Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 19 Septiembre 2021
Suscribase aquí

Mosaico de La Negrita llevará un poco de Costa Rica al Vaticano

By Agosto 20, 2021
Paula Sáenz en su taller, destacada artista sacra de nuestro país. Paula Sáenz en su taller, destacada artista sacra de nuestro país.

El mosaico de la Virgen de los Ángeles que la artista Paula Sáenz Soto elabora para ser colocado en los jardines vaticanos llevará muestras de piedras de las ocho diócesis del país, como una forma de expresar que toda la Iglesia en Costa Rica estará presente en este proyecto de fe.

Pero no es lo único: la obra también incluirá piedras volcánicas del macizo del Irazú, rocas de varios ríos del país, una muestra de los cimientos de la Basílica de los Ángeles, una roca aportada por los capuchinos de Cartago, por la relación histórica de los franciscanos con la Virgen de los Ángeles y otra proveniente de los vestigios de la casa de San Pedro en Cafarnaún, Tierra Santa.

De esta forma simbólica todos los ticos estaremos representados de una u otra forma en el mosaico, que se espera poder colocar a fines de octubre de este año en la conocida Via della Madonna en el Vaticano.

Así lo explicó Sáenz, más conocida como Paula en el Bosque, al Eco Católico. Según dijo, comenzó la obra el 25 de diciembre anterior, igualmente como fecha simbólica, y casualmente el mosaico ocupará el puesto 25 entre otros que también mostrarán las patronas de varias naciones del mundo.

La iniciativa, propuesta a petición del embajador de nuestro país ante la Santa Sede, Federico Zamora, fue acogida por la Comisión Nacional de Cultura de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, cuyo obispo presidente es Monseñor Bartolomé Buigues Oller.

 

La imagen

 

El mosaico incluye diferentes elementos emblemáticos propios de la cultura costarricense, como las matas de café y un río a los pies de la Negrita, los cuales también poseen un significado espiritual. (Ver módulo)

La imagen principal está elaborada con pequeñas piezas de vidrio traídas de Italia, algunas están cubiertas de pan de oro de 24 kilates para resaltar partes del vestido y la aureola.

Según explicó la propia Paula, “su trabajo no es una copia exacta de la imagen que está en la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles, sino una especie de representación artística, que conserva ciertos elementos de la original y añade otros motivos”.

Por ejemplo, “el rostro de la Virgen del mosaico tiene esa mezcla de español y mestizo y es sereno, como si la Virgen nos viera directamente a los ojos diciendo: ‘Aquí estoy yo, que soy tu madre’”.

Explicó además que el mosaico conserva las características de la original, pues “la Virgen María lleva un vestido, toda la pieza está “en tono verde”, cuenta con incrustaciones en oro y está hecha de piedra, pero tiene una mayor variedad de mármoles y le añade vidrio.

“Si ustedes ven este mosaico no es algo totalmente liso, porque quería destacar esa característica de ella, que tiene algunos mosaicos más salidos, otros un poco más rotos, otros que son piedra incrustada”, señaló.

Sáenz agradeció a la Santa Sede y a todos los que ayudaron a que este proyecto sea una realidad, en particular a la Universidad Autónoma de Centro América, UACA, en las personas de don Guillermo Malavassi y doña Lisette Martínez.

Esta universidad puso a disposición las cuentas de su Fundación para la recolección de aportes y está colaborando en la edición de un libro que explicará todo el proceso de elaboración del mosaico. Será entregado a las autoridades vaticanas y contendrá sendos escritos de Monseñor José Manuel Garita, Presidente de la Conferencia Episcopal, y de Monseñor Bruno Musaró, Nuncio Apostólico en Costa Rica, el relato del hallazgo de la imagen de la Virgen así como un recuento de las acciones de la Embajada de Costa Rica ante la Santa Sede.

 

Símbolos bíblicos en la obra

 

El agua: Jesús promete a la Samaritana donar un “agua viva”, con abundancia y para siempre, a todos aquellos que lo reconocen como el Hijo enviado por el Padre para salvarnos (cfr Jn 4, 5-26; 3,17).

 

La piedra: Jesucristo fundó realmente su Iglesia y colocó a Pedro y a sus sucesores como piedra angular de la misma: “Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. A ti te daré las llaves del Reino de los cielos, y lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo; y lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo”. Esto es lo que da fuerza y solidez a nuestra fe, y por eso nos proclamamos, con santo orgullo, católicos, apostólicos y romanos.

 

El fruto: El fruto que está representado en el mosaico es el del café, símbolo nacional, pero también tiene ese sentido de el fruto que tenemos que dar nosotros como lo dice en el Evangelio de San Juan, 15: Cristo es el tronco del que salen las ramas, es decir, todos nosotros que vivimos por él. Pero también él es la planta entera, tronco y ramas juntos: los cristianos somos realmente el Cuerpo de Cristo. Jesús nos dice: “Yo soy la vid”. Lo importante, pues, es que cada uno de nosotros esté vinculado con él por la fe, la oración y el culto de su palabra. Cada uno debe producir frutos. Esta alegoría demuestra la intimidad entre Jesús y sus discípulos: sin él no podrán hacer nada. Al preparar a sus compañeros para la misión, les recuerda que él es la vid verdadera, que el Padre cuida con esmero y amor. Las ramas que producen frutos son aquellos que han aceptado la palabra viva de Jesús y permanecen en él.

 

Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad