Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 20 Enero 2022
Suscribase aquí

“Te basta mi gracia”

By Bryan Esteban Rojas Morales / Seminarista Diciembre 10, 2021

Nací el 8 de febrero del año 2021 en San José. Pertenezco a la Parroquia Nuestra Señora del Pilar en Tres Ríos, y actualmente soy seminarista el primer año de la formación para la vida presbiteral.

Mis padres eran bastante jóvenes en el momento que fui concebido, entonces mi abuela materna tomó parte en mi crianza. Es ella quien me transmitió la fe. Muy pequeño, cuando iba a la celebración de la Misa sentía admiración por todo el rito litúrgico. Creo que desde ahí empezó todo. Con el pasar del tiempo mientras cursaba la primaria, permaneció cierta inquietud vocacional, que perduró durante toda esta etapa de mi vida.

En el año 2016 estaba en un templo en Cartago, una religiosa me pidió que la acompañara a rezar el Rosario. Cuando terminamos de rezar, ella se despidió con estas palabras: “esté atento a la voz del Espíritu Santo”. Yo no le había comentado nada de lo que interiormente sentía respecto a inquietud vocacional. Ahora logro interpretar que eran signos que en aquellos momentos el Señor me regalaba cuando se acercaba la hora de tomar decisiones.

Otro de estos signos fue finalizando el colegio. Ya en mi interior sentía que debía tomar verdaderas decisiones. El 1 de agosto del año 2019 realicé la romería. Recuerdo que cuando llegué a la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles, tenía lugar la celebración de la Misa. Al finalizar el sacerdote que la presidía pidió que quienes tenían objetos de veneración se acercaran al pie del presbiterio para bendecirlos. Ante esta invitación me acerqué curioso, para ver el rito de la bendición. En aquel momento al ver al sacerdote, experimenté mucha alegría, unida a un gozo muy grande que faltarían las palabras para describirlo. No recuerdo nunca haber experimentado una felicidad tan grande como aquella, para mí eso fue una confirmación de que debía discernir lo que siempre había sentido.

Sin embargo, al año siguiente ingresé a la Universidad. Mi director espiritual en aquel entonces, me sugirió que iniciara los procesos vocacionales en la Arquidiócesis de San José. Comenzaban el 25 de enero del 2020, en San Isidro de Heredia, marcando el inicio de mi discernimiento. Fue así como el 7 de marzo del 2021 ingresé al Seminario.

Desde entonces, estos meses como seminarista han estado llenos de muchas alegrías, las cuales interpreto como un signo visible de la presencia de Dios en este caminar. Uno de esos momentos fue el Jueves Santo, durante la celebración de la Misa, y posteriormente en la noche, la adoración Eucarística. Fue una experiencia de sentirse en el corazón de Jesús y de permanecer en oración con Él. Ha sido una auténtica experiencia de sentirme amado y mirado por Jesús.   

Siempre existe el temor ante la debilidad propia del hombre, y la pequeñez humana, sin embargo, permanecen también aquellas palabras que el Señor le dijo a san Pablo: Te basta mi gracia, pues mi fuerza se realiza en la debilidad. (2 Cor 12, 9)

El Señor nos capacita con su gracia. La fragilidad Él la vuelve fortaleza y es esta la certeza y la confianza que me sostienen. Mi vida no está a la deriva, no la dirijo yo. Es el Señor quien, desde el amor infinito que me tiene y con frecuencia me manifiesta, dirige mi historia.

Sin duda alguna es indispensable la oración suplicante del pueblo, pidiendo al Señor que envíe, operarios a su mies. Encomiendo a la Santísima Virgen María y a su esposo San José la intercesión por la vocación de todos mis hermanos seminaristas.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad