Face
Insta
Youtube
Whats
Lunes, 30 Noviembre 2020
Suscribase aquí

Más encuentro y menos enfrentamiento

By Mons. José Manuel Garita / Obispo de Ciudad Quesada Noviembre 01, 2020

La crispación social continúa creciendo de forma acelerada en nuestra sociedad. Como lo dijimos hace unas semanas atrás, esto puede ser muy peligroso y atentar contra la paz social de nuestro país.

Así también, la desigualdad, el crecimiento del desempleo y pobreza son signos del deterioro de la sociedad que ponen también en peligro la paz social, la justicia y la democracia de nuestro país.

Es hora de dar un giro a esta realidad que, por mucho, hunde a Costa Rica y, peligrosamente, podríamos estar en un viaje sin retorno al país democrático, pacífico y solidario que hemos sido.

A propósito de este momento, traigo a colación algunas palabras del Papa Francisco, recogidas de su tercera Encíclica, presentada el pasado sábado 3 de octubre, titulada: “Fratelli tutti” (“Hermanos todos”).

“Hoy en muchos países se utiliza el mecanismo político de exasperar, exacerbar y polarizar. Por diversos caminos se niega a otros el derecho a existir y a opinar, y para ello se acude a la estrategia de ridiculizarlos, sospechar de ellos, cercarlos (...). La política ya no es así una discusión sana sobre proyectos a largo plazo para el desarrollo de todos y el bien común, sino sólo recetas inmediatistas de marketing que encuentran en la destrucción del otro el recurso más eficaz”, dice el Papa en el numeral 15 de esta Encíclica.

Buscar más encuentro y menos enfrentamiento es lo que evitará no solo destruir al otro, sino destruirnos a todos. Si el camino sigue siendo el de la confrontación, el de encender las emociones del insulto y la descalificación, nuestra nación perderá su rumbo. Si la consigna sigue siendo no escuchar ni atender los derechos del otro, se perderá el rumbo de todos nosotros.

En “Fratelli tutti”, numeral 77, es muy claro el llamado del Santo Padre: “Seamos parte activa en la rehabilitación y el auxilio de las sociedades heridas”.

Por supuesto que nuestra sociedad está herida por la falta de transparencia en algunas acciones políticas de las últimas décadas, por la corrupción que ha llegado a niveles impensables, por el golpe que se da a las clases más vulnerables y que no ven la luz. Pero, la forma de resolver esto es la mesa de diálogo. Hago un llamado respetuoso a nuestros gobernantes, que Dios les dé la sabiduría de escuchar el clamor del pueblo y responder concretamente.

Por otro lado, los diferentes movimientos sociales y sectores de distintas procedencias deben cargar con la responsabilidad de buscar la inagotable ruta del diálogo y el encuentro, pensando siempre en clave país. Costa Rica supo resolver por esta vía muchas de sus discusiones más importantes, supo encontrar la ruta del acuerdo, para transformar nuestra nación y conducirla por un camino de justicia y paz social.

Sin bien común, sin la búsqueda del bienestar auténtico de todos, no podremos llegar a buen puerto. Tenemos que saber dialogar, ceder, aceptar al otro. “El individualismo radical es el virus más difícil de vencer. Engaña. Nos hace creer que todo consiste en dar rienda suelta a las propias ambiciones, como si acumulando ambiciones y seguridades individuales pudiéramos construir el bien común” (“Fratelli tutti”, numeral 105).

Costarricenses, que Dios nos haga ver claro esto: es el momento de que nos veamos como hermanos. Vivimos en un mismo país, lo que nos afecta a unos, afecta a todos, tenemos que buscar acabar con esas desigualdades odiosas, hay que buscar el bien integral de las personas. Pongamos todos de nuestra parte y que Dios nos guíe e ilumine.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad