Face
Insta
Youtube
Whats
Miércoles, 29 Junio 2022
Suscribase aquí

Ayuda mutua y justicia social

By Mons. José Manuel Garita H. Mayo 18, 2022

Costa Rica ha elegido un nuevo presidente de la República para dirigir los destinos de nuestro país por los próximos cuatro años. Tras un proceso democrático, una vez más, nuestra sociedad se encamina para una nueva sucesión en el poder, en la cual, siempre ha imperado el respeto y el orden constitucional. 

Es hora de que el país se una en favor de buscar las soluciones que requerimos para superar los estragos dejados por la pandemia provocada del COVID-19, la cual aún no ha terminado, y para cambiar cerca de tres décadas de un modelo que tiene sumido en la pobreza a más de un millón de nuestros hermanos y que, además, nos hace ser una nación con un alto índice de desigualdad. 

Para quienes han sido elegidos en estas elecciones nacionales toca poner ahora sus mejores esfuerzos y conocimientos al servicio del bien común; habiéndose postulado con sus ideas y propuestas, hay que poner manos a la obra, esperando también el máximo esfuerzo de quienes están aún en sus cargos y que completarán su periodo constitucional en estas últimas semanas hacia el mes de mayo. 

Hago mías las siguientes palabras del Papa Francisco, expresadas el 21 de mayo de 2021, en la presentación de cartas credenciales de embajadores de varios países. “La pandemia nos ha hecho más conscientes de nuestra interdependencia como miembros de la única familia humana, así como de la necesidad de prestar atención a los pobres y a los desamparados entre nosotros. Para salir de la crisis actual, nuestras sociedades se enfrentan al reto de dar pasos concretos y verdaderamente valientes para desarrollar una cultura del cuidado mundial, que inspire el surgimiento de nuevas relaciones y estructuras de cooperación al servicio de la solidaridad, el respeto a la dignidad humana, la ayuda mutua y la justicia social”. 

La ruta que Costa Rica necesita debe poner al ser humano en el centro de su desarrollo; los indicadores económicos, de infraestructura u otros no tendrían sentido si no llevan bienestar a todos los pobladores de esta nación. 

Como lo dice también el Santo Padre en su Exhortación Evangelii gaudium, n. 203: “La dignidad de cada persona humana y el bien común son cuestiones que deberían estructurar toda política económica, pero a veces parecen sólo apéndices agregados desde fuera para completar un discurso político sin perspectivas ni programas de verdadero desarrollo integral”.

Hay que buscar también, desde los gobernantes y los gobernados, unir a la familia costarricense, pues una casa dividida no puede subsistir (cfr. San Lucas 11, 17-18). Debemos terminar con cualquier lucha interna, cualquier sentimiento de odio o de división que durante varios años también se nota en nuestra sociedad y se refleja especialmente en redes sociales, no contribuyendo así a un clima de paz que nuestro país requiere.

Pongamos también nuestra mirada en Dios, pidamos que nos cuide y nos proteja, que nos ilumine para salir adelante, que nos ayude a favorecer con el testimonio de cada uno de nosotros, el bienestar de Costa Rica. ¡Que nuestra Señora de los Ángeles, patrona de Costa Rica, interceda por nosotros con maternal protección! 

Pedimos la bendición para don Rodrigo Chaves Robles para que el Señor le conduzca por los caminos que le permitan ser un buen presidente para beneficio de una nación costarricense en la que vivan siempre el trabajo y la paz. Que la justicia social y el bien común cobijen a todos los habitantes de este país. 

 

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad