Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 22 Octubre 2020
Suscribase aquí

Carlo Acutis, un beato en tennis

By Octubre 10, 2020

La verdadera pasión de Carlo era la Eucaristía, “su autopista hacia el cielo”. Fue esto lo que llevó a su madre a la conversión. Una mujer que solo había ido “tres veces a Misa en su vida” se dejó conquistar por el cariño del pequeño.

La imagen de su cuerpo conservado, enfundado en un traje deportivo le dio la vuelta al mundo. Se trata de Carlo Acutis, el joven enamorado de la Eucaristía que falleció en 2006 cuando tenía a penas 15 años a causa de una leucemia fulminante y que este sábado 10 de octubre es beatificado en Asís por decisión del Papa Francisco.

Se trata de un beato para los tiempos modernos, de quien hay fotografías a color y hasta videos, algo casi impensable para otros santos y beatos de quienes apenas si se tienen retratos y pinturas. Incluso su madre, Antonia Salzano, podrá estar presente en la ceremonia de beatificación, un regalo que muy pocas mamás han tenido en la historia.

Pero, ¿quién es este joven sonriente, divertido y amante de la Internet? Nacido en Londres en 1991, Carlo Acutis hizo su Primera Comunión a los 7 de edad, y se enamoró para siempre de la Eucuaristía. Vivía su fe sostenido por la Misa y el rezo del Rosario. Sus modelos eran los pastorcitos de Fátima, Francisco y Jacinta Marto; el adolescente salesiano santo Domingo Savio; el joven jesuita san Luis Gonzaga, y san Tarsicio, el mártir de la Eucaristía.

“La modernidad y la actualidad de Carlo conjugan con su profunda vida eucarística y devoción mariana, que han contribuido a que llegase a ser un chico muy especial al que todos admiraban y amaban”, explica el Cardenal Angelo Comastri, en una semblanza elaborada para el Sínodo de los Jóvenes, donde se le presentó como modelo admirable de vida.

 

Sus convicciones y pasiones

 

Citando las palabras de Carlo: “Nuestra meta debe ser el infinito, no lo finito. El Infinito es nuestra Patria. Desde siempre el Cielo nos espera”. Suya es la frase: “Todos nacen como originales pero muchos mueren como fotocopias”.

Para dirigirse hacia esta Meta y no “morir como fotocopias” Carlo decía que nuestra Brújula tiene que ser la Palabra de Dios, con la que tenemos que confrontarnos constantemente. Pero para una Meta tan alta hacen falta Medios muy especiales: los Sacramentos y la oración.

En especial, Carlo situaba en el centro de su vida el Sacramento de la Eucaristía que llamaba “mi autopista hacia el Cielo”.

Carlo estaba muy dotado para todo lo que está relacionado con el mundo de la informática, hasta tal punto que tanto sus amigos como los adultos licenciados en ingeniería informática lo consideraban un genio. Todos se quedaban maravillados por su capacidad de entender los secretos que oculta la informática y a los que sólo tienen acceso quienes han realizado estudios universitarios.

Los intereses de Carlo abarcaban desde la programación de ordenadores, pasando por el montaje de películas, la creación de sitios web, hasta los boletines, de los que se ocupaba también de la redacción y la maquetación, y el voluntariado con los más necesitados, con los niños y con los ancianos.

Resumiendo, explica el cardenal Comastri, era un misterio este joven fiel de la Diócesis de Milán, que antes de morir fue capaz de ofrecer su sufrimiento por el Papa y por la Iglesia. “Estar siempre unido a Jesús, ese es mi proyecto de vida”.

Infórmese primero con el Eco Católico digital. Conozca nuestros cómodos planes de suscripción en este enlace.

 

Last modified on Sábado, 10 Octubre 2020 14:05
Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad