Face
Insta
Youtube
Whats
Miércoles, 21 Octubre 2020
Suscribase aquí

Recuperado de Covid-19: “Tenemos que ser más solidarios”

By Septiembre 27, 2020

Rafael Arias Fallas es el encargado del área de comunicación de la Municipalidad de San José. Por su servicio es una persona muy conocida y buscada en relación a todo lo que tiene que ver con la actividad municipal. Los medios recurren a él a menudo y se le tiene como una fuente de información segura sobre la vida del gobierno local.

Hace unas semanas vivió la experiencia de padecer Covid-19. Luego de los primeros síntomas, la prueba, el diagnóstico y la cuarentena, asegura que ha cambiado radicalmente la forma en la que ve la vida.

Como católico, explica que en los momentos de más angustia se aferró a su espiritualidad, a las enseñanzas en la fe de su mamá y de su papá, así como al rezo del Santo Rosario. “Fueron muchas las personas que me expresaban que estaban orando por mi recuperación y eso, la verdad, me dio mucha fortaleza”, dijo.

El relato de su experiencia quisiera que fuera una voz de aliento para las miles de personas que hoy en nuestro país, en el que puede ser uno de los puntos de contagio más altos de la pandemia, están sufriendo la enfermedad, o porque alguno de sus seres queridos la tiene, o incluso porque alguien a quien amaban ha fallecido.

“En un momento estamos felices y contentos; pero, de un momento al otro, todo cambia para mal, y te sientes mal físicamente, lo que te desestabiliza también psicológicamente. Mi angustia era que mi esposa tiene factores de riesgo, por lo que tiene que cuidarse para no sufrir esta enfermedad, y mi hija estaba embarazada en su último mes de gestación.  Entonces, la situación fue muy complicada, ya que yo me hubiera sentido definitivamente muy mal si alguna de ellas se hubiera contagiado, lo que gracias a Dios no llegó a suceder”, relata Rafael.

 

“Si, gracias a Dios, no estamos enfermos, entonces brindemos ese apoyo para quienes lo necesitan, en forma de oración, solidaridad, empatía y compañía”.

 Rafael Arias

Recuperado de Covid-19

 

La lección más importante que aprendió de todo el proceso es que todos tenemos que ser más solidarios. “Cuando me enfermé la familia se unió: empezaron a hacer oración, también buscaron médicos y otras soluciones. Cuando los vecinos se enteraron, hasta personas que no conocía se acercaron a brindarme su ayuda, desinteresadamente, ofreciendo servirme con un mandado o si necesitaba algo de la farmacia.  Del mismo modo, otros vecinos se acercaron a dejar en la puerta de la casa sopas, frutas, verduras, carne para un estofado… Alimentos y remedios para que yo me fortaleciera”, recuerda con aprecio.

Desde aquel momento, asegura, en estos días que me he sentido bien, he practicado esa solidaridad que recibí de los amigos, familiares y vecinos.  En primer lugar, orando por las personas que necesitan: “hay que orar mucho y no cansarse de orar por los demás”, asegura. En segundo lugar, si una persona necesita que se le compre medicinas, remedios o plantas para infusiones, hay que hacerlo: “manifestarles nuestra solidaridad y empatía, así como ponerles en nuestras oraciones. Todo eso ayuda a sanar”, explica.

“Durante el tiempo de la enfermedad me enfrenté a la inquietud de ¿Que iba a pasar mañana? ¿Cómo iba a estar en la noche?, si la enfermedad iba a evolucionar, entonces, en realidad, con la solidaridad y la ayuda de mi esposa y mi de mi familia no tuve mayores complicaciones ni mayores problemas.  Por eso, repito, que ahora entiendo que, así como lo hicieron con uno, hay que devolver esa solidaridad y esa ayuda tan importantes”, resume el funcionario municipal.

Al inicio, Rafael asegura que no tuvo miedo, pero si sentía terror de contagiar a otras personas: “Recordé que había almorzado con un amigo que, recientemente, había sido operado de un pulmón por una infección que tuvo, entonces yo sabía que si él se contagiaba iba a tener serias dificultades, con peligro, incluso, de muerte.  Mi esposa también tenía factores de riesgo importantes y mi hija embarazada, en su último mes…  El miedo fue grande… pero, dichosamente, vino también la fortaleza de la oración: la mía y la que muchísimas personas hicieron por mí, así como la solidaridad, el acompañamiento de la familia, amigos y vecinos. Esas fueron mis fortalezas”.

A quienes pasan por esta enfermedad, Rafael les pide en primer lugar mantener la calma.  En segundo lugar que vigilen muchísimo sus síntomas y que acudan al servicio médico, (ahora hay telefónico y lo brinda el Ministerio de Salud). Recomienda medicarse aunque no existan síntomas, buscar ayuda psicológica y, sobre todo, espiritual, “que te da el balance necesario para enfrentar esos duros momentos, porque se pasa angustia y tristeza”.

“Porque hay muchas personas que no tienen los medios económicos y pasar una enfermedad sin recursos y con problemas de alimentación y otros, para el individuo y para la familia, debe ser terrible.  Pero, con oración, solidaridad y acompañamiento, de familiares y amigos, todo se puede sobrellevar.  Por eso es importante que, si estamos enfermos, busquemos ese acompañamiento, busquemos la solidaridad y busquemos la oración”, concluyó.

 

Infórmese primero con el Eco Católico digital. Conozca nuestros cómodos planes de suscripción en este enlace.

Last modified on Domingo, 27 Septiembre 2020 19:21
Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad