Face
Insta
Youtube
Whats
Lunes, 23 Mayo 2022
Suscribase aquí

Buenos hábitos para el éxito escolar

By Marzo 10, 2022

Para algunos hogares el regreso a las clases presenciales supone una alegría, pero también un estrés, principalmente para los padres de familia que deben trabajar para satisfacer las necesidades del hogar y los gastos que implica el regreso presencial a las aulas.

Por eso es importante prepararse adecuadamente, y que eso suponga un momento bonito tanto para los hijos como para sus papás.

Es evidente que para los niños y adolescentes el cambio es abrupto, vienen de levantarse tarde, a horas diferentes, sin presiones, muchos cambiaron su rutina de alimentación, de descanso, y volver a horarios rígidos puede representar mucha presión.

Los expertos recomiendan hacer partícipes de los detalles previos de la entrada a clases a los menores, para que el momento sea menos pesado.

Citan la importancia de motivarlos, por ejemplo, en la compra de sus útiles y uniformes, y que participen del acomodo de un rincón de estudio en su casa.

Según la edad que tenga, el menor también pueden involucrarse en otras tareas como forrar libros y etiquetar cuadernos.

Otros aspectos a tratar son los horarios. Durante el periodo de vacaciones tanto niños como adolescentes duermen hasta tarde. Por lo cual,  es importante que al menos una semana antes regresen al horario de dormir temprano, esto se logra gradualmente.

También es importante que días previos a la entrada a clases, los chicos dediquen al menos una hora -dependiendo de la edad- a estudiar alguna materia, esto les permitirá recordar las cosas básicas y los ayudará a comprender los nuevos temas.

Igualmente se recomienda establecer métodos para que las mañanas no sean tan estresantes cuando empiecen las clases. Levantarse temprano es una de las claves para que de tiempo de hacer todo. La ventaja de despertarse temprano es que podrá administrar de manera correcta el tiempo, podrá solucionar los contratiempos y evitará llegar tarde a clases con todo lo que eso significa.

A los padres de familia se les recomienda hacer un horario de actividades para sus hijos. Establecer el tiempo que les debe tomar cada una de sus tareas. Por ejemplo, cuánto tiempo le dedicarán a los estudios, al ocio y a la colaboración con la limpieza del hogar.

Otro aspecto a tratar es que durante las vacaciones los hijos hacen los tiempos de comida   a la hora que desean, por eso es recomendable intentar días antes de volver a clases establecer horarios habituales de comidas, esto ayudará a que sus hijos se alimenten correctamente en los centros educativos.

Eviten  incluir en su dietas, refrescos y golosinas, esto provoca ansiedad, impidiendo que se pueda concentrar correctamente. La comida saludable siempre será la mejor opción.

 

No tener miedo

 

La Unesco indica que el apoyo en salud mental y psicosocial es esencial para garantizar una transición positiva y segura en la entrada a clase de los  niños y jóvenes para que no se sientan nerviosos o reacios a volver a la escuela, especialmente si han estado en casa durante meses.

Algunos podrían estar preocupados porque no pudieron estudiar en casa y por ello ser conscientes de que podrían haberse quedado atrás, comparado con sus compañeros. Puede que sientan estrés o ansiedad si temen perder a un ser querido o si han perdido a un miembro de la familia o compañero.

Para ello, es de suma importancia que las familias tengan actividades familiares que les proporcionen seguridad emocional y tranquilidad a los niños, así como también se deben aprovechar los espacios de calidad con sus padres, anticipar todas las situaciones que se van a presentar de una manera confiable y segura, y demostrarles que a pesar de todas la situaciones que se presentan en la vida siempre hay un lugar seguro donde pueden estar y personas que les van a transmitir todo esto, es decir, sus padres o cuidadores primarios.

Es necesario que el padre de familia pregunte a los niños y adolescentes  cómo se sienten sobre volver a la escuela y asegurar a los niños que todos los sentimientos son normales y reales.  Así como también tomarse tiempo para consolarlos y responder a sus necesidades.

Otro aspecto es el de ayudarles a entender sus emociones. Decirles “hoy pareces muy triste” o “puedo ver que estás frustrado” para ayudarles a empezar a reconocer sus propios sentimientos. 

Finalmente, recordarles los motivos positivos para regresar a la escuela. Por ejemplo, jugar con sus amigos, ver a sus profesores y continuar aprendiendo cosas nuevas.

Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad