Face
Insta
Youtube
Whats
Martes, 23 Julio 2024
Suscribase aquí

Nada es más honorable que un corazón agradecido

By Willy Chaves Cortés, OFS Orientador Familiar UJPll / Especialista en Liderazgo Transformacional, LEAD University . Julio 02, 2024

La gratitud, descrita como agradecimiento y gratitud, deriva de la palabra latina gratus, que significa gentileza, gracia o agradecimiento. Se considera una respuesta positiva y un agradecimiento espontáneo en respuesta a lo que los individuos reciben de otros, tangible o intangible.

La gratitud engloba la disposición de las personas a percibir la bondad que reciben y se practica cada vez más como valor en diversas culturas. Las personas pueden expresar su gratitud a través de regalos, ayuda, favores o generosidad entre unos y otros. La gratitud puede describirse como una emoción, mientras que algunos estudios sugieren que es un proceso.

Siempre me encantó practicar el valor de la gratitud, en mi niñez encontré mucha generosidad en personas externas a mi grupo familiar que me ayudaron, me quisieron me protegieron, aun en mi vida de adulto tengo mucha gratitud hacia personas que me han tendido la mano en momentos de necesidad y angustia. Tuve la bendición de tener siempre mujeres como jefas las cuales me demostraron empatía solidaridad, respeto, por ellas a excepción de una que se convierto en un trauma, guardo un sincera y eterna gratitud.

El proceso de la gratitud

La primera parte del proceso es la afirmación de la bondad cuando las personas se dan cuenta de lo bueno que les rodea. La segunda consiste en reconocer una fuente externa de bondad otras personas, el destino, el mundo natural o un poder superior, lo que significa reconocer que una persona ha logrado un resultado positivo y que una fuente externa ha dado lugar a ese resultado.

La historia de la gratitud

 La gratitud se estudia en varias religiones y ha sido tema de interés para filósofos antiguos, medievales y modernos. El estudio de la gratitud comenzó en 1998, cuando Martin Seligman introdujo el concepto de psicología positiva en la psicología social.

La psicología positiva se centra en reforzar los rasgos positivos. El estudio de la gratitud investiga las diferencias individuales en la forma de experimentar la gratitud, la gratitud rasgo, y la respuesta de gratitud a corto plazo, la gratitud estado.

Altruismo y gratitud

Sin embargo, antes de introducir la psicología positiva, Robert Trivers introdujo la teoría del altruismo recíproco en 1971. La teoría sugiere que la gratitud regula la respuesta de las personas a los actos altruistas de los demás, lo que motiva la respuesta del individuo.

El investigador de la gratitud Michael McCullough ha explicado que la gratitud puede alertar a las personas de los beneficios que reciben de los demás, inspirándoles a corresponder al sentimiento de aprecio.

La reciprocidad, por tanto, ha sido un concepto fundamental en la evolución de la gratitud. La capacidad de los seres humanos para expresar emociones a través de la reciprocidad, el altruismo y el lenguaje va de la mano de la expresión de la gratitud.

La definición de gratitud y su práctica también están evolucionando en los individuos y las culturas, y la gratitud se considera actualmente un valor o emoción universal.

Endeudamiento frente a la gratitud

Muchas personas confunden los sentimientos de deuda y gratitud. Aunque ambas emociones se producen en respuesta a los favores o la ayuda de otros, dan lugar a acciones diferentes. Por ejemplo, las personas que se sienten en deuda se sienten obligadas a devolver el favor a una persona.

 En cambio, una persona que siente gratitud quiere mejorar su relación y buscar a su benefactor. La diferencia entre gratitud y endeudamiento puede verse en un estudio que investigó los sentimientos de los adolescentes emigrantes hacia sus padres.

Los resultados demostraron que el propósito de la gratitud es servir, y el endeudamiento supone un reto para las relaciones intergeneracionales tras la migración. También se descubrió que cuando los individuos esperan más del benefactor, la gratitud del beneficiario disminuye mientras que el endeudamiento aumenta.

La gratitud es un efecto dominó. Una persona que experimenta gratitud es más propensa a reconocer la ayuda de otros individuos y corresponder a esa ayuda, al tiempo que refuerza su vínculo o relación. Por el contrario, cuando los individuos se sienten en deuda, no corresponden a la emoción de agradecimiento ni a la conexión social.

La importancia de la gratitud

Los efectos positivos de expresar y experimentar gratitud son infinitos. Los estudios sobre la felicidad demuestran que la gratitud aumenta la felicidad y favorece la salud psicológica y física, especialmente entre las personas con problemas de salud mental. Las personas que expresan gratitud tienen un mayor bienestar subjetivo, un sentido de propósito, un mayor control sobre sus vidas y una mejor salud mental.

La gratitud puede ayudar a las personas a afrontar las crisis. Cultivar la gratitud crea un sistema inmunológico psicológico que amortigua las caídas.

Las pruebas científicas demuestran que las personas agradecidas son más resistentes a los grandes trastornos personales o a los problemas cotidianos.

Recordar el sufrimiento, el dolor, la pérdida y la tristeza y reflexionar sobre dónde se encuentran las personas en el momento presente puede evocar un sentimiento de gratitud.

Las personas que demuestran gratitud contrastan los momentos positivos con los más difíciles del pasado, lo que mejora su bienestar general.

Este proceso permite a las personas afrontar los retos y las adversidades con gratitud y cultivar el sentido del agradecimiento, lo que les hace sentirse agradecidas.

Gratitud y Salud Mental

La gratitud tiene varios beneficios para la salud psicológica o mental de una persona. En primer lugar, la gratitud ayuda a aliviar el dolor y el estrés. Las partes del cerebro vinculadas a la gratitud son redes neuronales o "redes mu opioides" que se encienden cuando los individuos experimentan placer o socializan con otros.

Las redes neuronales también están conectadas a otras áreas del cerebro que regulan y controlan las emociones básicas, incluidos los niveles de excitación y frecuencia cardiaca asociados a la reducción del dolor y el alivio del estrés.

La disminución de los niveles de estrés y dolor puede conducir a una mejora de la salud mental de las personas y se asocia a una mayor práctica de la gratitud.

Además, la gratitud también puede ayudar a las personas con depresión. La investigación demuestra que practicar la gratitud altera la función cerebral induciendo cambios estructurales en partes del cerebro que están activas durante la depresión.

 Además, los estudios demuestran que una intervención de gratitud aumenta con éxito la resiliencia mental en los adultos mayores.

Las personas agradecidas son más conscientes de la bondad que les rodea, lo que ayuda a acentuar los sentimientos de emoción positiva, felicidad y optimismo.

 Practicar la gratitud ayuda al cerebro a reaccionar más sensiblemente a la experiencia de gratitud en el futuro, lo que se traduce en una salud mental significativamente mejor.

La gratitud afirma las emociones positivas en las personas y desvía la atención de sentimientos negativos como la envidia y el resentimiento, aumentando la resiliencia mental y minimizando la probabilidad de rumiar.

Las emociones negativas son un sello distintivo de la depresión. Por lo tanto, las personas agradecidas tienen menos probabilidades de sufrir depresión. Además, las personas que practican la gratitud experimentan emociones más positivas, sufren menos estrés, son menos propensas a padecer insomnio y tienen sistemas inmunitarios más fuertes. El que da, se olvida: el que recibe, debe recordar.

 

 

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Dignitas Infinita
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad