Face
Insta
Youtube
Whats
Miércoles, 25 Noviembre 2020
Suscribase aquí

Caricias de Dios en la enfermedad

By Octubre 25, 2020

Su trabajo es discreto, no lo hacen para que los feliciten o para sobresalir. De hecho no se conocería su servicio sin la comunicación que la propia Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) hace cada cierto tiempo de ellos.

Se trata de trabajadores ejemplares que humanizan la atención a los enfermos con su entrega, que se convierten en caricias de Dios en medio de realidades difíciles de afrontar.

En un contexto como el que estamos viviendo a causa de la pandemia, llevan consuelo, compañía y ayuda a los enfermos y aquellos que pasan por situaciones de dolor. Sus historias encarnan la de todos aquellos héroes y heroinas de blanco que están luchando y exponiendo su propia vida para salvar la de los demás.

Sus nombres: Mariana Méndez Salazar, doctora del hospital Escalante Pradilla de Pérez Zeledón, Carol Díaz Calderón, enfermera del hospital México y José Ángel Ramírez Obando, profesor de educación física en la Dirección de Bienestar Laboral de la CCSS.

La doctora Méndez es la supervisora del área de ginecoobstetricia en el hospital. Para ella es muy duro cuando una mamá que estaba embarazada tiene que irse sin su bebé porque falleció por alguna complicación. Por eso ella junto a sus compañeros del servicio se propusieron ofrecer a las madres, que sufren por la muerte de sus bebés, un detalle que encierre el recuerdo de sus pequeños que en muchas veces ni alcanzaron conocer.

Se trata de cajitas blancas llenas de detalles, amor, sentimiento y solidaridad. Contienen el librito del control prenatal y dependiendo del credo religioso se coloca un rosario o un frasco con un angelito de resina, que simboliza el bebé que está en el cielo, y una tarjeta sellada con las huellas del bebé y una frase pensada por los funcionarios que describen su sentir.

“Con esta cajita que está llena de nuestro amor, comprensión y solidaridad les damos el pésame a las mamitas. De esta manera les hacemos saber que nosotros también sentimos la pérdida de sus bebés y que lloramos con ellas. Nos unimos para hacerles saber que estamos con ellas en ese momento tan doloroso, porque no solo es perder a un hijo sino también es ver truncado ese sueño de ver a sus pequeños con vida” dijo emocionada la doctora Méndez a la oficina de comunicaciones de la CCSS.

En el caso de la enfermera Carol Díaz, ella se encarga, entre otras funciones, de preparar los cuerpos de las personas que fallecen para ser entregados a sus familiares.

Una vez que la persona se declara fallecida hay que empezar a desconectarlas de los equipos. Los cuerpos, en el caso de los que mueren por Covid-19 se deben desprender de las vías, hay que desintubarlos, retirarles las sondas y todo aquello que esté sujetado a ellos. “Cuando me toca prepararlos elevo una plegaria a Dios mientras suavemente cierro sus párpados y cruzo sus manos, eso me da tranquilidad y es algo que brota de mi corazón” explica Carol.

Para que el momento de reconocimiento del cuerpo sea menos traumático Carol promueve, con la dirección de enfermería del hospital México, que a los cuerpos sin vida se les ponga un poquito de color y se les rocíe algún perfume para promover un digno adiós.

Finalmente, José Ángel Ramírez junto a la enfermera Erika Badilla Sánchez idearon ofrecer a pacientes con Covid-19, que están en los salones, oportunidades para que realicen sesiones cortas de actividad física a una intensidad leve.

Estas sesiones de trabajo físico que realizan los pacientes con la supervisión de José Ángel las desarrollan vía zoom una vez a la semana a solicitud del personal médico y de enfermería.

“En el contexto en el que nos encontramos dar estas sesiones representa una gran experiencia, un honor y una gran oportunidad de aportar con mi formación algo positivo a las personas que luchan para recuperarse y salir delante de la enfermedad. Yo lloro, gozo y aprendo con los pacientes positivos por covid-19” dijo José Ángel.

Cuenta el profesor que esta oportunidad le deja muchas satisfacciones y le complace ver a las personas infectadas por covid-19 luchar y buscar a toda costa el mejoramiento tanto en lo físico como en lo emocional.

Infórmese primero con el Eco Católico digital. Conozca nuestros cómodos planes de suscripción en este enlace.

Last modified on Domingo, 25 Octubre 2020 11:47
Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad