Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 22 Octubre 2020
Suscribase aquí

La Negrita de Talamanca

By Agosto 02, 2020

El pasado 5 de mayo se cumplieron cuatro años de devoción a la Virgen María en la comunidad de Katsi, territorio indígena de la Diócesis de Limón, donde la Madre de Dios es venerada como la Virgen de los Ángeles del Encuentro, por la réplica de La Negrita hallada por dos indígenas mientras excavaban un pozo en la localidad.

Esta vez, dadas las restricciones por la pandemia, no pudo haber Misa como se venía celebrando con presencia del obispo de Limón Monseñor Javier Román, sin embargo, el amor de los indígenas hacia su Virgen crece día con día.

Este hallazgo fue noticia porque antes de hacerlo público, el propio obispo pidió que se hicieran una serie de pruebas físicas, históricas y geológicas a la imagen, que guarda similitudes evidentes con la imagen que se venera en la Basílica de los Ángeles en Cartago.

La imagen de la Virgen de los Ángeles del Encuentro guarda similitudes evidentes con la de la Virgen de los Ángeles que se custodia en Cartago.

El estudio geológico fue realizado en julio del año 2016 por el geólogo M.S.c. Luis Guillermo Obando, en el Laboratorio de Petrografía y Geoquímico de la Escuela Centroamericana de Geología de la Universidad de Costa Rica, UCR.

“La pieza tiene alrededor de 9,5 cm de largo, es de color gris claro en superficie fresca, con parches negros, probablemente pigmento color negro azulado e impregnación de óxidos de hierro (manchas rojas). Está esculpida en una roca llamada calcilutita ó marga (composición arcilla calcárea), es compacta densa y suave, tiene una dureza 2 de acuerdo a la escala de Mohs (se raya con la uña), “esto ha permitido trazos firmes y profundos por parte del escultor”. Se observan, explicó, muchas microfracturas tanto continuas como discontinuas, lo cual requiere cuidado en su manejo.

 

Hallazgo, no aparición

 

Desde el punto de vista histórico, el sacerdote historiador Manuel Benavides dijo que una posible explicación de la imagen la relaciona con los negros y los mulatos libres de la época colonial. Detalla que ambos grupos eran comúnmente contratados por los españoles para que acompañaran a los misioneros que iban a Talamanca.

“Y éstos se sabe que poseían imágenes de su patrona, la Virgen de los Ángeles, de ahí que existe una alta posibilidad de que ellos la hayan llevado hasta donde fue hallada esta réplica, porque de hecho se acostumbraba a que en las misiones militares, se llevara una imagen peregrina de compañía y protección”, prosiguó.

“Existe una alta posibilidad de que en estas incursiones misioneras, entraran acompañados con los negros y mulatos libres, quienes la llevaran y por alguna situación, que no se puede descartar que haya sido un ataque, ésta se quedó ahí”.

El sacerdote aclara que se trata de una explicación desde la documentación histórica paralela, pues no hay ningún documento que diga que la Iglesia había llevado alguna imagen de la Virgen a Katsi y que fuera dejada ahí.

Para Benavides, es necesario investigar más, sin embargo cree que la imagen es de fines del siglo XVII o principios del XVIII, y que responde a la costumbre de hacer copias de la imagen de la Virgen que se resguarda en la Basílica de los Ángeles en Cartago.

Es importante, a su juicio, cuidar la precisión de las palabras, pues se trata del hallazgo de una imagen, no de una aparición, que conlleva de un modo más explícito el hecho de una acción trascedente y divina. “Lo cual no quita que ese hallazgo no sea fruto de la divina providencia en el plan de Dios”, concluyó.

 

¿Cómo sucedió el hallazgo?

 

La réplica de la imagen fue hallada el 5 de mayo del año 2016, por los indígenas Oldemar Torres Morales y José Luis Pereira Morales, quienes que se encontraban trabajando en la construcción de un drenaje en la casa del hermano del primero, cuando al excavar con un pico y remover la tierra con la pala, se sorprendieron al descubrir una imagen de piedra con la forma de una mujer con un niño en brazos que de inmediato asociaron con la Virgen María.

El relato de ambos indígenas narra como todavía sobresaltados por aquel hecho, Oldemar la limpió con sus manos y la puso sobre un tronco de laurel. Luego se dirigió a la casa de su madre doña Irma Morales, para preguntarle quién había vivido en ese lugar, posteriormente volvió al sitio y su otro hermano, Isidro, guardó la imagen en su casa, con la idea de llevarla donde el Padre Fabio Flores CM, entonces párroco de Amubri.

El tío de Oldemar, Rafael Morales, estaba enfermo para esos días, y al enterarse de la noticia pidió que le llevaran la imagen. Es ahí donde se comunica a las Hermanas de la Caridad de Santa Ana del hallazgo y el día 20 de mayo del 2016 viajan a la comunidad la religiosa Hna. Marina Vargas Páez y el Padre Fabio Flores CM, para hablar con las personas directamente involucradas, recoger su testimonio y llevar la imagen a la Parroquia de Amubri.

 

Suscríbase a la edición digital del Eco Católico, por medio de uno de nuestros planes semestrales, haga click en este enlace para conocerlos.

 

Last modified on Domingo, 02 Agosto 2020 21:33
Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad