Face
Insta
Youtube
Whats
Martes, 29 Septiembre 2020
Suscribase aquí

¿Es realmente válida la misa por televisión?

By Mons. Vittorino Girardi S. Mayo 30, 2020

“He estado leyendo en redes sociales que católicos de otros países están ejerciendo presión a sus obispos para que les devuelvan la Misa, y en medio de la pandemia, externan que la participación vía virtual o por medios de comunicación, no es válida. Yo considero que se trata de una petición irresponsable en este contexto actual. Mi pregunta es: ¿Qué podemos decirles a las personas que piensan que es falta de fe no permitir, por el momento actual, la participación de grupos en la Eucaristía? Muchas gracias”.

Estimada Ileana María: Es verdad, en los países afectados por la pandemia del Covid-19, ha habido de parte de los católicos, varias reacciones. La mayoría acepta lo que han establecido los distintos Ministerios de Salud y los propios Gobiernos. Otros (un grupo más bien reducido) insisten en que no se debería exigir el cierre de los templos ya que eso implicaría falta de fe. Insisten además en que la participación en la Santa Misa, vía virtual, no es una verdadera participación. Sería como el estar viendo una batalla o cualquier otra escena, sabiendo que eso no significa realmente participar en ella (….).

En las últimas semanas otros grupos, y notablemente numerosos, están pidiendo y con respeto, a que los obispos y presbíteros busquen cuanto antes una solución, como podría ser el aumentar el número de las Celebraciones Eucarísticas, a celebrarse inclusive durante los días de la semana y en horas adecuadas, en templos y capillas, con asistencia de fieles en menor número que normalmente, y asegurando, con la ayuda de todos los responsables el debido respecto al protocolo establecido por las autoridades sanitarias.

Su pregunta Ileana María, se dirige a la segunda actitud. Es del todo evidente que no implica necesariamente falta de fe, determinar el cierre de los templos en las circunstancias determinadas por una posible pandemia. Le doy un ejemplo distinto, pero que implica situaciones semejantes. Después de un terremoto que ha causado el peligro de derrumbes de los templos y en que estos han sido declarados inhabitables, era lógico que se prohibiera en ellos las celebraciones litúrgicas… En el 2012 hubo un terremoto en la península de Nicoya y yo mismo apoyé la decisión de no celebrar en los templos que habían sufrido serios daños. En ningún momento pensé que eso implicaba una falta de fe, sino que hubiese sido una grave falta de prudencia, no intervenir para evitar el peligro de dañar físicamente a nuestros fieles.

Un valor y muy grande es la fe, mientras que no lo es la “presunción” o exigencia de posibles milagros. Todos recordamos al respecto la segunda tentación de Jesús. El demonio le dijo, “si eres Hijo de Dios, échate de aquí (de los alto del templo) abajo, pues la Escritura dice: “dará órdenes a sus ángeles de que te tomen en sus manos…” Pero Jesús le respondió:” también dice la Escritura, no tentarás al Señor tu Dios “(Mt 4,6-7).

¡No podemos exigirle a Dios milagros! Fe, significa ante todo querer que Dios ocupe el primer lugar en nuestra vida, pero eso no significa que nos deba sacar del peligro en que hemos entrado voluntariamente, aunque haya sido para hacer algo “bueno” como es la participación en la Santa Eucaristía…

Si ponerse en un peligro para hacer el bien, fuera motivo para que Dios necesariamente nos protegiera, entonces (y perdone por el atrevimiento) deberíamos aplicarlo también a los médicos y enfermeras. Ya no estaríamos en el ámbito de la fe, sino de un pecado que se llama “presunción”.

Queda la segunda pregunta, Ileana María, ¿Es válida la participación en la Eucaristía “vía virtual”? Propiamente, lo que llega a nuestra casa, no es la Santa Misa, sino que es su representación. ¡Hay que recordarlo, no hay Sacramentos “vía virtual”! Si así fuera, también sería válida una confesión vía telefónica o por videollamada…

Sin embargo, esto no significa que “participando “con atención y devoción en la S. Eucaristía “vía virtual”, no valga o no sirva… Se trata de una de esas circunstancias en que lo más valioso y lo más determinante es la actitud personal, es decir la de manifestar el deseo sincero y profundo de unirse al Señor, y aprovechando entonces de los medios que tenemos a disposición. Demos pues gracias a Dios por todos los medios de la tecnología actual que nos permite tener las “celebraciones “en nuestra propia casa.

 

Last modified on Sábado, 20 Junio 2020 19:33

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad