Face
Insta
Youtube
Whats
Sábado, 28 Enero 2023
Suscribase aquí

“Sigamos adelante con el Señor”: el enorme legado del Papa emérito

By Diciembre 31, 2022

El 19 de abril de 2005, después del Cónclave por la muerte de Juan Pablo II, fue elegido Benedicto XVI como su sucesor.

Sus primeras palabras las pronunció desde el balcón de la Basílica de San Pedro frente a miles de católicos peregrinos del mundo.

“Queridos hermanos y hermanas: después del gran Papa Juan Pablo II, los señores cardenales me han elegido a mí, un simple y humilde trabajador de la viña del Señor. Me consuela el hecho de que el Señor sabe trabajar y actuar incluso con instrumentos insuficientes, y sobre todo me encomiendo a vuestras oraciones”, dijo en aquel momento.

Ya en la silla de San Pedro, Benedicto XVI trazó una línea de trabajo admirada por muchos a lo interno de la Iglesia.  Su pontificado se distinguió por la preocupación por la hermenéutica adecuada del Concilio Vaticano II, así como su desarrollo mediante una dinámica de reforma basada en la Revelación y la vida sacramental (Verbum DominiSacramentum Caritatis).

Benedicto XVI se erige como uno de los grandes intérpretes de la renovación conciliar y de la profundización del Vaticano II, que sigue abierta a un desarrollo fecundo para el anuncio misionero a los hombres de nuestro tiempo.

 

Su primera encíclica

 

Su primera encíclica se publicó en enero del 2006 cuyo nombre Deus Caritas Est (Dios es Amor), una auténtica hoja de ruta de lo que iba a ser su magisterio. En el documento presentó a la Iglesia al servicio de la verdad a través de la caridad.

En ella se señala también la necesidad de que la justicia social del Estado no se haga ciega de las exigencias intrínsecas de la fe revelada. Escribió también Spe salvi (La Esperanza que Salva) que habla de la esperanza y fue el impulsor de una civilización del amor y de la verdad. Estos documentos conectan el anuncio cristiano con los problemas de hoy, la secularización de las culturas, la secularización interna de la Iglesia, la crisis antropológica y las problemáticas ambiental y social, la comprensión justa de la política, temas en los que encuentra continuidad durante el pontificado de Francisco.

Igualmente, Benedicto paso a la historia por proclamar el Año de la Fe para el periodo de octubre 2012 a noviembre de 2013, al conmemorarse los 50 años de la inauguración del Concilio Vaticano II y los 20 años de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica.

En el año 2007, Benedicto destacó por aprobar la mayor beatificación en la historia de la Iglesia Católica, concretamente el 28 de octubre de ese año fueron proclamados 498 beatos españoles asesinados durante Guerra Civil, considerados mártires del siglo XX. La beatificación se celebró en la Basílica Vaticana, sin embargo no la presidió, pues al comienzo de su pontificado retomó la tradición papal de no presidir beatificaciones.

 

Encuentros

 

El Papa emérito es recordado además por sus viajes a España, a petición del Rey Juan Carlos, en julio del 2006. En ese momento asistió al Encuentro Mundial de las Familias en la Comunidad Valenciana, actos que fueron fundados en 1992 por su antecesor, el Papa San Juan Pablo II y que se celebran cada tres años en diferentes lugares del mundo.

Igualmente, para el 2011 acudió a la comunidad de Madrid con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud. También participó en la de agosto de 2005 en Colonia, Alemania. Participaron cerca de un millón de personas de los cinco continentes.

El Papa recibió a líderes políticos nacionales, al futbolista brasileño Pelé; y visitó comunidades musulmanas y judías en actos de acercamiento que se han convertido ya en habituales. La condena de los fundamentalismos de cualquier signo fue el mensaje nuclear en estos encuentros.

También viajó a Polonia, Turquía, Brasil, Austria, Estados Unidos, África, Tierra Santa, Portugal, México, y Reino Unido, entre otros países.

 

Renuncia a su pontificado

 

En el año 2013 el Papa Benedicto sorprende al mundo por su decisión de renunciar al pontificado por su avanzada edad. Dijo ya no tener fuerzas para ejercer de forma adecuada el ministerio petrino.

Su renuncia la anunció durante el consistorio público para las canonizaciones de los 800 mártires de Otranto, la madre Laura, la primera santa colombiana y la madre Lupita de México.

Las últimas palabras de Benedicto XVI como pontífice fueron el 28 de febrero de 2013, 17 días después de haber anunciado su renuncia. Ante unas 10 mil personas el Papa dijo “Quisiera aún, con mi corazón, con mi amor, con mi oración, con mi reflexión, con todas mis fuerzas interiores, trabajar por el bien común de la Iglesia y de la humanidad”. “Sigamos adelante con el Señor por el bien de la Iglesia y del mundo. Gracias”.

Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad