Face
Insta
Youtube
Whats
Sábado, 26 Noviembre 2022
Suscribase aquí

Los pobres de Jesús

By Pbro. Juan Luis Mendoza Septiembre 08, 2022

Hoy se habla mucho de los pobres. Y podríamos añadir que especialmente en las iglesias y entre los políticos. Pero puede ser que se hable mucho, y hasta se sirva de ellos en provecho propio, pero en la práctica no se haga lo debido en su favor. Por el contrario, y a la luz de lo que nos cuenta el Evangelio, Jesús los conoce personalmente, se encuentra con ellos al borde de los caminos que anda en su predicación, y los atiende mediante las “obras que son amores”, es decir, actuando.

Y así se puede hablar de los pobres de Jesús, que lo son las multitudes cansadas, discriminadas, sin guía, a las que sacia de pan y de palabra de Dios. Los enfermos que se apretujan en torno a Él y que le mueven a compasión y le piden que intervenga. La viuda a la que resucita al hijo, la extranjera que implora la curación de la hija.  Son todos aquellos a quienes normalmente la gente margina o evita, como los niños traviesos; el ciego que pide luz para sus ojos al borde del camino; los leprosos a quienes la ley echaba afuera de los poblados. Una mujer que sufría pérdida de sangre y que estaba condenada a una dolorosa marginación. Jesús los acoge antes que a nadie, los cura y alaba su fe.

Por eso, ante el escándalo de la gente bien, elogia el amor purificador de una prostituta, defiende a una adúltera de sus hipócritas acusadores, como los publicanos que, según el pueblo, se enriquecen a costa de los demás. También ellos son enfermos y, como tales, necesitan de la ayuda del médico de todas las miserias humanas. Abre así los brazos a los pecadores arrepentidos y les anuncia el perdón de Dios, devolviendo la dignidad de los seres humanos, a criaturas poseídas por las fuerzas del mal. Usted puede buscar en los evangelios el sinnúmero de casos concretos que ilustran lo que quiero expresar.

Ese es el Reino de Dios o de los Cielos, ese es Jesús que lo promueve extendiéndolo por doquiera pasa. Y esa es la misión de nosotros los cristianos y la “señal” de que lo somos de verdad.

¿Y por qué habrá de seguir dándose entre nosotros la pobreza, los pobres? A propósito de uno de ellos, que lo es por ser pecadora y Judas que se queja de que derrame un costoso perfume sobre Jesús y que no le den su valor en dinero a los pobres, él le advierte que a los pobres los tendrán siempre entre nosotros y esto, observa el comentador del texto, a causa de la injusticia. De ahí la enseñanza de Jesús de ejercer esa justicia en favor de los necesitados haciendo algo por ellos, lo que se pueda. Y esto de parte de todos, gobernantes y gobernados, especialmente en nuestra condición de cristianos, presentes con él en el Reino y siguiendo haciendo el bien.

Prosigo otro día, Dios mediante.  

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Peregrinacion de Fe
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad