Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 05 Diciembre 2021
Suscribase aquí

Jóvenes misioneros no pueden callar lo que han visto y oído

By Noviembre 03, 2021

Un grupo de 35 jóvenes de la Parroquia de Santa Ana, en la Arquidiócesis de San José, no se callaron lo que el Señor ha hecho en sus vidas y se lanzaron con valor y alegría a compartirlo con las demás personas.

Se trató de la misión que llevaron a cabo como fruto de la Jornada Mundial de las Misiones, los días 29,30 y 31 de octubre, y que los llevó a las calles, barrios y centros comerciales de su comunidad con un mensaje de esperanza y amor.

La misión nace del proceso pastoral de la parroquia en el que se le brinda a los jóvenes diferentes experiencias de fe y se les invita a compartirlas con otros.

Actualmente hay 6 grupos de jóvenes: monaguillos, Catequesis de Confirmación, la Pastoral Juvenil Kerygma, Jóvenes en Victoria, el grupo Juventana y el de adultos jóvenes Talita Cum.

En esta ocasión, se unieron para llevar a cabo una serie de actividades misioneras, reflejo de una Iglesia en salida, sinodal y con rostro juvenil.

Así por ejemplo, el viernes 22, los jóvenes se desplazaron hasta un centro comercial de Lindora, donde primero compartieron mensajes con quienes ahí se encontraban y luego para sorpresa de todos, montaron una coreografía con música y danza que llamó mucho la atención.

El sábado por su parte se dividieron en equipos y fueron a las filiales de la parroquia, visitando casa por casa para saludar de parte de la Iglesia a las familias y darles un mensaje de fe en medio de las muchas dificultades que se viven por la pandemia, entre ellas la enfermedad, el aislamiento, la soledad, el desempleo y hasta la muerte de seres queridos.

Por la tarde planearon un encuentro para jóvenes alejados, de forma que pudieran ser invitados a integrarse a los grupos juveniles parroquiales.

El domingo salieron juntos en caminata desde una filial, con mensajes, carteles y música, haciendo coreografías y bailes en la calle, ello con la ayuda y protección de la policía municipal de Santa Ana. Cuando llegaron al centro del pueblo, hicieron de nuevo la presentación en el templo, celebraron juntos la Santa Misa y se terminó la misión con un compartir.

Para Edgar Josué Gamboa, seminarista arquidiocesano que acompañó a los jóvenes, esta experiencia tuvo como fin acercar a los jóvenes a la misión entendiendo que se trata de una opción fundamental en la Iglesia, de hecho por eso el lema de la actividad fue el mismo de la Jornada del Domund: “No podemos callar lo que hemos visto y oído”.

“La idea es hacerlo una vez al año, para la comunidad fue de impacto, fueron muy valientes de lanzarse a evangelizar en medio de la incomprensión y el rechazo y todo lo que puede suceder, lo bonito es que ellos pudieron salir como misioneros a anunciar y a contar juntos su experiencia de fe, en el espíritu sinodal que estamos viviendo en la Iglesia”, dijo Gamboa.

Para él, se trata también de una muestra de que incluso en medio de situaciones como la pandemia hay que seguir acompañando y fortaleciendo la fe de los jóvenes.

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes semestrales, es muy fácil, solo ingrese en este enlace.

Martín Rodríguez González

Periodista, licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva y egresado de la maestría en Doctrina Social de la Iglesia. Trabaja en el Eco Católico desde el año 2002 y desde el 2009 es su director.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad