Face
Insta
Youtube
Whats
Martes, 26 Octubre 2021
Suscribase aquí

Juan Pablo I, el papa de la sonrisa de Dios, será beatificado

By Octubre 13, 2021

El Papa Francisco autorizó este 13 de octubre a la Congregación para las Causas de los Santos promulgar el decreto sobre una curación milagrosa atribuida a la intercesión del Papa Juan Pablo I, lo que permitirá su beatificación.

De nombre secular Albino Luciani, fue el primer Pontífice en elegir un nombre compuesto, formado con el de sus antecesores: Juan XXIII y Pablo VI. Su pontificado fue uno de los más breves de la historia, duró solo 34 días, desde el 26 de agosto de 1978 hasta su fallecimiento el 28 de setiembre de 1978. A pesar de eso, su personalidad y carisma ha permanecido en el corazón de muchos creyentes. Recordado como una persona amable y cariñosa recibió el apelativo del Papa de la Sonrisa de Dios.

El milagro atribuido a su intercesión está relacionado con la curación de una niña de 11 años. El hecho ocurrió en Buenos Aires, Argentina, el 23 de julio de 2011. La pequeña padecía una “encefalopatía inflamatoria aguda severa, enfermedad epiléptica refractaria maligna, shock séptico” y que para entonces estaba al final de su vida, según informó Vatican News.

El medio de noticias de El Vaticano, detalló que se trataba de cuadro clínico muy grave, caracterizado por numerosas crisis epilépticas diarias y un estado séptico causado por una bronconeumonía. También se informa que la iniciativa de invocar al Papa Luciani la había tomado el párroco de la parroquia a la que pertenecía el hospital, del que era muy devoto.

El Papa Juan Pablo I

Luciani nació el 17 de octubre de 1912 en Italia, hijo de un obrero socialista que trabajó como migrante en Suiza. Fue ordenado sacerdote en 1935. En 1958 fue nombrado Obispo de Vittorio Veneto.

“Participó en todo el Concilio Ecuménico Vaticano II y aplicó sus directrices con entusiasmo. Pasó mucho tiempo en el confesionario y fue un pastor cercano a su pueblo”, reseña Vatican News.

Eligió la palabra "humilitas" para su escudo episcopal, símbolo de un pastor que vive con sobriedad, firme en lo esencial de la fe, abierto desde el punto de vista social, cercano a los pobres y a los trabajadores.

Las audiencias de los miércoles durante su brevísimo pontificado son encuentros de catequesis: el Papa habla sin texto escrito, cita poemas de memoria, invita a subir a un niño y a un monaguillo y les habla.

En un discurso improvisado, recuerda haber pasado hambre de niño y repite las valientes palabras de su predecesor sobre los “pueblos del hambre” que desafían a los “pueblos de la opulencia”.

Sólo salió del Vaticano una vez, a finales del verano de 1978, para tomar posesión de su catedral, San Giovanni in Laterano, y recibió el homenaje del alcalde de Roma, el comunista Giulio Carlo Argan, a quien el nuevo Papa citó el Catecismo de San Pío X, recordando que “entre los pecados que claman venganza ante Dios” estaban “oprimir a los pobres” y “defraudar a los trabajadores de su justo salario”.

Murió repentinamente la noche del 28 de septiembre de 1978. Lo encontró sin vida la monja que le llevaba el café a su habitación cada mañana. Sobre esto, Vatican News señala que se han construido muchas teorías en torno a su repentina e inesperada muerte, con supuestas conspiraciones utilizadas para vender libros y producir películas.

No obstante, se expone que una documentada investigación sobre la muerte, que cierra definitivamente el caso, ha sido firmada por la vicepostuladora del proceso de beatificación, Stefania Falasca (Cronaca di una morte, Libreria Editrice Vaticana).

 

Danny Solano Gómez

Periodista, licenciado en Producción de Medios, especializado en temas de fe católica, trabaja en el Eco Católico desde el año 2009.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad