Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 11 Agosto 2022
Suscribase aquí

¿Somos todos discípulos misioneros?

By Pbro. Manuel Enrique Chavarría Estrada Julio 22, 2022

Los católicos estamos acostumbrados a ver la participación en un grupo y la formación espiritual como una actividad religiosa “extra”, no necesaria, es decir, que cada persona si lo desea puede participar de una actividad espiritual como un añadido o complemento de la vida y no como una necesidad. En general, muchos piensan que para ser un católico basta con ser bueno y no hacer daño a otros, e ir “de vez en cuando a misa, porque mucho hace daño”. Está bien eso de ser bueno. Sin embargo, ser un cristiano maduro en la fe es “otra cosa”, es más que ser simplemente bueno por no haber matado o robado. Muchos “chinitos” en la China también son muy buenas personas, pero eso no los hace cristianos. Y un verdadero católico es aquel que se preocupa por conocer, aceptar y madurar la fe para conocer, amar y servir a Dios. Ser cristiano es ser un bautizado que vive en una comunidad con conciencia de pertenecer y alimentarse en ella.

Muchísimo menos común es en los fieles la conciencia de la necesidad de un seguimiento posterior a las actividades espirituales. Por otra parte, ha sido siempre una característica de las personas de Iglesia llevar un crecimiento espiritual o seguimiento. No obstante, según el tipo de pastoral así es el tipo de formación o seguimiento: intelectual, vivencial, devocional, de intercesión, kerigmático, para charlista o predicador, iniciación cristiana, discipulado misionero, etc. En una palabra, hay diversos tipos de seguimientos, así como hay diversos tipos de pastorales: de solo mantenimiento o preservación o de conservación y misión.

Pues bien, los discipulados misioneros tienen su específico estilo de seguimiento, el cual se distingue en aspectos importantes con respecto al seguimiento tradicional. Éste ha hecho mucho bien a nuestra Iglesia... llega la hora de ofrecer en la nueva evangelización un seguimiento que, respondiendo a la realidad de descristianización y de enfriamiento del fervor católico, no se conforme con atraer a personas para que vivan un retiro y luego un seguimiento que no confronte, alimente, anime, decida ni configure al perseverante con la identidad de Cristo. Quizás estamos más acostumbrados de la cuenta a creer que ya somos unos completos convertidos y que nadie debe meterse con eso porque es muy personal. El Señor siempre llama e invita a una respuesta seria. ¿Estamos acostumbrados a tratar nuestra fe católica como una mera religión y no como un acontecimiento de vida?

Basta recordar los Evangelios para constatar que seguimiento no es llenar de datos la mente de una persona, seguimiento es un verdadero discipulado existencial que implique toda la persona y sus valores. De la misma manera, perseverar es más que simplemente no faltar a una reunión. Perseverar es dejarse renovar por el amor de Dios, de manera que se vea el “hombre nuevo” al estilo de Cristo.

En los últimos años se han ido gestando propuestas de formación de discípulos y cristianos maduros en la fe en la Iglesia. Siempre es actual la pregunta de si todos los seguimientos o perseverancias verdaderamente inician en la fe y en el cristianismo, y si conducen a un crecimiento y maduración en la fe. Quizás damos por un hecho que ya hemos madurado en la fe.

Esto es un asunto muy serio, porque si son muchos los que ya no reciben los sacramentos ni llevan a sus hijos al bautismo o a la Primera Comunión o no se casan sacramentalmente, entonces, ¿no es hora de ir previendo el mañana cuando ya sea una abrumadora mayoría de la población a la que no le diga nada ni le inquiete la pastoral tradicional como ya sucede? ¿No es hora de generar la semilla discipular en métodos y experiencias que empapen de Evangelio a quienes no lo conocen? Se puede apreciar por los hechos lo inadecuada que resulta la pontificación de que “todos” (¿cuáles todos?) somos de por sí discípulos misioneros de Jesucristo.

 

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad