Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 19 Septiembre 2021
Suscribase aquí

Andaban como ovejas sin pastor

By Redacción Julio 12, 2021

Del santo Evangelio según san Marcos 

6, 30-34.

 

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Entonces él les dijo: “Vengan conmigo a un lugar solitario, para que descansen un poco”. Porque eran tantos los que iban y venían, que no les dejaban tiempo ni para comer.

Jesús y sus apóstoles se dirigieron en una barca hacia un lugar apartado y tranquilo. La gente los vio irse y los reconoció; entonces de todos los poblados fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron.

Cuando Jesús desembarcó, vio una numerosa multitud que lo estaba esperando y se compadeció de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor, y se puso a enseñarles muchas cosas.

 Palabra del Señor.

 

Comentario al Evangelio

 

El texto de hoy lo ubicamos dentro del capítulo 6 del Evangelio de San Marcos, que trata de la actividad, tanto de Jesús como de sus discípulos, con el pueblo.

El domingo pasado escuchábamos la misión de los Doce (Mc 6,7-13). Los apóstoles regresan de su misión. Desean descansar, “explayarse” como decimos, sacar un ratito para tomar aire.

La experiencia misionera había sido rica y valía la pena comentarla...  Es así que Jesús les propone algo mejor: irse a un sitio tranquilo y silencioso a descansar, tanto Él como los Doce. Aquí Jesús aparece como ese Pastor solícito del salmo 22, con ganas de acompañarlos, descansar, reflexionar, evaluar, verificar el resultado de su misión y su fidelidad a las instrucciones recibidas, para ayudarlos a crecer y profundizar en su conocimiento y amistad con él.

No obstante, aquel deseo no se cumplió pues la gente los busca de nuevo de todas partes. Jesús se compadece de todos ellos, “porque andaban como ovejas sin pastor”, alusión clara a la desorientación y dispersión del pueblo, por culpa de sus malos dirigentes (Núm 27,17; 1 Re 22,17; Ez 34,5; Zac 10,2; Jdt 11,19).

Jesús, Buen Pastor, se da cuenta de ello y se pone a enseñarles con calma, a falta de buenos pastores. Se dirige a ellos, que andaban desorientados, como aquellas ovejas de las que hablaba el profeta Jeremías (Jer 23,3). Como lo hizo Dios en el Antiguo Testamento, Jesús “se conmueve” por ellas y se pone a guiar a este rebaño desbandado y desorientado.

Jesús será el pastor de aquellas  sencillas gentes: les dará el alimento de su palabra, y en su momento, les dará de comer también. El próximo domingo lo veremos haciendo esto, para luego contemplarlo enseñando sobre el Pan de Vida (Jn 6), tema que San Juan nos irá desglosando en los siguientes domingos.

 

 Pbro. Mario Montes M.

 

 

Last modified on Lunes, 12 Julio 2021 09:22

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad