Face
Insta
Youtube
Whats
Sábado, 13 Abril 2024
Suscribase aquí

¿Para qué muere Jesús?

By Pbro. Mario Montes. Animación bíblica, Cenacat Marzo 26, 2024

Iniciamos la Semana Santa con el Domingo de Ramos, en el cual escuchamos el relato de la Pasión según San Marcos, y que podemos resumir diciendo: Jesús es el Mesías de la cruz, el Hijo de Dios que se revela como tal en su muerte, el Siervo doliente de Yahvé que se entrega por nosotros. Su verdadera identidad la demuestra en el Calvario, a la que San Marcos ha venido presentando poco a poco en su Evangelio, desde sus inicios (Mc 1,1).

Un hijo de “papi”

En Costa Rica, cuando decimos que Fulano de tal es “un hijo de papi”, es el niño o muchacho mimado o chineado, caprichoso, hijo de alguien “pudiente”, rico o de buena fama o posición social, del presidente o de un diputado o persona de influencia. Hijos de papi y mami son los hijos que viven bien, que siempre viven pidiéndole al papá cosas caras y que se quejan constantemente. Es el hijo o “niño bien”, como dicen en España, que no hace nada, pero los padres lo mantienen y le dan todos los gustos, complaciéndole todos sus caprichos. Es la persona adinerada o que se jacta del dinero de sus padres: Juan anda estrenando carro del año, porque es un hijo de papi. O también alguien que no tiene dinero, pero aparenta tenerlo: Aquel tipo se cree un hijo de papi.

Ahora bien, no hay nadie más famoso, más importante ni más rico y poderoso que Dios. Por tanto, ser hijo de Dios (según las normas por las que se rige el mundo, nuestra sociedad), sería tener a disposición todos los privilegios y caprichos, como cualquiera de los “hijos de papi” que conocemos y que, a lo mejor, hasta envidiamos…

¿“Hijo de papi” o Hijo de Dios?

Sin embargo, en el caso de Jesús eso no es así. Nunca fue un hijo de papi, como decimos popularmente.  Basta con leer el evangelio. Más bien se diría todo lo contrario. Los cristianos afirmamos nuestra fe en Jesús, el Hijo de Dios, que "padeció…fue crucificado, muerto y sepultado". Y lo que el credo no dice por brevedad, lo sabemos por los relatos de los evangelistas, que nos trasmiten, con sobriedad, pero con toda su dureza, el trágico final de Jesús, ajusticiado como un malhechor por el método más cruel y humillante para un judío de su tiempo. Jesús no explotó, ni siquiera usó como un privilegio, su condición de Hijo de Dios, sino todo lo contrario. 

Para Jesús ser Hijo no fue un privilegio, sino obediencia a la voluntad del Padre. Con su ejemplo él nos descubrió que somos verdaderos hijos de Dios, cuando desde lo más profundo demuestra condición humana - con toda la limitación que ello supone - nos mantenemos obedientes a la voluntad de Dios, el Padre, aunque no entendamos nada, aunque decir "sí" al plan de Dios suponga para nosotros la pérdida de todo, incluso la pérdida de la vida...

¡Tú eres del Hijo de Dios!

En el evangelio de San Marcos el título de Hijo de Dios es muy importante. Ya vimos que aparece en el primer versículo (Mc 1,1) y después en diversos lugares, hasta culminar en la confesión del centurión al pie de la cruz (Me 15,39). Con este título expresaban los primeros cristianos su fe en Jesús. Algunos de ellos lo interpretaron en sentido triunfalista, pero el mismo evangelio nos ayuda a entender que el auténtico sentido es el otro, el de la obediencia a la voluntad de Dios. Es en la oración de Getsemaní y en la cruz donde se descubre este último sentido y así debemos entenderlo los cristianos.

Después de la resurrección de Jesús, los cristianos reflexionaron sobre esa forma desconcertante de ser Hijo de Dios, descubriendo el profundo mensaje que Jesús nos da con su actitud: siendo plenamente humano ante Dios y ante los hombres, se es verdaderamente hijo de Dios. En un himno que san Pablo tomó de la liturgia de las primeras comunidades cristianas (lee: Flp 2,6-8) expresa la Iglesia su asombro ante el hecho que estamos comentando. También puedes leer un párrafo de la carta a los hebreos (Heb 5,7-9), donde se expresa con gran profundidad qué es lo que significó para Jesús y significa para nosotros ser hijos de Dios. Cuando por el bautismo nos convertimos en hijos de Dios, adquirimos esta nueva condición no sólo como un título de gloria, sino como un compromiso, que consiste en buscar siempre la voluntad de Dios en nuestra vida. Y esta voluntad -ya lo sabemos- nos impulsa a ponernos al servicio de los demás como lo hizo Jesús.

(Hemos tomado estas enseñanzas, en parte, de un artículo del folleto llamado El auténtico rostro del Padre. Guía para una lectura comunitaria del Evangelio de San Marcos, de Editorial Verbo Divino. La Casa de la Biblia. Tema 13. ¿Para qué muere Jesús?, pp 109-114). Es allí, en su pasión y muerte, que Jesús demuestra hasta dónde cumple la voluntad de su Padre, aunque esto suponga sufrimiento y muerte. Por eso, cuando el evangelista San Marcos narra la Pasión del Señor, quiere que su comunidad supere el escándalo que supone que el Mesías, enviado por Dios, fuera crucificado como un criminal (Mc 14-15).

De ahí las múltiples citas de textos del Antiguo Testamento, en especial, de los poemas del Siervo de Yahvé y de los Salmos, que hablan de los justos perseguidos. De hecho, el relato de la crucifixión alude al Salmo 22; cuando, en Getsemaní, Jesús exclama: “Mi alma siente una tristeza de muerte” (Mc 14,34), se refiere al Salmo 42,7, y cuando está agonizando en la cruz, pregunta a su Padre ¿Por qué lo ha abandonado? (Mc 15,34), refiriéndose al Salmo 22,2. Así demuestra que, si los planes de Dios se cumplieron en el pasado a través del fracaso humano, ahora ocurre lo mismo. El grito del oficial romano, que no era seguidor de Jesús, al exclamar: “Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios” (Mc 15,39), confirma esta visión del Evangelio, ya presentada en los inicios del Evangelio (Mc 1,1). Muere Jesús para demostrar quién es realmente: el Hijo amado del Padre (y no un “hijo de papi” ni mucho menos). Que su misterio pascual lo celebremos de corazón en estos días santos, sintiéndonos solidarios con sus padecimientos y viviendo su resurrección.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Dignitas Infinita
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad