Face
Insta
Youtube
Whats
Sábado, 26 Noviembre 2022
Suscribase aquí

La oración ayuda a entender el plan de Dios en nuestra vida

By Noviembre 23, 2022

La oración diaria trae bendición para ti, tu familia y por todos aquellos por quien oras. También trae paz y ayuda a entender el plan de Dios para nuestra vida.

En esa oración, Dios nos ayudará a entender mejor el propósito en nuestra vida, por ejemplo, cuando se ora en privado, se pueden procesar y resolver situaciones difíciles. Dios siempre nos escucha y a menudo nos proporciona respuestas y la guía que buscamos.

Sin embargo, en ocasiones nuestra oración se convierte en una especie de pedidos egoístas que le hacemos a Dios, por ejemplo, quiero sacarme un 100 en el examen, pero no estudié, quiero un mejor trabajo; pero no me esfuerzo por hacerlo, pedimos solamente por aquello que nos da placer.

Dios ya sabe todas nuestras necesidades antes de que nosotros se las podamos pedir. Dios está al tanto de todo lo que necesitamos. Ahora, ¿por qué tengo que orar si Dios ya sabe lo que necesito? 

No oro porque voy a enseñarle a Dios algo ni para convencerlo. Lo hago porque en la oración encontramos fortaleza. Cuando oramos tenemos la promesa de que la oración verdadera es oída, aunque no lo parezca.

A veces tenemos el lujo de pasar tiempo en oración, y a veces solo podemos dar una oración rápida al Dios del cielo. Podrías ser llamado a la oficina del director. Podrías ser llamado a la oficina de tu jefe. Podrías ser llamado a la oficina del presidente y vas diciendo "Señor, dame sabiduría. Dame las palabras apropiadas en el momento apropiado". Hemos visto al Señor responder oraciones como esa. Ora todo el tiempo, en todas partes.

La oración nos sirve para vencer el desánimo y la depresión hay que reconocer que en nuestro caminar en Cristo, en algún punto el desánimo llega, y es algo casi inevitable, un pasaje en la Biblia nos decía ¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oraciónPor medio de la oración, Dios nos quita todo desánimo y depresión, por eso si estás pasando por un momento de desánimo, no dejes de orar, recuerda que nuestra cura es la oración.

La oración cuida nuestra mente, pues la mente determina toda la trayectoria de la vida: ¿cuáles son las metas que busco y los valores que rigen la búsqueda?, ¿cómo empleo mi tiempo e invierto mi dinero?, ¿cómo actúo en la familia y en el trabajo, cómo es mi vida social, política y cultural? Todo lo que digo y hago, lo determina una mente que está de acuerdo con Dios. La transformación de nuestra vida empieza en nuestra manera de pensar.

Cuando buscamos al Señor, Él se convierte en nuestro refugio. Dios entiende nuestras debilidades, y nos invita a acudir a Él con todas nuestras preocupaciones. Es en la intimidad de la oración que aprendemos a conocer su fidelidad, su compasión y su amor.

Entonces podemos decir, como David: “Dios mío, en ti confío” (Salmo 25.2). Cuando oramos reconocemos que nosotros no podemos por nosotros mismo. Al mismo tiempo, confiamos en que Él nos dará todo lo que necesitamos para que nosotros hagamos lo que nos corresponde conforme a la Palabra.

Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Peregrinacion de Fe
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad