Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 04 Marzo 2021
Suscribase aquí

¿Qué son los votos de castidad, pobreza y obediencia?

By Mons. Vittorino Girardi S. Febrero 15, 2021

 “Monseñor: Tuve la oportunidad de participar en una S. Misa en que una joven hizo los votos y prometió vivir en castidad, pobreza y obediencia… El sacerdote nos dio una homilía muy bonita, hablándonos de lo que es una vocación especial y de la fidelidad de Dios, pero yo hubiese deseado que nos explicara qué es eso de vivir en castidad, pobreza y obediencia. Si entiendo que vivir en castidad es no casarse, poco entiendo lo de pobreza y obediencia.

Usted con su paciencia, contesta a todas nuestras preguntas, y yo le agradecería muchísimo si me explicara los votos de pobreza y obediencia”.

Marlene Sánchez – Cartago

 

-Estimada Marlene, su pregunta exigiría una muy amplia explicación. Pero le expongo aquí lo esencial sirviéndome del Código de Derecho Canónico o Ley universal de la Iglesia. Si queda otras inquietudes o dudas al respecto, puede volver a escribirme.

Ante todo, hay que recordar que por Voto, entendemos una promesa hecha a Dios de algo que esté en plena conformidad con su voluntad. Entre los votos, ocupan el primer lugar, los votos religiosos, que son compromisos solemnes que después de un adecuado tiempo de preparación, asumen los miembros de algún Instituto Religiosos. Normalmente son tres.

Empezamos con el voto de castidad. En el canon 599 leemos: “el consejo evangélico de castidad asumido por el Reino de los Cielos, en cuanto que signo del mundo futuro y fuente de una fecundidad más abundante en un corazón no dividido, lleva consigo la obligación de observar perfecta continencia en el celibato”.

Por el voto de castidad, el que lo profesa, asume pues, el firme y decidido compromiso de evitar todo pecado que se oponga al sexto mandamiento y de mantenerse célibe,  para así orientar toda su capacidad afectiva para amar a Dios con todo su ser y servir por amor a su prójimo, con plena disponibilidad.

A imitación de Cristo que siendo rico, se hizo pobre por nosotros, el que profesa el voto de pobreza se compromete públicamente en asumir una vida pobre de hecho y de espíritu, es decir, abiertamente desprendida de las riquezas terrenas. Además, debe depender en el uso de los bienes, según se establezca en las normas de cada Instituto de Vida Consagrada. Concretamente, y para dar un ejemplo, el que haya profesado el voto de pobreza, no puede recibir o ganar dinero u otros bienes, y disponer de ellos como quiere, sino sólo de acuerdo con sus superiores y con las normas de la propia familia religiosa. (cfr. canon 600).

En fuerza del voto de obediencia, abrazado con espíritu de fe y de amor en el seguimiento de Cristo obediente hasta la muerte, quien lo profesa , se obliga a someter la propia voluntad libre a los Superiores legítimos, cuando éstos mandan algo según las constituciones del propio Instituto(cfr. canon 601).

Como podemos fácilmente apreciar, quien por una vocación especial, profesa los votos de castidad, pobreza y obediencia, se compromete solemnemente, como diría San Pablo, a “revestirse de Cristo”, es decir, a representar y hacer actual el estilo de vida propio de Jesucristo, quien “sorprendió” y sigue sorprendiendo con su vida de célibe, de pobre a tal punto que “ no tenía en donde reclinar la cabeza “(Lc 9,58) y de obediente “ hasta la muerte y muerte de cruz”(Flp 2,8).

No cabe duda que la profesión de los votos de castidad, pobreza y obediencia, ofrece   medios extraordinarios que facilitan la imitación de Cristo y que dan testimonio muy convincente de Él.

No olvidemos que es Dios mismo, quien por su Espíritu, suscita en no pocos cristianos y cristianas, la vocación a la vida consagrada que se expresa sobre todo,  en la profesión de los votos religiosos.

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes, es muy fácil, solo ingrese en este enlace.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad