Face
Insta
Youtube
Whats
Miércoles, 29 Junio 2022
Suscribase aquí

El sexo débil

By Licda. Lisandra Chaves. Abril 04, 2022

Gracias a Dios cada vez menos escuchamos la frase “el sexo débil” para referirse a las mujeres. Espero que las nuevas generaciones ni siquiera conozcan de qué se trata, sin embargo, hoy quiero reflexionar un poco en esto porque quizás, aunque no se diga la frase está clavada en algunas mentes y corazones y de las mismas mujeres incluso.

Se decía sexo débil a las mujeres por su poca fuerza física con respecto a los hombres y porque durante muchos años fueron mercancía y posesión de los hombres, como tristemente sucede aún en este siglo en algunos países que todos conocemos. Las mujeres tuvieron que luchar por tener voz y voto en la vida publica y por el acceso al trabajo, luego por condiciones laborales dignas y más allá por igualdad de condiciones laborales y salariales con los varones. Poco a poco la mujer ha ido logrando lo que Dios siempre ha querido de ella y es que sea respetada en su dignidad plenamente y se reconozcan sus derechos. (Nota: el aborto no es ni será jamás un derecho de la mujer).

Hoy vemos a las mujeres en muchos ámbitos laborales desempeñándose maravillosamente, desde pilotos, bomberos, policías, presidentes de una nación, y en cientos de profesiones que antes eran solo para lo varones. La mujer ha demostrado tener la capacidad para ejercer excelentemente cualquier trabajo. Lo que sucedía en el pasado es que estaba subyugada y no tenía la oportunidad ni el acceso a la formación y educación requerida, pero una vez vencido ese obstáculo, ellas han podido crecer como la espuma.

El tema de la fuerza física es verdad, pero relativamente. Hay mujeres con más fuerza física que un hombre delgado, así como es cierto que nuestra contextura es más fina y por tanto en general podemos tener menos fuerza que un hombre musculoso y grande. Yo personalmente no tengo ningún problema con eso y agradezco cuando me ayudan a alzar un mueble, una maleta o lo que sea. Apartando esto, la mujer de débil no tiene nada, al contrario, su fortaleza ante la vida y sus vicisitudes es realmente algo admirable.

Llevar un bebé en su vientre nueve meses con todos los cambios que eso implica y dar a luz es algo que solo un sexo fuerte puede hacer. Una vez que ha nacido el bebé, tener que alimentarlo y seguir con su vida es algo que solo un sexo fuerte puede lograr y si vamos a lo más profundo, cuando he visto a las mujeres trabajar, velar por su familia, sus hijos y todo lo que implica, además de ser esposa, por Dios, es que son maravillosamente fuertes. Digo “son” porque yo no tengo hijos biológicos entonces no tuve que vivir todo eso, sin embargo, también noto mi fuerza ante las situaciones difíciles.

Fuerza ante la vida no significa no llorar, no sentirse triste, frustrado o decepcionado muchas veces. Fuerza ante la vida significa luchar y jamás vencerse, caer y levantarse siempre y mirar al futuro con esperanza aún cuando a veces todo parece oscuro y perdido. Es verdad que Dios nos da su fortaleza a todos, hombres y mujeres, pero es que yo conozco tantas mujeres que sostienen su familia solas, separadas de sus maridos agresores o a veces simplemente madres solas, enfermas con cáncer que luchan y en otros casos mujeres que sostienen la fe de sus casas de forma impresionante. Ante tantos ejemplos solo puedo decir que la mujer no es un sexo fuerte sino fortísimo.

En la cabeza de hombres agresores y abusadores y aquellos que matan a sus parejas aún debe rondar la idea del sexo débil al que deben someter al punto de la muerte y quizás haya mujeres que necesiten fortalecer su autoestima para no permitir que se pisotee su dignidad, pero en ambos casos es necesaria una intervención para no permitir más daño a las mujeres.

 

 

 

 

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad