Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 13 Junio 2021
Suscribase aquí

¿Le cuesta rezar el Rosario?, aquí tiene algunos consejos

By Junio 02, 2021

Qué regalo más bonito podemos hacerle a la Madre de Jesús si rezamos en familia el Santo Rosario. Además, atenderemos una solicitud especial hecha por el Papa Francisco, de pedir la intercesión de la Santísima Virgen por el fin de la pandemia de Covid-19.

Aunque tengamos muchas obligaciones, escaso tiempo y estemos agobiados por los problemas de la vida, recemos el Rosario para que la Virgen con su intercesión nos allane el camino, nos ilumine y nos transmita paz y tranquilidad para encarar las adversidades de una mejor forma.

Dice la frase que familia que reza unida, permanece unida. Por eso, debemos generar un buen clima en la familia, encontrar la hora adecuada y rezarlo con ganas y alegría, así a los niños también lo rezarán con amor.

El hábito de rezar el Rosario todos los días es un modo de asegurar un contacto diario con la Virgen María, de expresarle todo el afecto, veneración y gratitud.

El Rosario es además una oración que ayuda a unificar e integrar toda la vida y a ponerla en manos de Jesús y María, pues a lo largo de los misterios podemos ir poniendo en sus manos las personas que llevamos en el corazón, la familia, los amigos, la Iglesia, la nación, la humanidad, la misión, el trabajo, las preocupaciones e intenciones personales.

El Rosario es un arma poderosa. Rezándolo con esta certeza de fe, obtenemos abundantes gracias a través de las manos de María. La paz del mundo es una intención particularmente querida por María. Otra intención muy especial y que, como dice San Juan Pablo II, requiere hoy “urgente atención y oración”, es la familia.

San Juan Pablo II decía que “es hermoso y fructuoso confiar también a esta oración el proceso de crecimiento de los hijos. ¿No es acaso, el Rosario, el itinerario de la vida de Cristo, desde su concepción a la muerte, hasta la resurrección y la gloria?

Hoy resulta cada vez más difícil para los padres seguir a los hijos en las diversas etapas de su vida. En la sociedad de la tecnología avanzada, de los medios de comunicación social y de la globalización, todo se ha acelerado, y cada día es mayor la distancia cultural entre las generaciones. Los mensajes de todo tipo y las experiencias más imprevisibles hacen mella pronto en la vida de los  chicos y los adolescentes, y a veces es angustioso para los padres afrontar los peligros que corren los hijos.

Con frecuencia se encuentran ante desilusiones fuertes, al constatar los fracasos de los hijos ante la seducción de la droga, los atractivos de un hedonismo desenfrenado, las tentaciones de la violencia o las formas tan diferentes del sinsentido y la desesperación.

Rezar con el Rosario con los hijos, educándolos desde su tierna edad para este momento cotidiano de “intervalo de oración” de la familia, no es ciertamente la solución de todos los problemas, pero es una ayuda espiritual que no se debe minimizar.

 

Algunos consejos útiles

 

Tener el Rosario siempre en el bolsillo
Todo católico debe tener siempre un Rosario en su bolsillo. Existe el denario con sólo diez cuentas y que puede transportarse fácilmente. Siempre que busque un pañuelo o unas llaves antes de salir, recuerda también llevar el Rosario de Jesús y María.

 

Aproveche el tiempo libre para rezar
En la vida cotidiana siempre hay un “tiempo libre” que podremos aprovechar para rezar el Rosario: cuando esperamos la consulta médica, un bus, una llamada importante, entre otros. Y si por alguna razón una persona no desea mostrarse en una “sala de espera” como católico practicante, también puede utilizar sus manos: tenemos diez dedos, para contar con ellos los Avemarías.

 

Rece mientras hace los quehaceres y el deporte

Muchas actividades no requieren pensar mucho, porque las hacemos mecánicamente. Cuando se pica la cebolla, se tiende la ropa o se lava el carro también se puede rezar el Rosario. Así como cuando las personas que se aman piensan en el otro sin importar la actividad que realicen, el Rosario ayuda a permanecer en sintonía con el corazón de Jesús y María. Esto también funciona para muchos deportes: correr, andar en bicicleta o nadar son actividades en las que se puede rezar el Rosario al ritmo de la propia respiración.

 

Conecte cada misterio con una intención

No siempre se tiene que rezar el Rosario de corrido. A menudo puede ser útil conectar cada misterio con una preocupación particular: mi madre, un amigo, el Papa, los cristianos perseguidos. Cuanto más específico sea, mejor. La alabanza y dar gracias a Dios no deben tampoco estar ausentes.

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes semestrales, es muy fácil, solo ingrese en este enlace.

Last modified on Miércoles, 02 Junio 2021 14:51
Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad