Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 27 Septiembre 2020
Suscribase aquí

El Papa bautiza a las gemelas exsiamesas

By Redacción Agosto 28, 2020

La visita al interior de San Pedro, una inmensidad que vista por primera vez casi aplasta pero se detiene frente a la estatua de la Virgen que mantiene a Jesús sin vida. De repente el resto de la inmensidad pierde interés, mientras que una pregunta sobre ese “cuerpo inocente” de Cristo que recuerda “el cuerpo de mis hijas negadas a la normalidad en mis brazos igualmente impotentes”. ¿Por qué?”.

Es uno de los pasajes más fuertes de la carta dirigida al Papa por Hermine Nzotto, la madre de las gemelas siamesas de la República Centroafricana, que fueron sometidas a una extraordinaria operación de separación craneal y cerebral en el Hospital Niño Jesús hace aproximadamente un mes. Dos niñas pequeñas, Ervina y Prefina, a quienes Francesco bautizó en los últimos días en la Casa Santa Marta durante una ceremonia privada.

 

El puente de los pobres

 

En la carta, Hermine Nzotto cuenta su vida como una “niña de la selva”, nacida en un pueblo a 100 km de Bangui, ciudad en la que en 2015 el Papa inicia el Jubileo de la Misericordia abriendo la puerta santa de la catedral.

Una puerta que para la madre de las dos niñas es mucho más que eso. “Que mis hijas María y Francesca hayan sido bautizadas por Su Santidad me confirma que Dios está verdaderamente cerca de los últimos”, escribe Hermine.

“Si mañana mis hijas podrán estar entre los niños más afortunados de la tierra, es decir, ir a la escuela y aprender lo que yo ignoro y que ahora aspiro a saber, para una mañana poder leer los versos de la Biblia a mis hijas, entonces -dice la mamá de las pequeñas - no es una puerta santa la que Usted abrió en Bangui en 2015 y que se cerró un año después, sino que ha construido un puente para la eternidad que pueden atravesar los necesitados, como yo lo era, y  personas de buena voluntad como el equipo de médicos que se ocuparon de mis separadas inseparables”. (VaticanNews.va)

 

Un milagro de amor

 

Las niñas nacieron el 29 de junio de 2018 en Mbaiki, una aldea a unos cien kilómetros de Bangui, la capital de la República Centroafricana, país que había sido visitado por el Papa Francisco en el 2015, y donde pidió establecer una sede del Hospital Vaticano Bambino Gesú (Niño Jesús).

Tres años después, la directora del centro médico Mariella Enoc estaba en la ciudad para avanzar en el proyecto y conoció a las siamesas. Decidió llevar a las pequeñas a Roma, junto con su madre, para darles esperanza, pues en su país ni siquiera sabían que eran siamesas hasta el parto.

Largos meses de preparación y estudio con la ayuda de avanzados sistemas de imagen y simulación quirúrgica, culminaron en tres operaciones muy delicadas. Para que sobrevivieran por separado, era necesario estudiar cada aspecto, planificando el más mínimo detalle. La última operación, la separación definitiva, consistió en una operación de 18 horas y el compromiso de más de 30 personas entre médicos y enfermeras.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad