Face
Insta
Youtube
Whats
Lunes, 23 Mayo 2022
Suscribase aquí

Cuatro consejos para mantener finanzas sanas

By Marzo 10, 2022

Tener una buena salud financiera permite a las familias cubrir las necesidades básicas y sus diferentes obligaciones sin perder la estabilidad esconómica. En momentos en que tener empleo es una bendición, hay que ser todavía mucho más cuidadosos con el uso de los recursos económicos.

Los expertos financieros recalcan la importancia de mantener un correcto control de las finanzas a lo largo del año y no solo cuando se atraviesan momentos como la típica “cuesta de enero”, sino que se debe programar una correcta administración financiera desde el inicio del año y proyectarla hasta el final  del mismo, esto con el objetivo de lograr que el dinero con el que se cuenta alcance para cubrir las necesidades y obligaciones que se tienen.

Priscilla Solano, experta en finanzas personales de Mucap, explica que la solución está en mantener  la estabilidad en las finanzas, de manera que los gastos, el entretenimiento y las metas tengan un equilibrio entre sí. Para esto, la especialista brinda cuatro consejos claves para mantener las finanzas sanas este 2022:

 

Analizar la situación financiera

Se debe conocer la situación financiera personal y familiar. A partir de esto, desarrollar un presupuesto mensual en el cual se puedan contemplar todos los ingresos y gastos en un periodo de tiempo determinado. Este presupuesto debe realizarse con bastante cuidado y calma de manera que se puedan contemplar todos los rubros sin dejar de lado o minimizar alguno, recordando que por más pequeño que sea el gasto (gasto hormiga) este afecta el presupuesto familiar.

 

Eliminar o disminuir gastos superfluos

Existen gastos que son innecesarios y que pueden llegar a afectar las finanzas personales y familiares, por ello, es recomendable disminuir o, en la medida de lo posible, eliminar aquellos gastos que pueden abarcar una porción del dinero y que puede ser invertido en la cancelación de otros pagos o para el ahorro. Una recomendación es clasificar los gastos por categoría en fijos, necesarios, esporádicos o innecesarios.

 

Manejar deudas y obligaciones dentro de las posibilidades

Al momento de adquirir una deuda u obligación se debe valorar de previo la capacidad de pago, las deudas no deben superar el 50% de los ingresos. Es importante evaluar, no sólo la situación económica actual y futura, sino también las diferentes opciones que ofrece el sector financiero cuando requiera financiamiento. Una deuda puede desequilibrar las finanzas y comprometer la economía  personal y familiar si no se cuenta con los recursos económicos necesarios para afrontarla. Por ello, es indispensable analizar el presupuesto para determinar el monto de cuota que estaría en posibilidades de pagar mes a mes.

 

Adquirir el hábito del ahorro para cubrir imprevistos futuros y para alcanzar metas

Crearse la disciplina de ahorrar es una de las mejores opciones para mantener finanzas sanas, pues se evita el endeudamiento y le permite contar con un dinero extra en caso de algún imprevisto, cubrir algún gasto a corto o mediano plazo como el pago del marchamo, la compra de los útiles escolares, entre otros, o bien, cumplir esos otros objetivos.

 

El uso moral del dinero

 

El dinero no es ni un bien ni un mal, desde un punto de vista moral. De hecho el dinero es una realidad material que, en cuanto creada por Dios, es de por sí buena. Es un medio de intercambio, cuyo valor viene determinado convencionalmente por la sociedad.

Es sólo en referencia a la persona que el dinero puede convertirse en un bien o un mal. Esto depende de cómo la persona lo adquiere: ¿honestamente, o robando o engañando?

De cómo uno se relaciona con el mismo: el dinero es un valor y tiene gran relevancia en la vida humana, pero no debe llegar a ser el valor principal ni el único ni el mayor del hombre, quien debe evitar en cualquier modo hacerse esclavo del dinero.

Y finalmente, cómo lo usa. ¿Y cuándo el uso del dinero es moral? Cuando la persona lo usa consciente de ser un administrador, dándole el justo peso y valor: los bienes materiales son medios, no son el fin de la vida del hombre.

Además, cuando se usa para el propio bien, para el bien de la propia familia, para hacer el bien al prójimo teniendo en cuenta varios criterios, como: los gastos obligatorios para lo indispensable, necesario; la exigencias discrecionales; la necesidad del ahorro en vista de las necesidades futuras (aunque confiándose en la Providencia divina); las necesidades ajenas, sobre todo cuantos son incluso privados de lo necesario e indispensable para vivir, respetando el “destino universal”: en el sentido que los bienes de este mundo deben servir para que a ninguna persona le falte lo necesario.

 

Fuente: Catholic.net

 

Last modified on Jueves, 10 Marzo 2022 19:30
Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad