de discernimiento y esmerada formación inicial, más la celebración consciente de la instauración del Orden de las Vírgenes en la Diócesis. Fue sin duda un momento de gracia, pero de nuevo, es tan solo un comienzo.

La Diócesis de Cartago fue pionera en tener un plan formativo inicial muy completo desde el año 2010, que incluía un año propedéutico, 8 años antes de que ESI lo solicitara. También fue pionera un plan de formación permanente con un calendario anual y formadores de muy alto nivel.

La Diócesis de San Isidro tiene ahora un plan de formación bastante mejorado, enriquecido con aportes internacionales y con este mismo plan yo estoy asesorando a dos diócesis en Nicaragua, una diócesis en Guatemala y estoy apoyando la formación de las candidatas de Ecuador. Monseñor José R. Carballo, Secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica nos lo dijo en el primer encuentro Latinoamericano del Ordo Virginum: “apóyense y ayúdense entre ustedes todo lo que puedan interdiocesana e internacionalmente”.

En Costa Rica se hizo un primer Encuentro Nacional organizado por una comisión interdiocesana en el 2016, pero a diferencia de México y Argentina, no ha sido posible impulsarlo anualmente y se quedó en un evento aislado. Retomarlo requiere una Asamblea Nacional con todas las vírgenes consagradas para elegir sinodalmente los detalles.

En una entrevista con Mons. Hugo Santiago, teólogo espiritual y experto en la formación sacerdotal, aunque también en la formación inicial y permanente de vírgenes consagradas, señaló la importancia de una formación inicial basada en 4 pilares: intelectual, humano, espiritual y pastoral que sea vivido en el trabajo y la familia y cimentado en la oración. Esta entrevista completa se podrá leer en la 3ra edición de la revista digital “Vírgenes Consagradas en Caridad y Libertad”.

Por todo lo anterior, se puede decir que en Costa Rica el Ordo Virginum se encuentra en una etapa incipiente. Falta dar el paso hacia una formación completa tanto inicial como permanente, para las candidatas y vírgenes consagradas en todas las diócesis, acompañamiento pastoral adecuado, formación especializada para formadoras y encuentros nacionales anuales según el modelo de nuestras hermanas mexicanas y argentinas.

ESI recomienda una organización muy simple a nivel diocesano, por comités, dado que es una vocación individual y que no existe la figura de una coordinadora o superiora pues el único superior de todas es el Obispo. La opción que sí queda abierta es que una virgen consagrada con adecuada formación y experiencia pueda ser la delegada del Obispo. Monseñor Hugo Santiago tiene una virgen consagrada delegada en Argentina y es un modelo que funciona bien si hay madurez y humildad en todas para comprenderlo.

Costa Rica tiene alrededor de 32 vírgenes consagradas y 7 candidatas a nivel nacional, un número cambiante pues algunas disciernen que no es su camino. En Latinoamérica y el Caribe, el número puede superar las 600 y a nivel global más de 5 mil. Es una de las vocaciones a la vida consagrada femenina más floreciente y definitivamente es un signo de los tiempos. Sin embargo, es necesario que sea una vocación bien comprendida por todos, empezando por las mismas vírgenes consagradas y obispos para que sea un verdadero llamado a la santidad y esa esponsalidad sea fecunda.

No puede haber un Ordo Virginum que no sea sinodal pues es reflejo de una Iglesia que por naturaleza es sinodal, pero para poder caminar juntas se necesita mucha humildad para poder escuchar y dialogar sin prejuicios, aspectos que aún no logramos en el país.

Que la Virgen Madre, modelo de las vírgenes, nos ayude a acoger el llamado del Papa a una constante conversión personal y comunitaria, que nos permita acoger libremente la misión que nos pide el Espíritu Santo.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad