Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 13 Junio 2021
Suscribase aquí

El perdón no es un sentimiento, es una decisión

By Junio 10, 2021

El perdón es el acto más misericordioso y de caridad cristiana que podemos hacer cuando una persona nos ha perjudicado. Errar es de humanos, y perdonar nos libera de ataduras, resentimientos y rencores, el hacerlo nos hace caminar livianos, tranquilos y en paz.

La Palabra de Dios es muy clara, es sumamente necesario que perdonemos, nadie en la tierra ha padecido más que Cristo. Es dificil; pero no imposible, por eso debemos compreder que el perdón no es un sentimiento sino una decisión.

Elegir el perdón significa que acercarse a Dios de rodillas para recibir la fuerza de perdonar. Esto es elegir y no permitir que pensamientos de odio y rencor gobiernen el corazón.

¿Borra el perdón el dolor que se ha sufrido? ¿Revierte todas las cosas que han sucedido? ¿Significa entonces, que la persona que cometió la injusticia no necesita tomar responsabilidad de las cosas que realizó?

La respuesta es no, pero el perdón libera de todos esos pensamientos de odio y rencor, y así mismo de la carga que se lleva. El perdón no es solo para la persona que lo recibe, sino también para quien lo da, pues lo libera de una carga.

Sólo desde la perspectiva de Dios podemos comprender que incluso lo que parece imperdonable puede ser perdonado, porque “no hay límite ni medida en el perdón, especialmente en el divino”.

El hombre si realmente desea perdonar, debe vincularse a Dios. Sólo así se explica, por ejemplo, el testimonio de San Juan Pablo II que sacudió a la humanidad cuando, a los pocos días del atentado del 13 de mayo de 1981, en cuanto salió del hospital, visitó personalmente a su agresor, Ali Agca, lo abrazó, y posteriormente comentó: “Le he hablado como se le habla a un hermano que goza de mi confianza, y al que he perdonado”.

 

¿Qué actitudes nos disponen a perdonar?


Amor: Si no perdono al otro, de alguna manera le quito el espacio para vivir y desarrollarse sanamente. En otras palabras, le mato, en sentido espiritual. Cuando concedemos el perdón, ayudamos al otro a volver a la propia identidad, a vivir con una nueva libertad y con una felicidad más honda.


Comprensión: Perdonar es tener la firme convicción de que en cada persona, detrás de todo el mal, hay un ser humano vulnerable y capaz de cambiar. Significa creer en la posibilidad de transformación y de evolución de los demás.

 

Generosidad: Perdonar exige un corazón misericordioso y generoso. Significa ir más allá de la justicia. Hay situaciones tan complejas en las que la mera justicia es imposible. El perdón trata de vencer el mal por la abundancia del bien. Es por naturaleza incondicional, ya que es un don gratuito del amor, un don siempre inmerecido.

 

Humildad: El perdón es un acto de fuerza interior, pero no de voluntad de poder. Es humilde y respetuoso con el otro. No quiere dominar o humillar. Quien demuestra la propia irreprochabilidad, no ofrece realmente el perdón. Enfurecerse por la culpa de otro puede conducir con gran facilidad a la represión de la culpa de uno mismo. Debemos perdonar como pecadores que somos, no como justos, por lo que el perdón es más para compartir que para conceder.


Abrirse a la gracia de Dios: Un cristiano nunca está solo. Puede contar en cada momento con la ayuda de Dios y experimentar la alegría de ser amado. Siempre es Dios quien ama primero y es Dios quien perdona primero. Es Él quien nos da fuerzas para cumplir con este mandamiento cristiano que es, probablemente, el más difícil de todos: amar a los enemigos, perdonar a los que nos han hecho daño. Pero, en el fondo, no se trata tanto de una exigencia moral cuanto de un imperativo existencial: si comprendes realmente lo que te ha ocurrido a ti, no puedes menos que perdonar al otro. Si no lo haces, no sabes lo que Dios te ha dado. Ninguna experiencia que adquirimos es en vano.

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes semestrales, es muy fácil, solo ingrese en este enlace.

Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad