Face
Insta
Youtube
Whats
Sábado, 27 Febrero 2021
Suscribase aquí

¿Quién es el sacerdote que colaboró con la detención de un agresor?

By Febrero 19, 2021
El Padre Marcos es muy querido en la comunidad de Sardinal El Padre Marcos es muy querido en la comunidad de Sardinal

Cuando terminó de pasear los perros por el jardín, Pbro. Marcos Morales, párroco de San Jerónimo de Sardinal, escuchó gritos, enseguida miró las cámaras de vigilancia y observó a un hombre que agredía a una mujer al frente del templo parroquial.

De inmediato llamó a la policía, los agentes llegaron rápidamente al lugar de los hechos, pero el sujeto huyó, brincó la malla que rodea el templo parroquial y luego saltó el muro que daba a la Casa Cural.

El Padre Marcos se lo topó de frente, le pidió que se detuviera, pero el individuo no hizo caso, por lo tanto, el párroco tomó su arma de defensa personal e hizo dos detonaciones en el suelo, aun así, el hombre continuó su huida.

El cura decidió ir con los perros tras él, el sujeto intentó saltar otro muro, pero en ese instante el sacerdote lo interceptó, le pidió nuevamente que se detuviera, como no lo hizo, volvió a hacer una nueva detonación y, en esta ocasión, el sospechoso optó por rendirse, momentos después los agentes policiales llegaron y procedieron a su detención.

Aunque el hecho tiene tintes de película de acción, el sacerdote dice que solo actuó de esa forma para evitar un mal mayor y para colaborar con las autoridades.

El hecho ocurrió la noche del 13 de enero. Cabe mencionar que el sujeto ya había sido denunciado por la mujer, de hecho, al parecer tenía medidas cautelares, sin embargo, buscó a la víctima en Sardinal, la encontró en un negocio y comenzó a golpearla en media calle.

Después de la agresión la mujer fue llevada a una clínica, donde fue atendida por los golpes que sufrió, gracias a Dios su estado de salud era estable.

El Padre Marcos aclara que él no fue directamente a meterse al momento de la agresión, sino que dadas las circunstancias decidió intervenir para evitar una situación más dolorosa.

“Bien porque actué rápido y de buena intención, me da gusto saber que se pudo detener a esa persona y que la mujer está bien”, comentó.

También detalló que tiene su permiso de portación de armas al día. Sobre el hecho que un sacerdote tenga un arma de fuego, explicó que su vocación no le impide tener una y que es únicamente para defensa personal, sobre todo por la inseguridad que hay en la zona.

Recordó incluso que uno de sus antecesores fue atacado en la propia Casa Cural y le pusieron un cuchillo en la garganta, gracias a Dios el hecho no pasó a más.

El párroco de Sardinal es muy querido en su comunidad, donde se ha destacado por su liderazgo, durante el tiempo que ha servido se han hecho mejoras sustanciales al templo, gracias al aporte de los fieles talentosos, quienes han hecho obras como los ángeles en bajo relieve a un costado, o el pasito a tamaño real con materiales reutilizables.

 

¿Cómo descubrió su vocación y dónde se formó?

Soy el menor de una familia de tres hermanos, mis papás son de San José, conocí a Monseñor Vittorino, me ayudó en mi camino y me ofreció la oportunidad de servir en la Diócesis de Tilarán-Liberia. Era un muchacho normal común y corriente, con sus aspiraciones, cuando hice el proceso de Confirma, a los 15 años, la hermana, religiosa del Buen Pastor, me inculcó ese amor a la Iglesia que ya mis papás también me habían transmitido, ella me ayudó a redescubrir ese deseo por servir a Dios, después de la Confirma inicié mi proceso vocacional, a los 17 años, al salir del Colegio entré al Seminario, una bendición, me ha permitido servirle a Él y a los hermanos. Estudié Filosofía en el Seminario Nacional y Teología estudié en Roma, Italia. En Roma obtuve la Licenciatura en Derecho Canónico. Muy contento de servir. Eso fue lo que me motivó a actuar de la forma en que actué, sabía que la policía lo buscaba y por las dimensiones de la parroquia el hombre se hubiese escapado.

 

¿Por qué anda un arma de fuego?

No es por gusto, ni por afinidad a las armas de fuego, es por una cuestión de protección y defensa. Nosotros estamos solos en muchas ocasiones, esta es una zona rural, hay que manejar largas distancia en medio de potreros y fincas, vivimos solos en las Casa Curales, es por seguridad personal, no por gusto, sino por urgencia. En una de las parroquias donde serví, estaba aislado y era un lugar conflictivo.

 

Unas palabras para la comunidad de Sardinal

Uno trata de hacer las cosas bien, de cumplir su labor, darse a la comunidad y servir en la medida de las posibilidades de uno. Me siento muy agradecido con la comunidad, ellos me han aceptado y tenemos una gran cantidad de proyectos que vamos haciendo en medio de las circunstancias y las posibilidades.

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes, es muy fácil, solo ingrese en este enlace.

Danny Solano Gómez

Periodista, licenciado en Producción de Medios, especializado en temas de fe católica, trabaja en el Eco Católico desde el año 2009.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad