Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 05 Diciembre 2021
Suscribase aquí

La beata Chiara “Luce” Badano

By Kevin Vargas Arias / Seminarista de II FDMC Noviembre 12, 2021

Cuando escuché por vez primera la historia de vida de la beata Chiara “Luce” Badano, me sorprendió mucho y causó en mí gran admiración. Me pregunté ¿cómo puede ser posible que una persona tan joven como ella viviera una vida de santidad? Además, ¿cuántos jóvenes lo están haciendo como ella? Esto porque creo que a veces se piensa que a la juventud no le interesa nada relacionado con la santidad, la Iglesia o Dios. Sin embargo, el testimonio de tantos jóvenes nos demuestra lo contrario, y uno de ellos es precisamente el de Chiara.

Esta joven nació en Sassello, Italia, el 29 de octubre de 1971, y falleció un 07 de octubre de 1990, con tan solo 18 años, a causa de un cáncer óseo, llamado osteosarcoma.

La vida de esta beata la podemos considerar en muchos aspectos como “normal”. Fue a la escuela y al colegio, compartía con sus amigos, se enamoró, le gustaba la música, estuvo en un movimiento católico llamado Los Focolares, etc. Todo esto podría suscitarnos a preguntar: ¿pero si no hizo “cosas extraordinarias” cómo es que ha sido elevada a los altares? La respuesta es que Chiara supo convertir lo ordinario y cotidiano de su vida en extraordinario.

Y es que eso es parte de la santidad, hacer lo común de cada día de una forma extraordinaria.

Así, por ejemplo, Chiara, cuando iba a su escuela solía regalar su almuerzo a algún compañero menos afortunado, además, parte del dinero que ahorraba lo donaba a las misiones y sufrió burlas en algunos momentos por sus convicciones religiosas.

Fue una joven que ahí en su casa o en su ambiente comunitario y educativo supo transmitir la alegría del Evangelio. Así lo dijo el cardenal Ángelo Amato en la misa de beatificación en el año 2010: “una muchacha moderna, deportista, positiva, que, en un mundo rico de bienestar, pero a menudo enfermo de tristeza y de infelicidad nos transmite un mensaje de optimismo y esperanza”. [1]

Cuando Chiara tenía solo 16 años, una situación muy difícil llegó a su vida, difícil para cualquier ser humano, y más aún para una joven, un cáncer óseo. No fue con una actitud de desesperanza, de odio o de negativismo como ella afrontó tan complicada realidad, sino con una confianza grande en Dios y ofreciendo ese dolor, tal cual nos dice el Evangelio, “Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso" (Mateo 11, 28).  La enfermedad avanzaba progresivamente, en cuestión de 2 años la llevó a una condición muy delicada, pero la aceptación confiada en Cristo que tenía Chiara, la hizo sobrellevar todo esto en una paz y fortaleza admirable.

Chiara falleció en octubre de 1990. Murió junto a sus padres, y sus últimas palabras fueron estas: “adiós, mamá, sé feliz porque yo lo soy”. Esta frase, creo yo, es un resumen de la vida de Chiara, una vida en la alegría de ser hija de Dios.

No importa qué tan corta o extensa sea nuestra vida, si es que vivimos veinte, cuarenta o cien años, lo más importante es sentirnos alegres al comprender que fuimos amados y creados por ese Dios que es amor. Y como diría san Juan Pablo II: “sólo el Espíritu Santo da la alegría profunda, plena, duradera, a la que aspira todo corazón humano. El hombre es un ser hecho para la alegría, no para la tristeza”.[2]

Que el ejemplo de esta beata suscite en todos, especialmente nosotros los jóvenes, un deseo ardiente por imitar a Jesucristo, allí donde cada uno de nosotros esté, en nuestra cotidianidad, en nuestros espacios familiares, educativos, laborales y sociales.

¡Beata Chiara Badano, ruega por los enfermos y por la juventud de Costa Rica y la del mundo entero!

 

[1] Ángelo Amato. Homilía en la Misa de beatificación de Chiara Badano, 25 de septiembre de 2010.

[2] Juan Pablo II. Audiencia General, El Espíritu Santo, fuente de la verdadera alegría, miércoles 19 de junio de 1991.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad