Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 13 Junio 2021
Suscribase aquí

Un buen pastor a sus 93 años

By Mayo 19, 2021

El Padre Marco Tulio Chinchilla es toda una institución en el clero arquidiocesano. El Padre Víctor Hugo Munguía lo destaca como “un sacerdote que brilla”, por haber dedicado toda su vida a parroquias grandes, alguna de las cuales, como San Ignacio de Acosta, “tenía exigencias de lomo de caballo salidas de lo común”.

Hace poco, su imagen presidiendo la Santa Eucaristía en el Hogar de Ancianos Alfredo y Delia González Flores donde reside, compartida por el padre  Manuel Enrique Chavarría, formador del Seminario Nacional, se convirtió en un ejemplo vivo de cómo se es sacerdote para siempre.

Su testimonio de entrega y de servicio nos viene muy bien en este domingo del Buen Pastor, dedicado precisamente a la oración a Dios por las vocaciones, de modo particular por aquellas a la vida sacerdotal.

 

Activo a sus 93 años

 

El Padre Marco Tulio nació en Alajuelita el 9 de setiembre de 1928 y fue ordenado en 1954. Su vida es un ejemplo de obediencia a Dios y a sus superiores. Fue profesor de religión, una tarea en la que nunca se vio antes de que el mismo Monseñor Antonio Troyo se la pidiera.

“Cuando comencé mi vida sacerdotal me enviaron a la parroquia de Pavas, pero algo me decía que también que me iban a mandar como profesor de Religión al Colegio Superior de Señoritas, y aunque yo no quería, porque no me veía como cura y profesor, así fue, porque un sacerdote de ser obediente a  sus superiores”, relató hace algún tiempo al Eco Católico que lo visitó en el Hogar en Heredia.

Esta faceta docente, sin embargo, llenó su vida de muchas satisfacciones: “Resulté un profesor innato, como era antes, uno enseñaba la religión que aprendía con el Catecismo y me las arreglaba para ayudarme con otros textos, fueron tiempos bonitos”, aseguró.

Tras su paso por las aulas, recordó los días como párroco en Juan Viñas y en San Ignacio de Acosta. “Experiencias bellísimas y agotadoras. En San Ignacio yo iba a caballo hasta Sabanilla, Cangrejal y Guaitil, paisajes difíciles de olvidar… de caminos pesados, gentes sencillas, pero bondadosas y hospitalarias… en medio de tanta dificultad yo sabía que estaba cumpliendo con el Evangelio y eso me confortaba”, dijo.

 

Mil anécdotas que contar

 

El Padre guarda en su mente las giras de una semana hasta Puerto Cortés, Punta Mala y Esterillos. Eran tiempos difíciles, con caminos malísimos y jornadas interminables.

“La gente me pedía que fuera una vez al mes porque ahí estaban unos sacerdotes gringos que no hablaban bien español y no les entendían”, recuerda entre risas.

Culminada esta etapa, fue destinado a Santo Domingo de Heredia, donde tiene otra anécdota, una que le sucedió en la primera reunión que tuvo con la Junta Parroquial: “Se paró un hombre y me dijo: ‘Padre, usted tiene que portarse muy bien, porque si se porta mal lo echamos’”.

Ante aquella bienvenida, el sacerdote asegura que le dio gracias a Dios de que “antes de que me echaran”, Monseñor lo envió a Desamparados, donde tuvo que hacer frente a la construcción de la casa cural, proyecto que no habían podido culminar los Padres Elio Méndez y Santiago Núñez.

“La gente entendió la necesidad y trabajamos juntos recaudando fondos… salíamos apenas con la planilla y los materiales, y aunque usted no lo crea, no se paró de trabajar hasta verla cerrada”, rememoró.

El apostolado activo del Padre Chichilla “terminó”, con la capellanía en el Hospital México: “Fueron ocho años, una misión muy dura por los enfermos, porque aunque uno le pida a Dios sabiduría y fuerzas, uno también se enferma...”, afirma.

Luego de acogerse a la pensión, volvió a servir en su querida Alajuelita, donde permaneció como residente hasta que cumplió los 50 años de sacerdocio en el 2004.

“Dos años después me enfermé, pero me recuperé aquí, en este mi Hogar. Aquí me cuidan muy bien, he encontrado a nuevos amigos y eso me hace muy feliz porque también puede seguirles sirviendo como sacerdote”, concluyó.

Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad