Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 16 Mayo 2021
Suscribase aquí

¡Bienaventurado San José… ruega por nosotros!

By Mons. José Rafael Quirós / Arzobispo de San José Abril 19, 2021

Al celebrar la Fiesta de San José, esposo de la virgen María, en el contexto del 150° aniversario de la proclamación de San José como Patrono Universal de la Iglesia, en el Centenario de la creación de la Arquidiócesis de San José y en este año dedicado a él, nos da la oportunidad para reafirmar  que este “hombre justo” (Mt 1,19), siempre dispuesto a hacer la voluntad de Dios (cf. Mt 1,20; 2,13.19.22), figura extraordinaria y tan cercana a nuestra condición humana, nos sigue animando a continuar el camino de la fe.

Como nos ha recordado el Papa Francisco, por su papel en la historia de la salvación, san José es un padre que siempre ha sido amado por el pueblo cristiano, como lo demuestra el hecho de que se le han dedicado numerosas iglesias en todo el mundo; que muchos institutos religiosos, hermandades y grupos eclesiales se inspiran en su espiritualidad y llevan su nombre; y que desde hace siglos se celebran en su honor diversas representaciones sagradas: “Muchos santos y santas le tuvieron una gran devoción, entre ellos Teresa de Ávila, quien lo tomó como abogado e intercesor, encomendándose mucho a él y recibiendo todas las gracias que le pedía. Alentada por su experiencia, la santa persuadía a otros para que le fueran devotos”.[1]

Santa Teresa de Ávila decía con certeza plena: “Querría yo persuadir a todos que fuesen muy devotos de este glorioso Santo, por la experiencia que tengo de los bienes que alcanza de Dios. No he conocido persona que de veras le sea devota y haga particulares servicios que no la vea más aprovechada en la virtud...”[2]

Después de largos padecimientos, nos cuenta esta doctora de la Iglesia: “Tomé por abogado y señor al glorioso san José, y encomendéme mucho a él. Comencé a hacer devociones de Misas y cosas muy aprobadas de oraciones, y tomé por abogado a san José…; y él hizo, como quien es, que pudiese levantarme y andar y no estar tullida.” [3]

Desde entonces, repetía Santa Teresa: “A otros (santos) parece les dio el Señor gracia para socorrer en una necesidad; a este glorioso Santo tengo experiencia que socorre en todas…Sólo pido por amor de Dios, que lo pruebe quien no me creyere y verá por experiencia el gran bien que es encomendarse a este glorioso Patriarca y tenerle devoción”.

Aun en medio de la pandemia del Covid-19, de frente a la crisis económica y la incertidumbre en muchos ámbitos de la vida que, en modo particular, experimentan tantos padres y madres de familia, les invito a recurrir confiadamente a la intercesión de San José, pues él supo sacar adelante a la Sagrada Familia.

Este año dedicado a José propicie que en nosotros crezca el amor a este gran santo, apelamos a la confiada intercesión de este hombre de Dios, para muchos inadvertido, pero cuya presencia reservada y oculta nos recuerda que todos los que se hacen servidores son protagonistas en la historia de la salvación, sin olvidar que: “La felicidad de José no está en la lógica del auto-sacrificio, sino en el don de sí mismo. Nunca se percibe en este hombre la frustración, sino sólo la confianza. Su silencio persistente no contempla quejas, sino gestos concretos de confianza.”[4]

Oh, bienaventurado José, muéstrate padre también a nosotros y guíanos en el camino de la vida. Concédenos gracia, misericordia y valentía, y defiéndenos de todo mal. Amén.

 

[1] Papa Francisco, Carta Apostólica Patris Corde, n.1, 2020

[2] Vida de la Santa Madre Teresa de Jesús, Autobiografía, Libro 6, 1562

[3] Ídem

[4] Papa Francisco, Carta Apostólica Patris Corde, n.7, 2020

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes, es muy fácil, solo ingrese en este enlace.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Al comprar en Colono Construcción, podrías ganar bicicletas o combos de hielera y parrilla para salir de la rutina.
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad