Face
Insta
Youtube
Whats
Miércoles, 21 Octubre 2020
Suscribase aquí

Confesiones se deben realizar a través de una mampara

By Octubre 16, 2020

Con fecha 11 de setiembre, los obispos del país dieron a conocer el protocolo aprobado por el Ministerio de Salud para la celebración del Sacramento de la Reconciliación dentro de los templos.

Dicho protocolo se une a los ya aprobados con anterioridad, es decir el protocolo para la celebración de la Eucaristía del pasado 27 de mayo y las orientaciones para la confesión y la unción de los enfermos del día 18 de agosto.

De este modo, las iglesias y capillas del país no solo pueden estar abiertos para la celebración de la misa, sino también para celebrar el Sacramento de la Penitencia (confesiones) según las siguientes indicaciones.

En primer lugar, se recuerda el deber de guardar extremos cuidados sanitarios para la atención persona a persona, que implica atender a alguien en el Sacramento de la Reconciliación.

Del mismo modo que está dispuesto en el protocolo para la celebración de la Eucaristía, se establece que cada parroquia disponga del modo de ingreso y salida de los fieles a los templos, asimismo se deberá disponer de todo lo necesario para la desinfección de los fieles al momento del ingreso y de que los servicios sanitarios cuenten con todo lo esencial para la higienización durante todo el tiempo que esté abierto el templo para la administración del Sacramento de la Reconciliación.

Se debe ofrecer un horario específico y exclusivo para la atención de la confesión, que permita recibir un número específico de personas, según el tamaño del templo y la cantidad de sacerdotes confesores, de modo que pueda guardarse la distancia de 180 cm y que el tiempo de espera no sea mayor a los 30 minutos.

Hay que tener a disposición desinfectante con un contenido de alcohol del 60% como mínimo, para la higiene tanto del ministro como del penitente.

El sacramento, se especifica, se administrará através de una mampara o pantalla acrílica que brinde protección sanitaria, tanto al penitente como al ministro. Dicha mampara, así como el sitio del penitente, se deberán desinfectar después de cada confesión.

Tanto el sacerdote como el penitente deberán utilizar obligatoriamente cubrebocas (la careta será opcional, siempre junto al cubrebocas) durante todo el tiempo que estén dentro del templo, sea en el tiempo de espera como durante la confesión.

Finalmente, el protocolo establece que la absolución sacramental se impartirá sin contacto físico durante la imposición de manos.

Incluso antes de la aprobación de este protocolo, varias parroquias habían avanzado ya en la elaboración de mamparas acrílicas para la administración del Sacramento, como es el caso de la Parroquia Santa Bárbara de Pavas y el Buen Pastor en Río Frío de Sarapiquí.

Last modified on Viernes, 16 Octubre 2020 15:25
Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad