Face
Insta
Youtube
Whats
Miércoles, 21 Abril 2021
Suscribase aquí

8M: celebración y controversia

By Lic. Lisandra Chaves Abril 07, 2021

El Día Internacional de la Mujer se celebra el 8 de marzo de cada año por la lucha de las mujeres por la igualdad, el reconocimiento y ejercicio efectivo de sus derechos. En una reunión de mujeres socialistas en Copenhague, 1910, el tema central fue el sufragio universal para todas las mujeres y por moción de Clara Zetkin líder del “levantamiento de las 20,000” se proclamó el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer, en homenaje a las mujeres caídas en la huelga de 1908.

Para muchas feministas radicales el 8 de marzo es una fecha para salir a las calles a gritar a favor del aborto, entre otras consignas, y para otras mujeres es una celebración en reconocimiento a su género y todo lo que ello implica. Sin embargo, pocas mujeres tienen presente el evento que dio nacimiento a esta fecha mundialmente reconocida.

En 1908, 129 mujeres murieron en un incendio en la fábrica de Cotton, en New York, Estados Unidos, luego de que se declararan en huelga con permanencia en su lugar de trabajo. Ellas buscaban una reducción de su jornada laboral a 10 horas, un salario igual al de los hombres que realizaban las mismas actividades y mejorar las condiciones de trabajo. El dueño de la fábrica ordenó cerrar las puertas para que las mujeres desistieran y abandonaran el lugar, pero el resultado fue la muerte de las obreras.

Ese mismo año, el 3 de mayo, se realizó un acto por el día de la mujer en Chicago, preámbulo para que el 28 de febrero de 1909 se conmemorara por primera vez el Día Nacional de la Mujer. Este fue el antecedente para que en 1910 se declarara el Día Internacional de la Mujer. Más adelante en 1977 la Asamblea General de las Naciones Unidas designó oficialmente el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer.

Este día celebrativo pasó a conocerse como el 8M, una jornada donde innumerables colectivos sociales toman las calles contra el patriarcado, la violencia, los femicidios, la brecha salarial, el acoso, las desigualdades, los derechos laborales y personales y últimamente donde también se reclama el aborto como derecho de la mujer, cuando se trata del derecho de otro ser humano y es donde ya se convierte entonces en un día de controversia.

En otras columnas donde he hablado del feminismo y sus corrientes, he mencionado que el feminismo radical de hoy perdió los ideales que guiaban a las mujeres del siglo XIX y XX a luchar por sus legítimos derechos como lo fue el sufragio en su momento y como lo es hoy todavía el acoso, la violencia y la desigualdad salarial. Esta forma actual en que las feministas radicales se manifiestan, a través de actos violentos, desnudas, con gritos y pancartas llenas de insultos y a favor del aborto no representan a todas las mujeres y por tanto, no es una lucha generalizada del género femenino.

Creo que todas coincidimos en el cese de la violencia contra la mujer y la inseguridad. Estamos cansadas de ver femicidios, de no poder andar libremente por la calle, ni siquiera en carro; cansadas de la desigualdad salarial todavía presente en muchas empresas y de la discriminación a la mujer. Todas estas razones siguen siendo nuestras luchas, porque se trata de nuestras vidas y nuestro futuro, pero no coincidimos en ver el aborto como derecho de la mujer ni en esa forma de manifestarse.

Podemos manifestarnos intelectualmente sin perder nuestro pudor y nuestra dignidad. Tenemos que demostrar que podemos sentarnos civilizadamente a dialogar, que podemos llevar nuestros temas a los tribunales, al Gobierno y a la opinión publica sin necesidad de una manifestación hostil y dantesca.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad