Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 22 Octubre 2020
Suscribase aquí

La extraordinaria obra social que algunos se niegan a ver

By Sofía Solano Gómez. Julio 16, 2020

Una institución de bien social como no hay otra en Costa Rica. Eso es la Asociación Obras del Espíritu Santo, una obra de la Iglesia Católica a favor de los pobres del país, nacida por la inspiración de Dios en el corazón del sacerdote arquidiocesano Sergio Valverde y mantenida por la entrega y la solidaridad de miles de voluntarios y bienhechores.

Actualmente ha incrementado el número de beneficiarios por la crisis pandémica, al menos 100 mil personas se benefician de su trabajo, 72 mil de las cuales son niños en situación de riesgo social.

En sus instalaciones en el Barrio Cristo Rey en San José hay un comedor con atención a cerca de 1.500 personas diariamente. Anterior a la emergencia nacional por el Covid-19 se brindaba la atención personal todos los días mañana, tarde y noche, no obstante, ahora no se encuentra habilitado, sino que igualmente todos los días se entregan los alimentos para que las personas se los lleven a sus casas.

Por medio de campañas se brinda atención médica y odontológica, de igual manera hay un consultorio legal, que actualmente no está funcionando dadas las medidas sanitarias. Hay también un Centro Diurno para Adultos Mayores para aproximadamente 150 beneficiarios, a quienes ahora se les visita en sus casas y se les entrega un diario de comida.

Igualmente se entregan paquetes de alimentos de forma regular en las comunidades marginales de la capital y hasta se llevan a las diócesis alejadas para ser entregados a las familias que los necesitan.

La obra también posee un Centro Educativo y una guardería para niños de escasos recursos cuyos padres salen a trabajar, la cual recibe a alrededor de 200 pequeños, así como el albergue para menores de edad que por diversas razones han sido separados de sus familias.

Hay proyectos como un restaurante que atiende las 24 horas y que ahora brinda servicio exprés, hay también una tienda y un bazar. Incluso, un ministerio dentro de la obra reparte frutas y verduras un día a la semana a familias de escasos recursos.

La Asociación tiene un zoológico llamado Parque El Arca de Noé, con carruseles y piscinas, actualmente cerrado al público por la pandemia, que sirve para llevar alegría a los niños que no tendrían otra forma de divertirse.

Uno de los proyectos actuales más ambiciosos de la Asociación es la construcción de dos torres de siete pisos para atender a más de 700 jóvenes en riesgo social.

A pesar de la magnitud de esta obra social, en abril AOES reportó una baja en las donaciones en un 70% desde que inició la emergencia nacional por la pandemia del Covid-19.

Con ello solicitó la donación de alimentos no perecederos y el apoyo económico a través de sus cuentas bancarias. También gestionó ante los diputados la transferencia de ¢162 millones que la Junta de Protección Social acumuló desde el 2009 para la Casa Hogar Tía Tere, una entidad pública no estatal que ya no existe jurídicamente.

Dichos fondos fueron aprobados en primer debate, no sin antes recibir la crítica de algunos legisladores y generadores de opinión históricamente opuestos a la labor de la Iglesia.

Según especifica el expediente 21.423, dichos recursos serán asignados al cuido y atención directa de menores en condición de pobreza y pobreza extrema, a fin de sufragar gastos en rubros tales como alimentación, servicios públicos, planta física, vestido y textiles, salud, recreación, menaje, capacitaciones, gastos administrativos y salarios.

Usted también puede ayudar a esta obra social a través de Sinpe móvil, al 8367-7000.

Reciba primero nuestras informaciones suscribiéndose a la edición digital del Eco Católico, haciendo click en este enlace.

Last modified on Jueves, 16 Julio 2020 20:10

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad