Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 11 Agosto 2022
Suscribase aquí

Vecinos cuidan templo de Aquiares, su joyita

By Julio 29, 2022

En las faldas del Volcán Turrialba, rodeada de árboles y de un cuidado jardín, se levanta la Ermita de Aquiares, considerada por muchos como una de las “iglesias más bonitas del país”.

El templo está ubicado en Santa Rosa de Turrialba, Cartago. Hace gala de elementos artísticos del estilo inglés llamado geogiano, según informa el Sistema de Información Cultural del Ministerio de Cultura.

Fue declarado patrimonio histórico y arquitectónico de Costa Rica el 3 de septiembre de 1997. Esta joya arquitectónica es el orgullo y el corazón del pueblo de Aquiares.

Sin embargo no siempre estuvo ubicado ahí. El templo fue construido alrededor de 1930, los materiales fueron importados de Europa por la familia Lindo, dueña de un latifundio cafetalero que no escatimó en gastos para construir un templo en la finca.

También destaca el nombre de Rosalía Acuña, esposa del comerciante Stanley Lindo, quien se empeñó en que la comunidad de trabajadores tuviera acceso a los servicios religiosos. Así el templo se construyó entre fincas cafetaleras y bellezas naturales como la Catarata Aquiares.

Fue dedicado a San José y se importó una imagen que aun se mantiene. El altar fue traído de Italia y los vitrales llegaron desde Alemania.

La estructura es de madera y las fachadas están recubiertas con láminas metálicas que dan la impresión de ladrillos. El interior está hecho de tablilla de madera biselada.

Las paredes y el cielorraso poseen diseños geométricos decorativos, mientras que los pisos muestran mosaicos antiguos. Sobre el pórtico de entrada luce un campanario central con un reloj, también traído de Italia, entre otros elementos.

El Centro de Patrimonio Histórico destaca el gran valor artístico y arquitectónico del templo, así como el valor científico, histórico y social. “Es un exponente casi único, incluso en la región Caribe, que representa la influencia de la cultura anglo-antillana en el país”, dice un comunicado enviado por la institución.

El templo se sostiene y se mantiene gracias con el aporte del mismo pueblo pues, a pesar de ser Patrimonio Nacional, el Estado no brinda ningún tipo de aporte económico en ese sentido. El Padre Edgar Castillo expone que hay un Consejo Administrativo que organiza rifas y ventas de comidas.

Alberto Granados Fernández, miembro del Consejo Administrativo del Templo de Aquiares, comentó que: “Para nosotros es un tesoro contar con este templo en las condiciones en las que se encuentra, intentamos tenerlo siempre bonito y limpio. Es difícil, porque al ser Patrimonio los costos de mantenimiento suben, pero hacemos el esfuerzo. No lo cambiamos por nada”.

Recientemente, tres profesionales del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural visitaron este templo y realizaron un informe técnico arquitectónico, topográfico y electromecánico del inmueble patrimonial, como parte del trabajo de asesoría, con el fin de que se le dé el correcto mantenimiento.

 

Danny Solano Gómez

Periodista, licenciado en Producción de Medios, especializado en temas de fe católica, trabaja en el Eco Católico desde el año 2009.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad