Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 04 Marzo 2021
Suscribase aquí

Art. 47: Un camino lleno de obstáculos

By Pbro. Fernando A. Vílchez C. Febrero 03, 2021
El tercer Obispo de San José de Costa Rica, Mons. Juan Gaspar Stork Werth C.M. (1904-1920), impulsó y acompañó el proceso para la creación de la Provincia Eclesiástica entre 1914 y 1920, pero fallece repentinamente en diciembre de 1920. El tercer Obispo de San José de Costa Rica, Mons. Juan Gaspar Stork Werth C.M. (1904-1920), impulsó y acompañó el proceso para la creación de la Provincia Eclesiástica entre 1914 y 1920, pero fallece repentinamente en diciembre de 1920.

Como habíamos comentado, entre 1913 y 1916, por los informes geográficos, demográficos, políticos, económicos, sociales y religiosos de los representantes diplomáticos pontificios, la Santa Sede crea las Provincias Eclesiásticas de El Salvador y de Nicaragua en 1913 y de Honduras en 1916.

En el caso de Costa Rica, la división de la Diócesis única de San José en 1921 se dio por los informes presentados por dichos representantes de la Santa Sede, entre 1914 y 1920; y que contó con el respaldo de la mayoría de las autoridades políticas de entonces y del Obispo de Costa Rica, Mons. Juan Gaspar Stork Werth C.M. (1904-1920), quien incluso trató el asunto en su segunda visita “ad limina” a la Santa Sede en noviembre de 1920, cuando para entonces estaría casi todo resuelto, luego de superadas las dificultades surgidas en aquellos años.

Entre algunos de los factores que, entre 1914 y 1920, probablemente atrasaron el proceso de la creación de la Provincia Eclesiástica en Costa Rica, a diferencia del resto de Centroamérica, cabe mencionar la muerte del Papa San Pío X (1903-1914), el 12 de agosto de 1914, y la elección del nuevo Papa Benedicto XV (1914-1922), el 3 de setiembre de 1914; sucesión pontificia que implica siempre un compás de espera en el trámite de los asuntos.

Igualmente tuvo lugar la partida del Delegado Apostólico, Mons. Juan Cagliero S.D.B. (1908-1915), en noviembre de 1915, quien venía impulsando el proceso con anterioridad y quien fue sustituido hasta 1917, teniéndose el intermedio de la regencia de la Delegación Apostólica en la persona del Pbro. Valentino Nalio (1915-1917), hasta que se llega a la designación del nuevo Internuncio, Mons. Juan Bautista Marenco O.S.B. (1917-1921), el 2 de febrero de 1917, quién llevará a conclusión el camino iniciado.

Justamente en ese momento se presenta la grave situación política en Costa Rica por el golpe de Estado, el 27 de enero de 1917, en contra del Presidente Alfredo González Flores (1914-1917), por parte de Federico Alberto Tinoco Granados (1917-1919), que inaugura esa oscura coyuntura política de la dictadura de los hermanos Tinoco Granados, entre ese día de 1917 y el 20 de agosto de 1919, que implicó un período lleno de fuertes tensiones para el país y también para la Iglesia.

Acabada la dictadura, se buscó restablecer la democracia con el breve gobierno provisional de don Juan Bautista Quirós Segura (1919), del 20 de agosto al 2 de setiembre de 1919, y el gobierno transitorio de ocho meses, entre esa fecha y el 8 de mayo de 1920, de don Francisco Aguilar Barquero (1919-1920), hasta llegar al nuevo gobierno constitucional de don Julio Acosta García (1920-1924).

Aunque no tenemos datos que relacionen el asunto con nuestro tema, bien podemos pensar que las gravísimas vivencias durante la pandemia mundial de la así llamada “gripe española”, sufrida en Costa Rica especialmente entre finales de febrero y marzo de 1920, también habrá representado dificultades para la marcha del proceso de creación de la Provincia Eclesiástica.

Un enorme imprevisto por superar fue el fallecimiento de Mons. Stork Werth, el 12 de diciembre de 1920, en su natal Alemania, luego de la referida visita “ad limina” y apenas dos meses antes de la creación de la Provincia Eclesiástica, cuando probablemente su nombramiento como primer Arzobispo Metropolitano estaría resuelto; lo cual implicó cambiar el proyecto original, pues según todas las propuestas presentadas hasta el momento, iban en la dirección de que él sería el primer Arzobispo.

Esa era la práctica casi habitual de la Santa Sede. Por mencionar sólo los casos de nuestro cercano entorno. Así sucedió en El Salvador, con Mons. Antonio Adolfo Pérez Aguilar (1888-1926), Obispo de San Salvador desde 1888 y luego primer Arzobispo Metropolitano (1913-1926). En Honduras, con Mons. José María Martínez Cabañas (1902-1921), que de Obispo de Comayagua desde 1902 pasó a ser el primer Arzobispo Metropolitano de Tegucigalpa (1916-1921) –pues fue trasladada la sede–, lo mismo que el costarricense Mons. Dr. Antonio del Carmen Monestel Zamora (1915-1921), que de Obispo coadjutor de Comayagua desde 1915 pasó a ser Arzobispo coadjutor de Tegucigalpa (1916-1921). Y, luego, en Panamá, con el también costarricense Mons. Guillermo Rojas Arrieta C.M. (1912-1933) que de Obispo de Panamá desde 1912, pasó a ser el primer Arzobispo Metropolitano, el 14 de diciembre de 1925. Excepción fue el caso de Nicaragua, en donde al erigirse la Arquidiócesis de Managua en 1913 se nombró directamente al primer Arzobispo Metropolitano, Mons. José Antonio Lezcano Ortega (1913-1952), mientras que, al entonces Obispo de León, Mons. Simeón Pereira Castellón (1902-1921), se le dio el título de Arzobispo Titular de Cyzicus, conservando su antiquísima sede original.

Y se une también la muerte del Internuncio Mons. Marenco, en Turín, Italia, el 22 de octubre de 1921, apenas ocho meses después de la creación de la Provincia Eclesiástica, dos meses después de la ordenación episcopal del primer Arzobispo y de la toma de posesión del primer Obispo de Alajuela en agosto de 1921 y estando aún pendiente la designación definitiva del Vicario Apostólico de Limón. El representante pontificio fue sustituido hasta un año después, en octubre de 1922, por el nuevo Internuncio Mons. Ángelo Rotta (1922-1925).

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes semestrales, es muy fácil, solo ingrese en este enlace.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad