Face
Insta
Youtube
Whats
Sábado, 06 Marzo 2021
Suscribase aquí

Art. 44: En camino hacia la Provincia Eclesiástica

By Pbro. Fernando A. Vílchez C. Enero 14, 2021
Mons. Luigi Bruschetti (1877-1880). Mons. Luigi Bruschetti (1877-1880).

El proceso de creación de la Provincia Eclesiástica en Costa Rica, y en el resto de América Central, va de la mano con el inicio de la representación diplomática de la Santa Sede en esta región, con la que busca mayor presencia en estos países para reorganizar las estructuras diocesanas centroamericanas, tener contacto directo con estos territorios para conocer su realidad social y religiosa dada la implementación de leyes liberales de finales del siglo XIX, el avance del protestantismo, la inserción de la masonería, la preocupación por la naciente secularización, y la implementación de lo decidido en su momento por el Primer Concilio Plenario Latinoamericano de 1899 en Roma, según consta en los documentos dados a los enviados pontificios y en sus informes.

Durante toda la colonia no existió ningún vínculo directo entre las Iglesias americanas y la Santa Sede, pues absolutamente todos los asuntos eclesiásticos americanos se tramitaban por medio de la Corona española, en el Real y Supremo Consejo de Indias, dado el Patronato hispano ya mencionado –erección de las Diócesis, nombramiento de los Obispos, informes de las Diócesis, límites de las Diócesis, llegada de clérigos y religiosos, etc.–. De allí que el tema de la relación directa entre la Santa Sede y los nuevos Estados e Iglesias latinoamericanos fue un asunto totalmente nuevo a partir de la Independencia de siglo XIX.

Luego de los primeros contactos directos de nuestros Gobiernos con la Santa Sede entre 1841 y 1850 –ya mencionados–, en 1851 la Santa Sede asigna funciones a la Nunciatura de Bogotá en Colombia para recibir informes de las Iglesias de Centroamérica, con la mediación del Arzobispo de Guatemala en su calidad de Metropolitano.

La primera y apenas incipiente representación pontificia inicia con Mons. Luigi Clementi (1794-1869), nombrado Delegado Apostólico para México y toda Centroamérica entre noviembre de 1851 y 1861, pero con residencia en México.

Mons. Clementi nació en Fabrica di Roma en Viterbo, Italia, el 15 de marzo de 1794. Fue ordenado sacerdote el 21 de setiembre de 1816; designado Obispo de Macerata y Tolentino en Italia (1846-1851), ordenado Obispo el 4 de octubre de 1846. Fue luego nombrado Arzobispo Titular de Damasco (1851-1869) y Delegado Apostólico en México y Centroamérica (1851-1861), con sede en México, desde el 26 de agosto de 1851.

En ese período se alcanzaron los Concordatos de la Santa Sede con Costa Rica y Guatemala en 1852, con Honduras y Nicaragua en 1861 y con El Salvador en 1862. Consta que mantuvo correspondencia epistolar con los Obispos de la región, por ejemplo, el 16 de marzo de 1852, el primer Obispo de Costa Rica Mons. Anselmo Llorente y Lafuente (1851-1871), a dos meses de su toma de posesión, le escribe informándole que ya tenía señalado el sitio para la futura edificación del Seminario detrás de la Catedral.

Mons. Clementi fue expulsado de México en 1861, por razones políticas. Fue luego Obispo de Rímini en Italia (1863-1869), murió el 30 de enero de 1869, con el título de Arzobispo de Rímini. Su sepultura se conserva en el Cementerio Campo Verano en Roma.

Luego, en otro contexto, Mons. Luigi Bruschetti (1826-1881) fue designado Administrador Apostólico entre 1877 y 1880, para resolver la larga vacancia de la sede en Costa Rica (1871-1880), también con funciones diplomáticas hacia el resto de Centroamérica. Es el primer representante de la Santa Sede en llegar a Costa Rica.

Mons. Bruschetti nació en Strada de Ósimo en Friuli-Venecia, Italia, el 7 de febrero de 1826. Fue sacerdote de la Diócesis de Cingoli en la Provincia de Macerata, en Le Marche, Italia. Enviado a Brasil por la Santa Sede, como encargado de negocios provisional ante la Corte Imperial brasileña (1822-1889). Designado luego Obispo Titular de Abidós (1876-1881) y Administrador Apostólico de San José de Costa Rica (1877-1880), el 26 de junio de 1876. Fue ordenado Obispo en Río de Janeiro en Brasil, el 8 de octubre de 1876.

Llegó a Costa Rica en el mes de enero de 1877, procedente de Brasil. En su corta administración supo ganarse el favor del clero y de los fieles, desplegó una gran actividad pastoral. En 1879 bendijo solemnemente la recientemente reconstruida Catedral de San José y, el 18 de marzo de 1880, consagró la iglesia de la Parroquia Inmaculada Concepción de Heredia. Con objeto de palpar por sí mismo las necesidades de los fieles hizo una visita canónica a la Diócesis.

El 5 de setiembre de 1880 ordenó Obispo a Mons. Bernardo Augusto Thiel Hoffman C.M. (1880-1901), segundo Obispo de San José. Por algunos meses residió en San Pedro del Mojón; allí empezó a aquejarlo una dolencia que lo llevó al sepulcro poco tiempo después, cuando ya había regresado a Italia.

No se olvidó de Costa Rica en su tierra natal y a su muerte legó treinta mil liras al Pontificio Colegio Pío Latinoamericano para que, con los réditos de esa suma, pudieran formarse allí futuros clérigos costarricenses. Murió el 27 de octubre de 1881, en Italia, a los 55 años.

Que tengamos noticia en este período aún no se plantea el tema de la creación de la Provincia Eclesiástica en Costa Rica, pero esta primera representación pontificia es el inicio del proceso.

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes semestrales, es muy fácil, solo ingrese en este enlace.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad