Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 11 Agosto 2022
Suscribase aquí

Cuidar las semillas y plantas espirituales

By Osvaldo Corrales Jiménez Julio 19, 2022

En nuestra fe cristiana, la palabra semilla tiene especial significado, por eso en la parábola del sembrador (San Lucas 8.5-8) se menciona la semilla que un hombre esparció en el campo. Una parte cayó al lado del camino, otra entre las piedras, una en los espinos y otra en la buena tierra.

Luego Jesucristo explicó a los discípulos que la semilla que cae junto al camino es la gente que oye el mensaje pero el diablo se lo quita del corazón, la semilla que cae entre las piedras son los que oyen el mensaje con gusto pero a la hora de las pruebas fallan, luego la semilla entre los espinos son los que escuchan la enseñanza de Dios, pero al venir los placeres y riquezas se apartan de la vida espiritual y no dan fruto, en cambio lo semilla que cae en buena tierra son quienes hacen caso del mensaje y permanecen firmes para dar buena cosecha.

Hay otra gran verdad contenida en la siguiente parábola: “Sucede con el reino de los cielos es como con un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero cuando estaba durmiendo, llegó un enemigo, sembró mala hierba entre el trigo y se fue. Entonces los trabajadores fueron a decirle al dueño: ‘Señor, la semilla que sembró usted es buena, ¿de dónde ha salido la mala hierba? El dueño le dijo: Aquí un enemigo ha hecho esto. Los trabajadores le preguntaron ¿Quiere usted que vayamos a arrancar la mala hierba? Pero él les dijo: ‘No, porque al arrancar la mala hierba pueden arrancar también el trigo. Lo mejor es dejarlos crecer juntos hasta la cosecha, entonces mandaré a los que han de recogerla que recojan primero la mala hierba y la aten en manojos, para quemarla, que después guarden el trigo en mi granero.” (San Mateo 13. 2-29).

Entonces, la vida cotidiana nos presenta el caso de la gente buena que vive rodeada de personas llenas de maldad, pero en el juicio de Dios los malos serán arrebatados para ir al lugar del suplicio, y los buenos serán guardados en la gloria de Dios. Hombres como san Juan Bosco, santa María Mazzarello, fray Casiano de Madrid y muchos más, entendieron que era necesario cuidar la semilla contenida en los niños, pues según la forma en que se desarrolle, dará buen o mal fruto. También cabe la enseñanza del grano o semilla de mostaza, que es muy pequeña, aun así, es capaz de crear una planta grande. Lo mismo sucede con los gigantescos y milenarios árboles de secuoyas, cuyas semillas son diminutas, pero con el poder de desarrollar semejantes especies.

Los aspectos anteriores entonces ilustran el notable significado de las semillas, y del cuidado de las plantas en el aspecto espiritual.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad