Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 19 Septiembre 2021
Suscribase aquí

Padre Rashid a los enfermos de Covid: “Tengan esperanza y fuerza de espíritu”

By Julio 05, 2021

“Su oración por mí es el colchón que me sostiene”. Con este mensaje por redes sociales el Padre Raschid Vargas Umaña, saludó a las personas que han estado pendientes de su salud. El sacerdote se contagió de Covid-19 y estuvo varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde requirió de intubación.

Mientras luchaba por su vida, se llevaban a cabo cadenas de oración por él y las Redes Sociales se llenaban de mensajes de apoyo por este presbítero, conocido por su servicio por los más necesitados, su cercanía con los jóvenes, su afición por la patineta y su papel de formador en el Seminario.

Eco Católico logró conversar con él vía telefónica, desde la Casa Cural de la Parroquia la Santa Cruz, en San José, donde se recupera y realiza terapia. “Ya puedo caminar un poco”, dice con tranquilidad.

La entrevista se retrasó porque durmió unas horas más de lo que esperaba, sin embargo, esto resultó una buena noticia, ya que cuando estuvo en el hospital pasó días en los que solo alcanzaba a dormir tan solo una hora, por lo tanto, por ahora, debe intentar dormir todo lo que pueda, según la recomendación médica.

En parte, esta fue una de las razones para permitirle continuar con su recuperación en la Casa Cural, la idea es que se sienta cómodo y tranquilo, además, allí tiene una máquina de oxígeno, una persona que lo cuida y está pendiente de él a cada momento, así como otra encargada de la terapia física. 

El sacerdote ya no necesita de una máquina de oxígeno, aunque todavía se siente un poco débil, pero confía en fortalecer poco a poco sus músculos. Las autoridades de salud ya le levantaron la restricción, por lo tanto, puede recibir visitas de sus papás e incluso realizó una reunión virtual con el Consejo Económico Parroquial.

¿Cómo se contagió?

El padre Raschid padece de asma crónica severa, lleva casi tres años de tener problemas relacionados con el asma diariamente, por eso extremó medidas de higiene, sobre todo en lo que respecta al uso de la mascarilla, mantener la distancia y el lavado de manos.

“Casi ni visitaba a mis papás, apenas si los veía 15 minutos, prácticamente pasaba metido en la parroquia”, relata. A pesar de esto, fue infectado, no se sabe con seguridad cómo, pero pudo ocurrir por tener algún contacto con alguna persona contagiada después de celebrar una Santa Misa o al ir a hacer alguna compra. 

El sacerdote comenzó a presentar síntomas, por lo que decidió hacerse la prueba de hisopado el sábado 29 de mayo. Tras recibir los resultados decidió definitivamente suspender todas las Misas del Domingo.

Internamiento

El padre Raschid dice haber mantenido la calma, optó por prepararse, pidió a una persona conocida que le prestara una máquina de oxígeno y compró los medicamentos para el asma. Así estuvo por tres días, sin embargo, el oxímetro comenzó a marcar niveles bajos de oxígeno en la sangre y él mismo pidió ser trasladado al hospital.

El 2 de junio, fecha en la fue ordenado diácono hace 14 años, fue internado de inmediato. Llegó con mucha debilidad, apenas si podía levantarse. Le pusieron una vía intravenosa y lo pasaron a los salones para tratar el Covid19.  

Pasaron varios días, pero su condición empeoraba. Llegado el punto donde la respiración es prácticamente imposible, él mismo pidió la intubación. Pidió la Confesión (escribió en un papel sus pecados), la Unción y se encomendó al Señor.

No era la primera vez que pasaba por algo así. Ya en una ocasión tuvieron que operarlo de una pierna tras tener un accidente en su patineta (siete tornillos y una platina) y, luego, otra a causa de unos pólipos nasales.

Pasaron tres días, de los cuales él no recuerda nada. Tras despertar, siguieron seis días de antibióticos y demás medicamentos. Allí paso sedado y solo en una habitación de la UCI, hasta que puedo hacer una llamada telefónica con sus familiares e incluso con el arzobispo de San José, Mons. José Rafael Quirós.

Fue un momento de mucha emoción. “Todos estaban muy contentos y querían hablar todos al mismo tiempo (…) Monseñor me manda mensajes todas las semanas deseándome una pronta recuperación y para estar atento a mi estado”, contó.

Recuperación

El domingo 22 de junio fue dado de alta. Las imágenes de la ambulancia, junto con el sonido de las sirenas, a su llegada a la Casa Cural, resultaron conmovedoras y rápidamente se volvieron virales en Redes Sociales.

Lo más difícil había pasado, sin embargo, aun requería de mucha atención y cuidados. Su cuerpo ha ido fortaleciéndose poco a poco, pero aun sigue débil y tiene yagas en todas partes.

¿Cuándo volverá a patinar? “Ya eso no está para mí”, dice con seriedad, pero tampoco pierde el ánimo, confiesa que siempre carga consigo sus tenis y su patineta, por si se encuentra con un skatepark para practicar un poco, así que probablemente se suba a la tabla en algún momento.

A través de su perfil en Facebook escribió: “Los médicos tienen una altura admirable y se ven cansados, por favor, cuídense, el trabajo de ellos es agobiante, se ponen y se sacan ropa según protocolo a cada rato. Quédese en la casa, no cante en Misa o el culto, use doble mascarilla, no reparta hojitas, limpie los billetes de las colectas, no diga que este virus es una “selección natural” para llevarse a los débiles, por favor, más empatía, más respeto, más prudencia”.

Asimismo, en la entrevista, comentó: “Quisiera decirle a la gente que tenga mucho cuidado, en serio, es una enfermedad grave, no es cualquier cosa, no es fácil salir para las personas que tienen alto riesgo, tienen que cuidarnos. Y para quienes han tenido o tienen Covid19, que tengan esperanza y fuerza de espíritu, si son creyentes, que se agarren a las manos del Señor, saquen fuerzas de donde no tienen para salir adelante, después la lucha es mental, uno tiene que tener fuerza interior y confianza en el Señor, si no, no se sale”.

Last modified on Lunes, 05 Julio 2021 18:32
Danny Solano Gómez

Periodista, licenciado en Producción de Medios, especializado en temas de fe católica, trabaja en el Eco Católico desde el año 2009.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad