Face
Insta
Youtube
Whats
Lunes, 23 Mayo 2022
Suscribase aquí

Sagradas Escrituras: “Vienen de todos lugares…”

By Pbro. Mario Montes M. Diciembre 15, 2021

“Vienen de todos lugares”, decimos los ticos cuando acuden a un lugar, gentes de todas partes, agregando luego: “y también de Puriscal”. Con ello dando a entender que, por ejemplo, un dos de agosto, se reúnen en Cartago, muchos costarricenses y extranjeros, con el fin de honrar o venerar a Nuestra Señora la Virgen de los Ángeles, nuestra Patrona… “Vienen de todos lugares”. Esto parece haber ocurrido en Jerusalén, aquel día célebre de Pentecostés, cuando San Lucas nos cuenta lo siguiente:

Había en Jerusalén judíos piadosos, venidos de todas las naciones del mundo. Al oírse este ruido, se congregó la multitud y se llenó de asombro, porque cada uno los oía hablar en su propia lengua. Con gran admiración y estupor decían: “¿Acaso estos hombres que hablan no son todos galileos? ¿Cómo es que cada uno de nosotros los oye en su propia lengua? Partos, medos y elamitas, los que habitamos en la Mesopotamia o en la misma Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia Menor, en Frigia y Panfilia, en Egipto, en la Libia Cirenaica, los peregrinos de Roma, judíos y prosélitos, cretenses y árabes, todos los oímos proclamar en nuestras lenguas las maravillas de Dios”. Unos a otros se decían con asombro: “¿Qué significa esto?” Algunos, burlándose, comentaban: “Han tomado demasiado vino” (Hech 2,8-14)

 

¿Tanta gente? ¿De dónde?

 

El Pbro. Pablo Richard Guzmán (q.d.D.g), en su libro llamado “El movimiento de Jesús antes de su Iglesia” (Una interpretación liberadora de los Hechos de los Apóstoles, pp. 41-42), enseña al respecto lo siguiente:

“Los que se reúnen, atraídos por los sucesos de Pentecostés, son hombres piadosos que habitaban en Jerusalén, venidos de todas las naciones que hay bajo el cielo. Tenemos aquí una ficción literaria de Lucas, ya que es un hecho extraordinario el que estén reunidas en Jerusalén, gentes piadosas de todas las naciones del mundo. El hecho es tan extraordinario que manuscritos posteriores (tradición occidental) agregan la palabra “judíos”: los reunidos serían “judíos de todas las naciones, que habitan en Jerusalén”.

Lucas, con su ficción literaria, tiene una clara intención teológica: reúne simbólicamente en Jerusalén, a gentes piadosas de todas las naciones del mundo, que en Pentecostés van a recibir el testimonio profético de la primera comunidad apostólica. El Espíritu es derramado en función de todos los pueblos y culturas del mundo. Eso ya se da para Lucas en el hecho fundante de Pentecostés

En los vv. 9-11 tenemos la lista de las naciones. Lucas enumera doce pueblos y tres regiones. El primer grupo lo constituyen los nativos partos, medos y elamitas. El segundo grupo son los habitantes Judea, Capadocia, Ponto, Frigia, Panfilia y Egipto. Aquí también se enumeran tres regiones (que aparecen con artículo): la Mesopotamia, el Asia y la Libia, que confina con Cirene. El tercer grupo son los forasteros: romanos (habitantes de Roma, sean éstos judíos o prosélitos), cretenses y árabes.

 

¿Cuál es la lógica de esta enumeración?

 

En primer lugar, Lucas distingue nativos, habitantes y forasteros. Los nativos son pueblos del oriente, civilizaciones del pasado. Los habitantes están repartidos en tres regiones -la Mesopotamia (al este), el Asia (al norte) y la Libia (al sur)- y en seis pueblos -Judea (en el centro), Capadocia, Ponto, Frigia y Panfilia (al norte) y Egipto (al sur)-. Por último, los forasteros romanos (código étnico, no se refiere a las fuerzas del Imperio Romano), que vienen de visita a Jerusalén; entre éstos se distinguen romanos judíos y romanos prosélitos (no-judíos que se han convertido y han aceptado la circuncisión); los cretenses, que son un pueblo marítimo, en expansión hacia occidente, y los árabes, que sería una designación global para referirse a los pueblos del desierto, en expansión hacia oriente.

La lógica geográfica es la que domina al grupo de los habitantes (oriente, norte y sur, con Judea en el centro). Los visitantes (romanos, cretenses y árabes) no siguen una lógica geográfica, sino más bien la lógica de visitantes esporádicos (grupos amplios y ambiguos) que regresan a su patria. En síntesis, los representantes de los pueblos vienen de todas las regiones de la tierra, de las culturas antiguas de oriente, de los pueblos establecidos en torno a Judea (oriente, norte y sur) y de las poblaciones que se desplazan hacia el oriente y el occidente, cuyo centro es Roma.

Lucas combina criterios culturales, geográficos y sociales, y construye así históricamente el paradigma misionero del Espíritu. Lo curioso es que no se menciona Siria, Macedonia y Grecia, que es el territorio de las Iglesias paulinas. Quizá no aparecen estos pueblos porque es ahí donde Lucas escribe su obra, y son ya en su tiempo Iglesias independientes de Jerusalén.

Lucas insiste tres veces (vv. 6.8 11) en que los presentes, que vienen de todos los pueblos, entienden el discurso de Pedro, cada uno en su propia lengua. Pedro y los Once son galileos (v. 7), y hablan, por lo tanto, en arameo, que era una lengua bastante conocida en Siria y en oriente. El milagro de Pentecostés es que cada uno entiende a los apóstoles en su propia lengua nativa. No se trata de la glosolalia (carisma del don de lenguas), por cuanto que cada pueblo escucha el Evangelio en su propia lengua y, podríamos agregar, en su propia cultura. Por eso consideramos hoy a Pentecostés como la fiesta cristiana de la inculturación del Evangelio. …

Lo nuevo es la unidad en la comprensión del Evangelio, manteniendo la diversidad de lenguas y culturas. La unicidad de lenguas no es el proyecto original de Dios, ni tampoco su recuperación en Pentecostés, sino una forma de dominación cultural. El proyecto original de Dios, recuperado en Pentecostés, es una humanidad plurilingüe y multicultural…”, que “viene de todos lugares y también de Puriscal”, como decimos en Costa Rica.

 

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad