Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 05 Diciembre 2021
Suscribase aquí

¿Qué es el clericalismo?

By Pbro. Manuel Enrique Chavarría Estrada / Pastoralista Noviembre 18, 2021

Como está convirtiéndose en una obligada referencia al pensar, comentar y actuar “sinodalmente”, el fenómeno al que se denomina “clericalismo” y el término mismo han de convertirse en objeto de una seria reflexión teológica pastoral para contribuir a la edificación de la vida de la Iglesia.

 A juzgar por las palabras usadas en los discursos y documentos referentes a la sinodalidad, es fácil descubrir que en su antípodas está el fenómeno que suele referirse con el vocablo “clericalismo”. En otras palabras, si se está impulsando una toma de consciencia de la sinodalidad de la Iglesia, se hace en clara alusión y contrapeso al clericalismo. Visualmente, sería así: sinodalidad versus clericalismo. Incompatibles: Iglesia sinodal e Iglesia clericalista. El clericalismo es muy preocupante de por sí, como evidente repliegue sobre sí mismo.

Como está convirtiéndose en una obligada referencia al pensar, comentar y actuar “sinodalmente”, el fenómeno al que se denomina “clericalismo” y el término mismo han de convertirse en objeto de una seria reflexión teológica pastoral para contribuir a la edificación de la vida de la Iglesia.

¿Qué se entiende por “clericalismo”? ¿A qué fenómeno hace alusión? ¿Es posible hablar de clericalismo en un sentido positivo? ¿Pueden distinguirse los adjetivos “clerical” y “clericalista”? ¿Sería el primero el adjetivo de la Iglesia en referencia sana a los pastores y clericalista la distorsión de la misión como ejercicio de poder (dominación) y no como servicio pastoral (comunión)?

¿Cuál es el origen del clericalismo en la Iglesia occidental, específicamente la latinoamericana, esto es, qué de la estructura eclesial alimenta o no el fenómeno? ¿Cuál es el inicio (histórico) del clericalismo? ¿Cuáles son las expresiones verbales, los discursos, las costumbres y las situaciones que pueden calificarse negativamente como clericalistas? ¿Es tan cierto que están asociados a un apego preponderante al aspecto litúrgico?

¿Cuáles son las características de un ministro o un laico clericalista? Si el clericalismo es un estilo de gestión eclesial, ¿cuáles son los mecanismos de “transmisión” a las nuevas generaciones de ministros?, y ¿cuáles consecuencias se han observado en el desarrollo del ser y quehacer de las comunidades eclesiales? ¿Cuáles son los modelos y estilos alternativos a un clericalismo negativo? ¿Qué análisis es posible hacer sobre el clericalismo desde el Evangelio? Y, finalmente, sin pretensión de agotar las preguntas: ¿qué podemos proyectar sobre el futuro de una Iglesia clericalista en uno y otro sentido?

El Papa Francisco es recurrente en poner sobre aviso sobre este tema, sea en las visitas de los Obispos de todo el orbe, sea en los encuentros con sacerdotes, e incluso, en las homilías y mensajes con ocasión de ordenaciones sacerdotales.

Esta necesarísima reflexión, para contribuir a la fidelidad de la Iglesia a su Señor y al ser humano, deberá precisar con rigurosidad los puntos mencionados, para evitarnos que en un uso ambigüo, poco delimitado, vago, confuso, cuyo significado se da equivocadamente por bien entendido, se arriesgue más de lo que sanamente ya poseemos y se propongan alternativas contraproducentes a dicha fidelidad. Los criterios han de provenir del Evangelio y no tanto de lo políticamente correcto.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad