Face
Insta
Youtube
Whats
Lunes, 25 Octubre 2021
Suscribase aquí

“La eutanasia es un acto atroz”

By Octubre 01, 2021

“Tenemos un reto sin precedentes, donde debemos considerar la vejez como una oportunidad maravillosa que depende de una sociedad comprometida”.

Dr. Norbel Román Garita

Neurólogo, geriatra y gerontólogo, vicepresidente de la Asociación Médicos por la Vida.

 

La cultura del descarte, tan denunciada por el Papa Francisco, toma diversas formas y expresiones en las sociedades que le dan cabida a sus eufemismos y falsas propuestas. Tras el aborto, su mira está puesta en la eutanasia de los adultos mayores, presentada como un acto de “misericordia y compasión”. Lo están sufriendo ya en otros países y la ola comienza a verse en el horizonte del debate público costarricense.

A propósito de ello, y en el marco de este 1 de octubre, Día Internacional de los Adultos Mayores, conversamos con el Dr. Norbel Román Garita, neurólogo, geriatra y gerontólogo, actual vicepresidente de la Asociación Médicos por la Vida.

El especialista alerta sobre los peligros de asociar la vejez, que es un periodo de vida natural, con algo malo o enfermo, y no vacila al afirmar que la eutanasia “es un acto atroz”.

 

Ha causado conmoción una propuesta de considerar la vejez como una enfermedad, ¿de dónde salió esta idea y qué implicaciones tiene?

Ciertamente la principal organización internacional referente en temas de salud llamada OMS (Organización Mundial de la Salud ) declaro el interés de incluir la vejez como enfermedad en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados (CIE) para enero del próximo 2022 aprovechando el lanzamiento de la última edición (undécima) .

Los argumentos propuestos no han sido bien recibidos por la comunidad internacional, que atendemos y reconocemos los avances en materia de envejecimiento internacional y en esa misma línea de rechazo nos sumamos la Asociación de Médicos por la Vida Costa Rica.

Se trata de un retroceso que contradice una serie de avances, especialmente de la Asamblea Mundial de Envejecimiento.

Los peligros claros serian incrementar la discriminación y el estigma de asociar la vejez, que es un periodo de vida natural, con algo malo, enfermo y que conllevaría incluso a reducir esfuerzos y dejar de lado lo fundamental y es que la vejez es una oportunidad, ya que es posible que sea más satisfactoria en tanto los mismos actores ( todos nosotros ) y la sociedad sea solidaria así como respetuosa, de los derechos de toda persona en igualdad de condiciones.

Podría también generar un “agotamiento temprano” de acciones necesarias ante una enfermedad en un adulto mayor o estimular conceptos tan errados como la eutanasia, como medidas de respuesta ante a la falta de recursos o bien de desarrollo de acciones sociales y de salud pública.

Resulta contradictorio que la misma OMS esté promoviendo un mensaje llamado la Década del Envejecimiento Saludable del 2021 al 2030, con un llamado en la agenda 2030 para realizar más acciones los estados, organizaciones civiles, las comunidades , instituciones , academia , medios de comunicación y sector privado para mejorar las vidas en su entorno de los adultos mayores y que a la vez promueva un mensaje de patologización del adulto mayor solo por su edad.

La vida tiene diferentes periodos que inician desde la fecundación y es la vejez una etapa más en el curso de la vida, no patológico y que es deseable vivir libre de enfermedad. Una visión contraria favorecerá la discriminación que hoy llamamos “edadismo” y esta posición podría configurarse como una forma de la misma.

 

Por el contrario, ¿cómo debe de ser considerada la vejez, desde el punto de vista de la dignidad humana, la ética y los derechos humanos?

La dignidad humana es una condición inherente del ser humano tan solo por pertenecer a la especie humana, no importando la etapa de desarrollo o (condición, pobreza, soledad, riqueza, salud o enfermedad) en que se encuentre la persona, siempre es digna de reconocimiento y de asistencia.

Desde esta visión personalista con bases antropológicas no es posible distinguir seres humanos de diferentes categorías que conducirían a una peligrosa ruta del “descarte “por cualquier condición que hoy o mañana por consenso de un grupo, modificación reglamentaria o de ley, se quisiera formular apoyándose en criterios utilitaristas, económicos o sociales.

Siguiendo esta ruta de análisis, afortunadamente nuestro país, con un claro espíritu de respeto a la vida en todas sus etapas, tienen bastos compromisos sustanciales y de cumplimiento obligatorios, tal como la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, ratificado por los legisladores hace algunos años atrás, para resguardar esa dignidad. En ellos nos comprometemos a fomentar una actitud positiva hacia la vejez y un trato digno, así como evitar un lenguaje e imágenes estereotipadas sobre la vejez, como claramente sería el mensaje que de aceptarse la patologización de la vejez, sucedería.

Y es que existen tantos argumentos que han establecido la dignidad humana tales como los Principios de las Naciones Unidas a favor de las Personas de Edad (1991) ; la Proclamación sobre el Envejecimiento (1992); la Declaración Política y el Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento (2002), la Estrategia Regional de implementación para América Latina y el Caribe del Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento (2003); la Declaración de Brasilia (2007), el Plan de Acción de la Organización Panamericana de la Salud sobre la salud de las personas mayores, incluido el envejecimiento activo y saludable (2009), la Declaración de Compromiso de Puerto España (2009) y la Carta de San José sobre los derechos de las personas mayores de América Latina y el Caribe (2012) especialmente importante por ser nuestro país sede de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

En esta misma Convención de acatamiento obligatorio en cuanto a los derechos humanos, se explica el rechazo a todo tipo de discriminación fundada por edad ya que la dignidad y la igualdad son inherentes a todo ser humano.

 

Vivimos en una sociedad cada vez más longeva, ¿estamos preparados para los retos que ello implica?, ¿cuáles son los temas más urgentes frente a esta realidad?

Tenemos un reto sin precedentes, donde debemos considerar la vejez como una oportunidad maravillosa que depende de una sociedad comprometida que, a mi juicio, debe enmarcarse en los siguientes años en reforzar cinco pilares fundamentales y ser estos contundentemente adoptados, tales como sería una transformación cultural hacia el respeto a la vida del adulto mayor, la prevención y atención del abuso en todas sus formas, el cumplimiento de los derechos ya establecidos, la protección social y el desarrollo de una progresiva Salud Integral realmente accesible y equitativa .

Con estos podríamos retomar una ruta que se acerque cada día mas a nuestra identidad nacional, cada vez más diluida en agendas internacionales de todo tipo y debemos ser valientes en exigirla.

 

¿Qué riqueza pueden aportar los adultos mayores en los entornos familiares, comunales y hasta globales?, ¿Cómo aprovechar todo su potencial y experiencia?

Ya no se trata de una razón de consideración, sino derechos y realidades, pues cada miembro de nuestra comunidad tiene un potencial extraordinario de aportar y colaborar al desarrollo de nuestra sociedad. Sin embargo es importante reforzar que todo ser humano, sin importar si es capaz de “producir”, de aportar o colaborar o no, goza de la misma dignidad inherente que cualquier otro ser humano. ¿Qué pueden aportar? Nada más echemos un vistazo y lo podremos descubrir

 

Se mueven corrientes utilitarias que llegan al punto de proponer la eutanasia a los adultos mayores como un “derecho” o como un acto de “misericordia”, ¿qué opinión le merecen estas “ideas”?

Tengamos claro que la eutanasia es un acto atroz que se trata de causar la muerte y que va en contra de todo principio del acto médico. Por el contrario debemos seguir avanzando hacia la universalización de los cuidados paliativos en respuesta a las necesidades del ser humano que se encuentra en una situación de especial vulnerabilidad. Si nos seguimos alejando de la cultura del respeto y reconocimiento de la dignidad inherente del ser humano, podríamos ver como el eufemismo de “muerte digna” nos alejaría de lo que nos debe enaltecer y es hacer el bien .

 

La situación por la pandemia ha golpeado especialmente a los adultos mayores, ¿qué consejo les da para salir adelante?

No hay duda que todos estamos a prueba y nuestros adultos mayores han resentido en mayor medida los cambios en su entorno y actividades usuales. En definitiva, el distanciamiento emocional no es parte de la estrategia de la atención de la pandemia, por lo que se deben fortalecer la “solidaridad familiar y comunitaria” que permita la identificación y atención de adultos en abandono o soledad. Desde Médicos por la Vida también lanzamos durante esta pandemia la campaña “Ninguno solo” que le ha brindado acompañamiento a adultos mayores en condición asilar.

 

¿Qué papel juega la espiritualidad en la vida integral de los adultos mayores, por qué es importante cultivarla también a esta edad?

Como científico es todo un reto adentrarse en un tema que para la ciencia empírica no le es fácil medir pues no tiene en la mayoría de las ocasiones los instrumentos para medir su impacto en la salud humana. Sin embargo, la experiencia de más de 30 años cómo médico me permite decir que es vital en la vida de mis pacientes al dar una trascendencia y vitalidad a los mismo, convirtiéndose en el vehículo que une los diferentes aspectos de la vida aun en los momentos de mayor dificultad.

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes semestrales, es muy fácil, solo ingrese en este enlace.

Last modified on Viernes, 01 Octubre 2021 06:44
Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad