Face
Insta
Youtube
Whats
Miércoles, 21 Abril 2021
Suscribase aquí

Vida consagrada asume el compromiso de proteger a los niños

By Marzo 16, 2021

La Conferencia de Religiosos y Religiosas de Costa Rica, CONFRECOR, dio a conocer con fecha 18 de enero de 2021, sus compromisos para la protección de los niños y las niñas, en el contexto de la lucha que la Iglesia libra contra el flagelo de los abusos.

En la carta de presentación, el presidente de la CONFRECOR, el Hno. Álvaro Rodríguez explica que dichos compromisos surgen luego de haber recibido y analizado las “Líneas guía para los casos de abuso sexual a menores y adultos vulnerables por parte del clero y consagrados”, emitidas por la Conferencia Episcopal, sobre las que se realizó un conversatorio y un encuentro virtual.

“La invitación es que cada congregación pueda hacer suyo y dar a conocer a las distintas comunidades residentes en Costa Rica”, agrega el Hno. Álvaro.

Los siguientes son los compromisos establecidos:

 

  1. Nuestra condición de creyentes y consagrados es una fuerte motivación para servir y cuidar a todos los que tenemos encomendados. Nuestra vida comunitaria es una fortaleza. Nos permite crear un clima rico de relaciones que favorece la proyección saludable en todas nuestras relaciones hacia el exterior y ejercer también la supervisión de la actuación de cada uno de los miembros de la comunidad. Procuramos vivir conscientemente y reforzar la integridad de vida que brota de esa opción.

 

  1. Tomamos todas las medidas a nuestro alcance y creamos las estructuras necesarias en todas nuestras instituciones, para cuidar, educar y proteger a todo menor de edad y adulto vulnerable. Promovemos ambientes protegidos, sanos y seguros donde haya una vigilancia informada sobre los peligros del abuso y las buenas prácticas reconocidas.

 

  1. Tenemos nuestros códigos de conducta y protocolos para promover conductas positivas y evitar las ambiguas, así como el traspaso de los límites que puedan interpretarse como actos abusivos.

 

  1. Reclutamiento seguro. Redoblamos nuestros esfuerzos para garantizar un discernimiento adecuado de las vocaciones a nuestros Institutos, solicitando informes, con una seria evaluación de selección. Aseguramos un intercambio completo de información cuando un Consagrado o Consagrada busca transferirse de un Instituto a otro. Igualmente establecemos procedimientos seguros de reclutamiento para aquellos empleados y voluntarios de nuestras obras, revisando antecedentes y teniendo contacto con aquellos que hacen recomendaciones.

 

  1. Formación y capacitación. Proporcionamos una formación humana y espiritual saludable para los futuros consagrados, con módulos específicos sobre el abuso sexual, dándoles a conocer sus propias responsabilidades en este sentido, tanto en el derecho civil como en el canónico. Igualmente, damos capacitación, incluyendo formación sobre abuso sexual para todos los empleados, voluntarios y beneficiarios que participan en nuestras obras. Para todos, religiosos y empleados, proporcionamos la adecuada formación permanente.

 

  1. Crear conciencia y educación en la comunidad. Implementamos programas de capacitación para alcanzar ambientes seguros en cooperación con los padres, autoridades civiles, educadores y organizaciones comunitarias para proporcionar educación y capacitación a los niños, jóvenes, padres, consagrados, educadores, voluntarios y otras personas. 

 

  1. Establecemos los mecanismos para dar una atención pertinente e inmediata a cualesquiera manifestaciones, quejas o denuncias de abuso, con acciones claras y contundentes encaminadas a la atención de las víctimas a diferentes niveles y la procuración de justicia civil y canónica, evitando en todo momento el encubrimiento y la re-victimización del afectado. Remitimos las denuncias al tribunal eclesiástico en caso de ser necesario, que actúa según el procedimiento explicitado en las Líneas guía de la Conferencia Episcopal. Informamos del derecho del denunciante a llevar su caso a las instancias civiles.

 

  1. Manejamos la información con responsabilidad y transparencia, rehuyendo lo obscuro, lo oculto y lo escondido para propiciar la confianza de las personas y la adhesión a esta tarea.

 

  1. Cooperamos con autoridades civiles y eclesiásticas para procurar el respeto al ordenamiento civil y de la ley canónica. Establecemos sinergias con aquellos que en este mundo luchan por la instauracion de una cultura de la prevención y de ambientes protegidos, sanos y seguros.

 

  1. Asistencia espiritual y psicológica. Nos preparamos para escuchar a los denunciantes - víctimas y a sus familias, con paciencia y compasión y nos comprometemos con su asistencia espiritual y psicológica, buscando su bienestar espiritual y emocional, su curación y reconciliación. Ofrecemos también asistencia a los denunciados - abusadores para que logren avanzar en su sanación.

 

  1. Supervisión y rendición de cuentas. Implementamos un mecanismo de monitoreo para asegurar el cumplimiento de estas medidas que incluya también a personas laicas con experiencia adecuada y habilidades apropiadas para garantizar un liderazgo independiente e informado. Hacemos público de manera oportuna los resultados de esta supervisión.

 

Finalmente, la directiva de la CONFRECOR hace una declaración final de compromiso, en la que las y los superiores mayores se comprometen “a orientar, coordinar, potenciar, supervisar la protección de menores en los ámbitos de los distintos Institutos, mediante una comisión ad hoc”.

“Acogemos como referencia las líneas guía para los casos de abuso sexual a menores por parte del clero y de consagrados promulgadas por la Conferencia Episcopal de Costa Rica, así como a sucesivos instrumentos que emanen de nuestros Obispos”, concluyen.

Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad